Seguro que recuerdas la primera vez que conociste a alguien, que quizá ahora es uno de tus mejores amigos, pero cuya primera impresión fue nefasta. Después descubriste que era una excelente persona y modificaste esa idea. En general, todos deseamos agradar a nuestros semejantes, pero hay rasgos y comportamientos que hacen que no gustemos de entrada y que dan una impresión negativa de nosotros en la primera impresión. Acompáñanos a conocer 7 de ellos que se dan tanto en el ámbito personal como cuando nos relacionamos a través de Internet.

7 Rasgos y comportamientos que hacen que no gustemos en una primera impresión

1. Tener demasiado amigos o muy pocos en Facebook

Según un estudio de 2008 realizado entre estudiantes universitarios voluntarios que vieron perfiles falsos de Facebook, éstos marcaron aquellas personas que les gustaban más y con las que desearían entablar amistad. Curiosamente, desconfiaron de los que tenían por debajo de 100 amigos y también los que tenían muchos más de 300.

7 Rasgos y comportamientos que hacen que no gustemos de entrada

2. Compartir hechos muy personales al poco tiempo de conocer a alguien

En un primer estadio es interesante para afianzar una relación compartir recuerdo de infancia o hablar de los pasatiempos favoritos, pero varios estudios apuntan que explicar hechos demasiado personales de entrada, hace que el interlocutor perciba al que habla como inseguro y aumente la desconfianza.

3. Preguntar demasiado a alguien y no compartir nada propio

La llamada “auto-revelación”, que conduce a la cercanía y a la confianza, ha de ser mutua. Si se pregunta demasiado y no se comparte nada propio es difícil que se inicie una buena y profunda relación y puede ser uno de los motivos que hacen que no gustemos de entrada.

7 Rasgos y comportamientos que hacen que no gustemos de entrada

4. Tu foto en redes sociales demasiado en primer plano

Según un estudio del Instituto Tecnológico de California, las fotografías en los perfiles de las redes sociales hechas a 45 cm., es decir en un primer plano en el que prácticamente solo cabe el rostro, son considerados menos fiables, competentes y atractivos que los que tomaron su imagen a una distancia aproximada d 1’30 m.

5. No sonreír

Varios estudios han demostrado que la gente que sonríe gusta más de entrada, y no solo eso, si has sonreído es más fácil que te recuerden después.

7 Rasgos y comportamientos que hacen que no gustemos de entrada

6. Ocultar las emociones

Según un estudio realizado por la Universidad de Oregón, las personas que muestran sus emociones son consideradas más agradables y extrovertidas que las que se contienen. En la investigación filmaron a personas, entrenadas para el experimento, viendo films emotivos y luego se los presentaron a los voluntarios preguntándoles con quienes querrían establecer amistad. Aquellos que demostraron emociones viendo las películas fueron los elegidos mayoritariamente.

7. Tener un apellido complicado

Nadie tiene la culpa del apellido que lleva, pero en 2012 se hizo un estudio en el que participaron varias universidades que demostró que la gente prefería y creía de entrada más fiable para ocupar un cargo político a una persona con un apellido más simple que otra con uno difícil de leer y pronunciar. ¿Curioso, no?

¿Qué te han parecido estos 7 motivos que pueden hacer que no gustemos de entrada? ¿Añadirías alguno más? Si te ha interesado este post, quizá quieras leer:

¿Sabes cuál es el mejor país para hacer amigos y encontrar pareja?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here