A pesar de que los efectos de una respiración nasal alterna no se han estudiado de manera científica, muchos expertos consideran esta práctica como un método para incrementar la conciencia y la plenitud mental, algo que nos beneficia al momento de querer alejar las distracciones de nuestro camino.

Conoce la respiración nasal alterna

Existen muchas técnicas para alejar el estrés de nuestras vidas, para tomar energía y comenzar algún proyecto o el día a día. Ejercitarnos, escuchar música que nos guste, o simplemente respirar, a cada quien le funciona algo diferente para esos momentos complejos, esta alternativa puede que te ayude también a sentirte mejor.

Qué es la respiración nasal alterna y cómo puede ayudarte

La gente que practica yoga saca el máximo provecho de esta actividad que puede llegar a conectarnos con estados profundos de tranquilidad y de autoconocimiento.

Esta respiración alternativa, tiene una larga historia en la medicina ayurvédica y el yoga, está pensada para armonizar los dos hemisferios del cerebro, dando por resultado un equilibrado bienestar físico, mental y emocional.

El proceso de respiración se encuentra directamente en la interfase de nuestro sistema nervioso voluntario, que son aspectos de nuestra fisiología bajo nuestro control consciente y nuestro sistema nervioso autónomo, generalmente no bajo control consciente.

¿Cómo se hace?

Sentado con la espalda recta, comienza con tu mano derecha si eres diestro colocando tu pulgar al lado de la nariz en la fosa nasal derecha y el dedo medio o el anular en la izquierda.

Para acostumbrarte a la sensación, cierra primero una fosa nasal y luego la otra, hasta encontrar una posición cómoda. Espira e inspira por un lado y después cierra esa fosa nasal y espira e inspira por el otro lado, vuelves a cerrar entonces ese lado y espiras e inspiras por el otro y así sucesivamente durante dos minutos aproximadamente.

Hazlo de forma lenta y profunda, respirando con el abdomen relajado, concentrándote en la sensación del aire al salir y entrar por la nariz. Después de dos minutos cambia y realiza lo mismo durante dos minutos más con la otra mano cerrando alternativamente cada fosa nasal.

Tras los dos minutos con la otra mano vuelve a emplear de nuevo la otra para terminar con un minuto más de práctica con ella.

Cuando termines deja relajadamente ambas manos sobre tus rodillas durante un minuto antes de volver a tus actividades.

Este tipo de ejercicios funcionan para ayudarte a realizar actividades que requieren un nivel máximo de concentración, por ello es recomendable que no lo hagas antes de dormir, ya que la claridad mental que obtendrás es similar a los efectos de una taza de café.

Según el sitio MindBodyGreen, los beneficios de esta práctica son varios: activa el sistema nervioso parasimpático y reduce la presión arterial. Además, aumenta la fuerza respiratoria, la resistencia, y mejora la atención y la coordinación.

¡Positivo para nuestros corazones, pulmones, y para nuestras cabezas!

¿Has practicado alguna vez la respiración nasal alterna? ¡Coméntanos sí te gustó y comparte el artículo con tus amigos!

También te podría interesar leer:

Los 5 canales de YouTube para iniciarte en la práctica de yoga

¿Necesitas desestresarte? Ejercicios relajantes de menos de 10 minutos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here