Tener dos pupilas, ¿eso es acaso posible? Como nos gustan tanto las cosas extrañas y todo aquello que despierte la curiosidad, descubrimos algo que sin duda te impresionará. ¿Sigues con nosotros?

¿Es posible tener dos pupilas en un mismo ojo?

Como seguro sabes, la pupila es un orificio pequeñito ubicado en la parte central del iris por donde entra la luz al interior del ojo; este orificio se dilata y contrae de acuerdo a la claridad circundante, y aparentemente siempre es negro. Se encarga de regular la luz que le llega a la retina, y todos tenemos dos, una en cada ojo. Se mueven gracias a dos músculos, los esfínteres de la pupila, que la abren y la cierran.

Ahora bien, tener dos pupilas suena a ciencia ficción, a algo que verías en películas hollywoodenses y que, por supuesto, sería un rasgo distintivo de seres no humanos, o de procesos evolutivos para adaptarnos a situaciones extremas y apocalípticas.

Pero no, tener dos pupilas, si bien es una condición extremadamente rara, no es imposible, y tiene un nombre médico: policoria. E incluso existe una condición algo más común llamada pseudopolicoria. Pero, ¿de qué se trata?

La policoria, la verdadera, es una enfermedad en la que la persona afectada presenta dos o más pupilas en un mismo ojo, contenidas en el mismo iris; y no sólo eso, sino que cada una tiene sus propios músculos esfínteres que las hacen, a cada una, capaces de funcionar independientemente.

Por el contrario, con la pseudopolicoria, las pupilas no son independientes, son más bien otros pequeños agujeros dentro del iris, y se mueven con los mismos músculos esfínteres. Obviamente no funcionan como pupilas verdaderas.

¿Es posible tener dos pupilas?

A pesar de lo extraño de esta condición, o precisamente por eso, a lo largo de la historia sólo un puñado de personas aparentemente ha sufrido de policoria, o de “pupula duplex”, que significa literalmente pupila doble. Claro que ha sido mencionada en la literatura, por ejemplo en las Metamorfosis de Ovidio, donde el mito se confunde con el mal de ojo. Y en el célebre Aunque usted no lo crea… de Robert Ripley, donde hay una mención directa a  esta enfermedad sufrida por un hombre en Mills, Kentucky, en 1931.

¿Es posible tener dos pupilas?

Otro “policórico” famoso sería Liu Ch’ung, ministro de estado chino que gobernó durante el siglo X; el rumor de que tenía dos pupilas surgió mucho después de su muerte, por lo que no hay tampoco un registro fidedigno del hecho. En realidad, los registros médicos son bastante escasos, y aunque reconocen su existencia –a pesar de no tener ni idea de por qué se origina–, los oftalmólogos coinciden en el carácter absolutamente raro de la policoria, aunque han llegado a la conclusión de que puede deberse a una condición congénita o aparecer por alguna otra enfermedad que afecte al iris directamente. En todo caso, la apariencia sería más bien de manchas alrededor del iris, más que pupilas claramente definidas.

¿Conoces a alguien que pueda tener dos pupilas? Por lo pronto, te recomendamos la lectura de nuestro artículo James Morris, el fantástico «hombre de goma».

2 Comentarios

  1. Editen esto, no hay pruebas medicas de la existencia de la condición que describen. Imcluso desde el mismo punto de vista anatómico es imposible que funcionen dos pupilas en un solo ojo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here