A todos nos ha pasado al menos una vez. Se nos duermen los pies, o las manos, de forma inesperada. Queremos tener el control de nuestro cuerpo, pero no podemos, como si de una extraña parálisis del sueño se tratara, solo que enfocada en nuestros pies. No te preocupes, pues en la mayoría de los casos se trata solo de un hecho aislado que no nos continuará afectando a lo largo de la vida y que pronto desaparece. Sin embargo, nos sigue causando curiosidad la forma en la que ocurre esto. ¿Tienes idea de por qué se duermen los pies? En Supercurioso te contamos a qué se debe esta extraña reacción de nuestro cuerpo. ¡Acompáñanos a descubrirlo!

¿Sabes por qué se duermen los pies?

¿Sabes por qué se duermen los pies?

El adormecimiento o el hormigueo en distintas zonas de nuestro cuerpo, principalmente manos, brazos, piernas y pies, es una sensación habitual que podemos experimentar con poca regularidad. La mayoría de las veces las razones por las que esto pasa no son realmente graves y, realmente, carecen de gran importancia. No obstante, esto no siempre es así, ya que el entumecimiento de algunas partes de nuestro cuerpo, sobre todo si esto se presenta con alta frecuencia, puede ser un indicador de que algo más serio anda mal.

Es por ello que es importante entender por qué se duermen los pies, así como otras partes de nuestro cuerpo. Otra cuestión que hay que entender al respecto es que no necesariamente existe un motivo único para esto, sino que puede haber múltiples causas. Entonces, ¿por qué se duermen los pies? Entre las razones más habituales se pueden encontrar alteraciones neurológicas o problemas vasculares, pero también pueden ser problemas más sencillos de solucionar como una postura inadecuada o un tipo de calzado inadecuado, entre otras curiosidades de los pies. Vamos a conocer un poco más al respecto.

1. Causas neurológicas

Los problemas neurológicos son aquellos que están relacionados con conflictos en la conducción nerviosa y la estructura encargada de transmitir señales a nuestro cerebro. Como ya sabrás, son nuestros nervios los que envían y reciben información de nuestro cerebro, y cuando estas conexiones se encuentran dañadas o afectadas de algún modo esta transmisión de información se dificulta. Por ello, si tus pies se duermen con regularidad una de las posibles causas es que algún nervio no esté funcionando adecuadamente y, por lo tanto, la conexión entre ciertas partes de tu cuerpo y tu cerebro se encuentren parcialmente dañadas, lo que impida que a veces puedas mover adecuadamente tus extremidades.

2. Causas vasculares

Los problemas vasculares también pueden derivar en el adormecimiento de algunas de nuestras extremidades y, principalmente, los pies. Problemas como la arterioesclerosis, trombosis o microcirculación pueden causar que se duerman algunas de tus extremidades. Estos son, en esencia, problemas de circulación de la sangre en tu cuerpo, y cada uno de ellos debe ser tratado con un médico especialista en el área. Sin embargo, también puede ocurrir, como lo veremos más adelante, que un problema vascular sea causado por algo mucho más simple de resolver, como el uso de un calzado inadecuado, o mantenerse en una posición inadecuada durante mucho tiempo. En todo caso, una solución a corto plazo para mejorar la circulación de tus pies puede ser masajearlos un poco. Vamos a conocer otras causas de por qué se duermen los pies.

3. Problemas de postura

Los problemas de postura son otro tipo de causas vasculares, aunque estas son mucho más fáciles de solucionar. Seguro alguna vez te ha pasado que has dormido sobre tu brazo y te despiertas sin poder moverlo adecuadamente: esto sucede porque la posición en la que estás impide la buena circulación de la sangre en tu brazo y este, por lo tanto, termina por dormirse. Lo mismo puede ocurrir con nuestros pies. La buena noticia es que este problema es mucho más sencillo de solucionar: basta con identificar esas posiciones que desmejoran la circulación en la sangre de nuestras extremidades y empezar a corregirlas. Si haces esto adecuadamente, entonces muy pronto dejarás de sufrir de pies dormidos. Sin embargo, si cambias de posturas y el problema persiste entonces lo recomendable es que acudas al médico.

4. Artritis reumatoide

Artritis reumatoide

Otra de las causas de por qué se duermen los pies es la artritis reumatoide. De hecho, el 90% de las personas que padecen artritis reumatoide pueden presentar este problema en los pies prácticamente desde el inicio de la enfermedad. El síntoma más evidente en este caso es la molestia en la parte superior del pie, la cual se intensifica al caminar o al ejercer presión sobre el pie. En caso de artritis reumatoide, o de sospechar que la tienes, te recomendamos consultar con tu médico de confianza y, además, te recomendamos consumir jengibre en distintas presentaciones, ya que se ha confirmado que son muchos los beneficios del jengibre para combatir los dolores en la artritis.

5. Calzado inadecuado

Ya te hablamos de cómo el causado inadecuado puede ser una de las causas en el apartado de causas de origen vascular, sin embargo queríamos ahondar un poco más a este respecto. Un calzado inadecuado puede afectarnos profundamente, tanto a corto como a largo plazo. A corto plazo experimentaremos dolor en el pie, o entumecimiento de los pies, y, por supuesto, también es una de las respuestas a la pregunta a por qué se duermen los pies. Es por ello que es importante siempre procurar zapatos lo suficientemente cómodos y amplios para nuestras necesidades, puesto que a largo plazo, si no usamos los zapatos adecuados, podemos terminar afectando profundamente no solo nuestros pies, sino nuestra postura corporal y nuestra forma de caminar.

Qué hacer si mis pies se duermen constantemente

Qué hacer si mis pies se duermen constantemente

Pues, bien, ya hemos respondido a la pregunta de por qué se duermen los pies, pero ahora es momento de que veamos qué debemos hacer si nuestros pies se duermen constantemente. Lo primero que debemos entender es que las causas que mencionamos aquí son las más comunes, pero no necesariamente las únicas. De hecho, nuestro cuerpo es un organismo complejo y enrevesado, por lo cual incluso cuando una de estas causas sea la que origina el problema, por ejemplo una causa de origen vascular, esta causa, a su vez, puede estar asociada con un problema más profundo. En este mismo sentido, lo responsable en estas circunstancia es siempre acudir al médico, pues solo él sabrá cómo identificar y tratar el problema adecuadamente.

En todo caso, si no se trata de un problema recurrente te recomendamos no preocuparte demasiado por ello. Solo si ocurre con una frecuencia mucho mayor a la normal deberás acudir al médico. Eso sí, este es un asunto que hay que tratar con responsabilidad, pues aunque se trate de una incomodidad relativamente simple y que puede que no te afecte demasiado, al menos al principio, las causas pueden estar relacionadas con problemas de fondo mucho más profundos, por lo cual lo ideal es identificar qué está pasando con nuestro cuerpo.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre por qué se duermen los pies? ¿Alguna vez te ha pasado esto? Y, ¿conoces a alguien que sufra de este problema constantemente? Si es así, no dudes en compartirle este artículo. Y recuerda dejarnos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here