La naturaleza es simplemente fantástica, tanto que hay plantas medicinales que son analgésicos naturales, así como hay otros tantos especímenes impresionantes que nos sorprenden con su belleza o con sus particularidades. Entre esas últimas encontramos la Rosa de Jericó, una planta particular a la que se le atribuye la capacidad de poder resucitar. A nosotros en Supercurioso también nos impresionó, razón por la cual nos pusimos a investigar todo sobre esa particular planta y ahora te traemos toda la información que debes conocer al respecto. ¿Listo para descubrirlo todo sobre la Rosa de Jericó? Acompáñanos para averiguar todo lo que debes saber sobre esta mítica planta.

La Leyenda de la Rosa de Jericó

Rosa de jericó | La leyenda de la rosa de jericó

Quizá si haces planes para conocer la auténtica Jordania podrías toparte en el camino con algunos especímenes de la Rosa de Jericó, una planta que, aunque no sea como las rosas tradicionales, con largos tallos espinosos y preciosos pétalos, tiene muchas curiosidades inquietantes. Y es que este particular especie de plantas, también denominadas Anastatica Hierochuntica, son bastante resistentes a las inclemencias del tiempo, razón por la cual se les ha tildado de inmortales, o de tener la capacidad para resucitar. Maravilloso, ¿no lo crees?

Podemos encontrar esta maravillosa planta en los desiertos de Arabia, de donde es originaria, así como en Palestina o Egipto. No obstante, sus características la hacen poder estar en casi cualquier parte del mundo, aunque no de forma natural (si con natural queremos decir que la naturaleza misma se encargue de llevarla, y no el hombre). En todo caso, se trata de una planta bastante particular, con características únicas, lo que la hacen toda una curiosidad. Indaguemos un poco más en las características de esta fascinante planta.

1. Curiosidades de la Rosa de Jericó

No tendrá los pétalos de las rosas que estamos acostumbrados a ver, ni competirá con ellas en belleza, pero la Rosa de Jericó tiene muchas cualidades fascinantes que han dado de qué hablar a lo largo del tiempo. En primer lugar, debemos resaltar su capacidad de supervivencia, y es que esta planta es capaz de sobrevivir largos períodos de sequía e, incluso, despegar sus raíces de la tierra y enrollarse toda, de manera que el viento la arrastre hasta un lugar en el que pueda encontrar agua. Una vez alcanza el contacto con el agua, esta planta puede volver a florecer a estado natural, reverdeciendo en poco tiempo, dando la impresión de que resucita. Fascinante, ¿no?

Es por estas mismas cualidades que la Rosa de Jericó siempre ha llevado consigo cierta carga simbólica. De hecho, en la antigüedad se utilizaba esta planta para intentar predecir el clima de los tiempos venideros. Los adivinos de otras épocas creían ver en ella símbolos que anunciaban largas sequías o, al contrario, lluvias y cosechas abundantes, tal vez por esa misma capacidad de enroscarse y de volver a abrirse como si nada. Otra de las creencias de tipo mágico o religioso que han sido asociadas a esta planta, es la idea de que estas plantas son capaces de absorber las energías negativas, lo que las ha hecho ser bastante populares en algunos contextos.

2. ¿Cómo cultivar esta particular planta?

Ahora bien, otra de las cualidades de esta planta es que es extremadamente fácil de cultivar, en comparación con otras plantas con las que hay que tener mucho cuidado, o que requieren de mucha atención. La Rosa de Jericó no, y eso forma parte de sus cualidades: una planta que sobrevive en casi cualquier clima obviamente va a sobrevivir en tu hogar. Por esta misma razón, es una planta bastante recomendada para cualquiera que pretenda iniciarse en la jardinería.

Si te preguntas cuál es el suelo ideal para sembrar esta planta, pues la respuesta es que casi cualquier suelo le viene bien. No te crecerá si intentas plantarla, por ejemplo, en Alaska, pero si tiene una buena tierra entonces no habrá problemas. ¿Y la luz solar? ¿Debemos exponerla? Pues la verdad es que no hay problema. Claro, si no le das el agua que necesita, probablemente la veas enroscarse un poco, pero bastará que la vuelvas a regar para que la planta continúe su crecimiento. Eso sí, durante su crecimiento es recomendable que no expongas esta planta a climas extremos: ni lluvias torrenciales ni un sol flamante. Tampoco debes regarla excesivamente, ella misma te avisará cuando necesite agua.

Entonces, ¿te animas a plantar tu propia Rosa de Jericó? ¿Te gustaría verla enroscarse y, luego, volver a reverdecer al contacto con el agua? Seguro que resulta un espectáculo fascinante. Además, quién sabe, capaz sí ayuda a drenar todas las malas energías. Después de todo, el universo y hasta la misma naturaleza siguen siendo en gran medida un misterio para nosotros. En todo caso, si te anima esta planta o sabes de alguna otra planta curiosa, entonces no lo dudes: déjanos tu opinión en los comentarios, por aquí estaremos deseando leerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here