Hasta bien entrado el siglo XX era muy normal que personas con capacidades especiales se exhibiesen en los circos, el único lugar que encontraban para desarrollarse y ganar dinero gracias a sus habilidades. Este es el caso de Sandwina, la mujer más fuerte del mundo exhibida en un circo.

Sandwina, la mujer más fuerte del mundo

Kate Brumbach nació en Viena, Austria, en 1884. Sus padres eran artistas de circo conocidos por su fuerza y por el hecho de tener catorce hijos, siendo los que sobrevivieron tan fuertes como ellos, pero ninguno tanto como Kate.

La fuerza excepcional de Kate, que enseguida fue conocida como la mujer más fuerte del mundo, provenía de su genética y de sus proporciones físicas: medía 1,86 metros y pesaba más de 90 kilos. Sus bíceps medían 43 centímetros y sus muslos 74 cm. Además, perfeccionó sus habilidades naturales a través del ejercicio intensivo.

En sus primeros años, Kate actuaba con su familia. Su padre ofrecía cien marcos a cualquier hombre del público que pudiera vencerla en una pelea; nadie consiguió ganar el premio. Fue durante una de esas representaciones cuando Kate conoció a su esposo, Max Heymann, quien pensó que pelear con una mujer sería una forma deliciosa de ganar un dinero. Pero según él mismo explicaba, solo recordaba que entró en el ring, cayó enseguida y se llevó el mejor premio, a Kate. La pareja permaneció casada durante 52 años.

El desafío que le dio el título de mujer más fuerte del mundo

Kate y su familia se trasladaron a los Estados Unidos, donde ella trabajó en el circo de los Hermanos Ringling y en el circo Barnum & Bailey, haciendo giras por todo el país hasta que tenía casi 60 años.

Kate empezó a ser conocida mundialmente como la mujer más fuerte del mundo a raíz de una visita a Nueva York. En un acto promocional y después de jactarse de su fuerza, Kate desafió abiertamente a cualquiera a levantar más peso que ella. Para su sorpresa y la de todos los reunidos, nada menos que el padre del culturismo, Eugene Sandow, aceptó el reto.

Sandow era un hombre tallado en granito y era considerado en ese momento el hombre más fuerte del mundo. Kate estaba segura de haber cometido un grave error, pero el desafío empezó con ambos contrincantes dispuestos a barrer a su oponente. Tras varias rondas igualadas, Kate levantó un peso de 136 kilos por encima de su cabeza, mientras que Sandow solo pudo levantarlo hasta el pecho y nuestra heroína fue declarada ganadora. Poco después, Kate adoptó el nombre de Sandwina, un derivado femenino de ‘Sandow’, aunque no está claro si esta acción fue un tributo o una burla.

mujer más fuerte del mundo

Durante los años siguientes, la mujer más fuerte del mundo se dedicó a dar espectáculos junto a su amado esposo, siendo uno de los números más populares aquel en el que lo levantaba con una sola mano sobre su cabeza sin ningún esfuerzo, a pesar de que él pesaba casi 80 kilos.

Sandwina se retiró a los 64 años y abrió un restaurante con su marido en Nueva York. En ocasiones todavía deleitaba a sus clientes rompiendo herraduras y doblando barras de acero. Murió el 21 de enero de 1952.

¿Conocías la historia de la considerada durante muchos años como la mujer más fuerte del mundo? ¿A que es sorprendente?

Si quieres conocer más curiosidades sobre personajes circenses no te pierdas La increíble vida de Tom Thumb, el enano del circo Barnum

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here