La relación entre Platón y Aristóteles | ¿En qué difiere su filosofía?
5 con 1 voto[s]

Platón y Aristóteles son probablemente los nombres más importantes de la Grecia Antigua, en lo que a filosofía se refiere, y son, sin duda, los que dejaron tras de sí las obras más bastas dentro de los autores griegos, dejando sus nombres grabados en la historia. Que Aristóteles fue discípulo de Platón es cosa sabida, sin embargo, estos dos no coincidían en todo y Aristóteles supo muy bien desentenderse de la corriente de Platón y su mundo de las ideas para analizar lo real y lo tangible, cuestión a la que avocó su obra, diferenciándose en gran medida de quien fuera, otrora, su maestro.

Sus obras dieron pie a todos los avances del pensamiento posterior, ubicándose muchas veces en esquinas distintas del pensamiento, o acercándose en otras áreas, sentando las bases para todo el pensamiento occidental posterior, la mayoría de las veces basado en alguno de ellos dos. Platón y Aristóteles establecieron los inicios, por lo tanto, de la filosofía tal y como la conocemos hoy, pues indudablemente la filosofía y la historia del pensamiento serían muy distintas si no hubiesen existido estos dos autores. Si bien en otras ocasiones nos hemos detenido a investigar quién fue Platón, hoy en Supercurioso nos proponemos desentrañar todas las desavenencias en la relación entre Platón y Aristóteles.

¿En qué difieren las filosofías de Platón y Aristóteles?

Como veníamos diciendo, Platón y Aristóteles no son dos gotas de agua, sino, más bien, como agua y aceite, aunque no en todo discrepen. Desde la forma de escribir hasta el centro de sus ideas, Aristóteles buscó distanciarse de las ideas de Platón y establecer su propia línea de pensamiento (en el cual puedes ahondar por medio de estas Frases de Aristóteles), lo que se tradujo en un quiebre sustancial entre el uno y el otro, en lo que a ideas se refiere.

Así, mientras Platón seguía aferrado al mundo de las ideas, su teoría primigenia que establecía que la realidad no era sino una imitación barata de un universo más puro y que nos era inalcanzable (el de las ideas), Aristóteles decidió mirar hacia lo sustancialmente visible, lo real, lo que estaba ahí, frente a sus ojos, y era posible ser percibido con los sentidos, lo que terminó marcando una diferencia importante entre el uno y el otro. Pues, claro, si el punto de partida es distinto, y el de estos dos vaya que lo era, los resultados a obtener iban a ser completamente diferentes.

1. La relación entre Platón y Aristóteles

La relación entre Platón y Aristóteles es la que tiene cualquier maestro con un estudiante bien aplicado. Aristóteles, en su juventud, se había embarcado en la misión de hacerse sabio, y para ello había ido a parar en la academia griega dirigida por Platón, el más famoso de los filósofos de la época. Allí estudió y se formó en las distintas ramas del conocimiento, y se informó muy bien respecto a las ideas y las Frases de Platón, las cuales debatiría extensamente.

Después de la muerte de Platón, cuando Aristóteles contaba con 38 años, se devolvió a sus tierras en donde continuó su formación, ejerció como tutor de Alejandro Magno y, finalmente, fundó su propia escuela, en la que se dedicó a desarrollar sus propias ideas.

2. Platón y Aristóteles en «La Escuela de Atenas» (Raphael Sanzio)

En el cuadro La escuela de Atenas, pintado por el renacentista Raphael Sanzio, encontramos en todo el centro a Platón junto a Aristóteles, las figuras principales del pensamiento griego. En el cuadro, Platón (a la izquierda) apunta con su mano hacia arriba, representando la importancia del mundo de las ideas, aquellas perfecciones intangibles fundamentales para entender lo humano, mientras que Aristóteles, a su lado, apunta hacia abajo, dejando en claro que lo importante no se encuentra en un mundo invisible al que no tenemos acceso, sino en el mundo mismo, el práctico y visible, en el que habitamos y que es digno de nuestro estudio. Es, seguramente, la pintura más representativa que se le haya hecho a Platón y Aristóteles, por lo que consideramos indispensable que la conozcas.

3. Diferencias entre la filosofía de Platón y Aristóteles

Entonces, ¿cuáles eran las diferencia entre Platón y Aristóteles? Pues, básicamente, casi todo. Mientras Platón se basaba en lo intangible, un mundo de las ideas que no podíamos ver pero sí intuir (según Platón), Aristóteles estaba más enfocado en los fenómenos, y llegó a ser experto no solo en matemáticas (una ciencia muy de las ideas y lo perfecto y, por lo tanto, cercana a Platón), sino en ramas como la biología, la zoología (la cual prácticamente inició) u otras áreas de estudios más cercanas a «lo real».

Su estilo de escritura también marcó una gran distancia: Platón fue muy narrativo, plasmaba sus ideas a través de diálogos en los que el protagonista era Sócrates (su maestro), mientras que Aristóteles se centró en una escritura mucho más metódica, que lo llevaba de una idea a otra, dando paso consigo a lo que después, con Descartes, se desarrollaría como el método científico. 

Quizá en Política, de Aristóteles, se vea uno de los más claros ejemplos de refutación directa hacia Platón, cuando Aristóteles rechaza las ideas de La República (Platón) en la que el ateniense afirmaba que el gobierno debía ser de los filósofos. Para Aristóteles, esto era puro afán pérfido de Platón.

Rebajas
Política
  • Aristóteles
  • Editor: Austral
  • Tapa blanda: 304 páginas
Rebajas
La República
  • Platón
  • Editor: Austral
  • Tapa blanda: 432 páginas

Pese a todo esto, entre Platón y Aristóteles nunca hubo mayor rivalidad, sino el trato justo y cordial de dos grandes hombres que, sin llegar a coincidir en sus pensamientos, se respetan. Después de todo, incluso después del fallecimiento de Platón, eran maestro y alumno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here