El ronquido es según el diccionario “un sonido que tiene lugar durante el sueño por la vibración de las estructuras nasoorales“. Pero es mucho más que eso, para el que duerme al lado de un/a roncador/a puede ser terrible, ya que impide conciliar el sueño o mantenerlo y para el que lo sufre puede entrañar un peligro si conlleva apnea obstructiva del sueño. En cualquier caso, no permite un buen descanso. Te proponemos estos 7 remedios caseros para no roncar.

7 remedios caseros para no roncar

1. Cambiar de posición

La posición supina al dormir propicia los ronquidos, ya que la musculatura de la garganta queda en una posición que hace que esta se estreche. Al estrecharse produce vibraciones cuando pasa el aire de la respiración. Si se cambia y se duerme de lado, el aire correrá más fácilmente y se evitarán los ronquidos.

2. Cambiar las sábanas frecuentemente

Si durante el día no tienes problemas respiratorios y al acostarte empiezas a congestionarte, puede tratarse de un problema alérgico. Los ácaros del polvo que viven en las sábanas pueden producirte la alergia. En estos casos es conveniente cambiar la ropa de cama con mucha frecuencia.

7 remedios caseros para no roncar

3. Usar productos con mentol

El mentol tiene el efecto de abrir las fosas nasales cuando lo respiramos. Si tus ronquidos son leves, quizá te baste con untar un poco de aceite de mentol alrededor de las fosas nasales o simplemente usar un enjuague bucal a base de menta.

4. Pelota de tenis

Como hemos dicho antes, hay que evitar dormir boca arriba. Uno de los remedios caseros para conseguirlo es meter una pelota de tenis en un calcetín y coserlo a la parte trasera de la zona superior del cuerpo del pijama. Así cuando intentemos volver a la posición supina notaremos la bola y volveremos automáticamente a dormir de lado. También puedes usar una camiseta con bolsillo, introducir en él la pelota y ponértelo con la parte delantera a la espalda.

Pelota de tenis Como hemos dicho antes, hay que evitar dormir boca arriba. Uno de los remedios caseros para conseguirlo es meter una pelota de tenis en un calcetín y coserlo a la parte trasera de la zona superior del cuerpo del pijama. Así cuando intentemos volver a la posición supina notaremos la bola y volveremos automáticamente a dormir de lado. También puedes usar una camiseta con bolsillo, introducir en él la pelota y ponértelo con la parte delantera a la espalda.

5. Levantar la cabecera

Otro truco casero para no roncar consiste en levantar la cabecera del lecho unos 10 cm. Con esto conseguiremos que la lengua no obstruya las vías respiratorias y si éste era el problema, dejaremos de roncar.

6. Evitar el alcohol

Si roncamos es importante evitar el alcohol durante las cuatro horas previas a irnos a dormir, ya que éste reduce el tono muscular de la garganta. También deberíamos evitar las comidas copiosas y la ingesta de alimentos tres horas antes de acostarnos. Si hay algún tipo de reflujo gástrico, éste podría afectar a nuestra respiración y produciríamos sonidos.

Pelota de tenis Como hemos dicho antes, hay que evitar dormir boca arriba. Uno de los remedios caseros para conseguirlo es meter una pelota de tenis en un calcetín y coserlo a la parte trasera de la zona superior del cuerpo del pijama. Así cuando intentemos volver a la posición supina notaremos la bola y volveremos automáticamente a dormir de lado. También puedes usar una camiseta con bolsillo, introducir en él la pelota y ponértelo con la parte delantera a la espalda.

7. Enjuague nasal y humidificador

También podemos utilizar un enjuague nasal con una solución salina. Ésta hará que queden limpias de residuos e impurezas de la nariz y las vías nasales. También podemos utilizar un humidificador para conseguir respirar por la nariz. La nariz tapada crea una especie de pequeño vacío en la garganta que produce ronquidos cuando respiramos por el efecto en el velo del paladar y la lengua. Con el humidificador se abren las vías respiratorias, siendo especialmente útil en caso de ronquidos por alergias o constipados.

Si conoces más remedios caseros para no roncar, ¡compártelos con nosotros! Si te ha interesado este artículo, quizá quieras leer el post: Y tú ¿también dejas de RESPIRAR por la noche?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here