En artículos anteriores te hemos hablado de temibles tiburones a los que deberíamos temerles. Hoy te hablaremos sobre las posibilidades REALES de que un tiburón te ataque.

Un pez mortal sumergido en mitos

Es el animal marino más temido por el hombre, un ser feroz y enorme que nos acecha en un medio que no es realmente el nuestro, poseedor de una fama macabra que ha sido acrecentada en las últimas décadas gracias a los medios audiovisuales y a sagas cinematográficas como la inspirada en la novela de Peter Blenchey, Jaws (Mandibulas), publicada en 1974 y traducida al español como Tiburón.

ferocidad

Ciertamente, de vez en cuando son noticias ataques mortales de tiburones en costas como las de Australia, California y Florida en Estados Unidos, Brasil, Suráfrica o en las del Mar Rojo, pero éstos no son tan frecuentes como para justificar la magnitud de su leyenda negra.

Razones y estadísticas sobre ataques

Algunas certezas: con pocas excepciones, cualquier tiburón mayor de 1.8 m debe ser considerado como potencialmente peligroso para el ser humano, sin embargo, sólo media docena de especies han sido identificadas como devoradoras de hombres: tiburón azul, mako, tiburón oceánico, tiburón blanco, tiburón tigre y tiburón toro. La presencia en las playas de un ejemplar de alguna de estas especies debe tomarse como señal de peligro inminente.

aviso

El incremento de los ataques podría deberse a un aumento de la presencia humana en las playas. Sin embargo, los ataques nunca han sido muy numerosos; como ejemplo, el año que hubo más ataques en todo el mundo fue el 2000, y fueron sólo 79, de los que apenas 11 terminaron en muerte.

Algunos biólogos consideran que para los tiburones los humanos no somos parte de su menú y que muchos ataques posiblemente han sido errores de percepción por parte del pez: por ejemplo, los ataques a surfistas en las costas de California y Australia podrían deberse a que los escualos ven a los nadadores como si fuesen focas.

Las estadísticas podrían avalar estas afirmaciones: desde 1958 se han reportado en todo el mundo menos de 2.500, ataques de los que apenas unos 500 han sido mortales. Es más probable que te caiga un rayo a ser atacado por un tiburón. De hecho, la probabilidad de ser devorado por una de estas “máquinas de matar” es de 1 en 264,5 millones.

Quién se come a quién

En contraste con las 500 personas muertas por ataques de tiburón en los últimos sesenta años, cada año son sacrificados 100 millones de tiburones, a veces sólo para tomar sus aletas, y colocando en peligro de extinción a un 25% de las especies de escualos en el planeta. En ese contexto habría que preguntarse quién debe temer a quién.

aletas de tiburon

Un tema para reflexionar y tomar conciencia sobre el desequilibrio ecológico que el ser humano ha causado en el planeta. Si te gustó nuestro artículo, seguro que te interesa saber sobre la medusa cabeza de león, un monstruo marino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here