La llamaron «Sandy Island» y, según se decía de ella en numerosas cartas de navegación, era una isla de grandes dimensiones, suspendida tranquilamente en el Pacífico Sur. De hecho, las primeras referencias que tenemos de la isla aparecen ya en 1876 gracias a la tripulación del barco» Velocity» de la Marina británica, quienes describieron sus tierras como un escenario idílico bordeado por el Mar de Coral.

Todo iba bien, todas las cartas de navegación la incluían como un elemento más en nuestros mapas y, como no podía ser menos, hasta no hace mucho Sandy Island aparecía también en Google Earth y Google Maps. No era difícil encontrarla, uno no tenía más que situar el cursor en un puntito intermedio entre Australia y Nueva Caledonia y ahí se hallaba tal perfecto escenario.

marte2

No obstante, algo ocurrió hace unos años. Pongámonos en situación: imagina que eres un biólogo y quieres visitar una isla determinada para estudiar su flora, su fauna, para catalogar sus especies… Emprendes el viaje después de encontrar financiación y cuando llegas a ese punto indicado por los mapas, descubres que...¡La isla no existe!

Esto es, efectivamente, lo que ocurrió con Sandy Island.

Sandy Island, la isla perdida en los mapas

Fue en el 2012. La Dra. María Seton de la Universidad de Sydney, y su equipo, quería estudiar los fenómenos asociados a la tectónica de placas cerca de Nueva Caledonia, de ahí que visitaran el Mar del Coral con la idea de estudiar también Sandy Island con el fin de obtener datos sobre su geología y sus características. Pero su sorpresa fue mayúscula cuando al llegar al punto donde según los viejos mapas y la propia localización de Google, descubrieron que allí solo se extendía un inconmensurable vacío. La nada más reluciente y silenciosa, ahí donde, supuestamente, debía alzarse Sandy Island, (y según se decía de ella, era tan grande como Manhattan).

Picturesque North Stradbroke Island is an enticing blend of rugged coastal landscape, tranquil inland lakes, and pristine beaches just one hour from Brisbane. One of the world's largest sand islands, it is situated at the southern end of Moreton Bay and is easily accessible by vehicle ferry ("barge") and water taxi from Cleveland. North Stradbroke Island has some of the most spectacular scenery found in Queensland. White sandy beaches stretch into an endless horizon fringed by the aqua blue ocean, while a system of freshwater lakes in the island's centre provides beautiful picnic and swimming spots. The three townships still have a village atmosphere but offer a range of accommodation to suit all budgets, not to mention a variety of cafés and restaurants.

¿Qué había ocurrido? ¿Había sido engullida por el océano? ¿O alguien se había inventado su existencia y aquello no era más que una broma mantenida a lo largo de los siglos? Algo imposible, puesto que la isla seguía apareciendo no solo en Google Maps, sino también en Yahoo y en Bing Maps. ¿Entonces? La noticia llegó de inmediato a al periódico ‘Sydney Morning Herald’  donde Steven Micklethwaite, miembro de la expedición, relató lo sucedido. A los pocos días, la noticia había dado la vuelta al mundo. A un mundo, donde alguien nos había «robado una isla».

¿Cuál es la explicación más aceptada sobre la desaparición de Sandy Island?

Bien, la explicación dada por los expertos resulta tan llamativa como desconcertante. Según Maria Seton, la isla nunca fue realmente una isla. Aunque existir sin duda debió existir, aunque nunca fuera en realidad «tierra firme» tal y como nosotros lo entendemos. Lo más probable es que fuera una balsa inmensa de pumita o piedra pómez originada por la lava volcánica emergida desde el fondo. Es muy posible que ascendiera, que se enfriara en medio del gas y formara ese «símil» de isla flotante que se podía ver a simple vista.

8181988567_7ca0a225f6_k (Copy)

El Servicio Hidrográfico Francés, por su parte, habla de Sandy Island como una verdadera isla fantasma, puesto que ellos mismos la vieron en numerosas ocasiones, no obstante, a partir de 1979 dejaron de verla por un tiempo hasta el punto de retirarla de sus mapas.

¿Es pues Sandy Island una gran balsa de piedra pómez que se mueve a libertad por el océano, apareciendo y desapareciendo? Lo desconocemos. Aunque eso sí, no falta quien se arriesga a comentar que Sandy Island estaría en realidad atrapada en una especie de «bucle temporal«.

Sea como sea, el portavoz de Google se apresuró en declarar lo siguiente para evitar cualquier responsabilidad:

«Trabajamos con una amplia variedad de fuentes autorizadas de datos públicos y comerciales para ofrecer a nuestros usuarios los más avanzados y actualizados mapas. Una de las cosas mas interesantes acerca de los mapas y la geografía es que el mundo es un lugar en constante cambio, y mantenerse actualizado sobre estos cambios es una tarea de nunca acabar”

6082238604_132ec5f7aa_o (Copy)

¿Cuál es tu opinión? Si te ha gustado este artículo, no dudes en conocer tampoco Socrotta, la isla encantada.

16 Comentarios

    • De hecho hace muy poco actualizaron Google Earth. Hace como dos o tres meses un representante de Google fue a la oficina donde trabajo y pidió datos de la empresa para la actualización que se iba a realizar. Recuerdo que llevaba sus credenciales, sus identificaciones y sus documentos en orden; le pedí que me los mostrara para garantizar que fuera real, aunque no fue necesario: realmente no pidió datos personales ni nada que la gente no conociera. 😉
      Tal vez por eso ya no aparece en el sitio, por la más reciente actualización que, definitivamente, es bastante reciente…

  1. Valeria!! Qué buen aporte!!! La página estaba decayendo en la calidad de sus artículos. Siempre es genial leerte!!!! Gracias por tanto!!!!!

  2. Hola Valeria: eso mismo pasó en el Golfo de México. Hubo, durante algunos siglos una isla llamada «Isla Bermeja»; hasta que en el año 2009, en una investigación de la UNAM, se percataron de que no existía. Te puede dar para escribir un artìculo. Saludos!!

    • ¡Genial Gilberto! No conocía el tema, buscaré información para realizar un artículo al respecto, porque estas historias son muy interesantes. La verdad es que toda la fenomenología asociada al océano y sus misterios es apasionante. Gracias de nuevo, recibe un abrazo desde todo el equipo de Supercurioso 😉

  3. Qué cosa tan rara!! Una isla que simplemente desaparece…. Impresionante….
    Qué pena que nadie pudo explorar esa isla desaparecida. Hubiera arrojado muchísima luz respecto a la misma, sobre todo al momento de la desaparición…..
    Pero en fin, al menos quedó suficiente evidencia para la realización de artículos geniales como este. 😀

    Saludos Valeria!! Por tus artículos vale la pena recibir los correos de Supercurioso 😀

    • Esa isla seguro que existía,pero Fidel Castro el sanguinario dictador cubano,desde 1959,se la robó como se robó el archipiélago cubano al que ha convertido en un motón de escombros y ruinas,para cumplir su profecía de que Cuba se hundiría en el mar si alguien quería quitársela

  4. Muy buen artículo, soy de Canarias, de Tenerife, y esto me recuerda a una leyenda que tenemos aquí, la isla de San Borondón, se supone que es una isla que aparece y desaparece a su antojo, y personalmente, no se si es por la propia sugestión, hay veces que, yendo por la autopista, veo una isla, y otras veces no, puede que te interese para realizar un futuro artículo. Un saludo 😀

    • ¡Gracias Davinia! Tomo nota para preparar un artículo sobre San Borondón ahora mismo. ¡Muchas gracias por leernos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here