El los anales de la medicina hay casos realmente curiosos, pero éste, por ser un caso único en la historia, merece nuestra atención. ¿Qué os parece? ¿Se puede vomitar un feto? Como pista os diremos que sí, y que el que sufrió este desagradable suceso en sus propias carnes era un varón. ¿Intrigados? ¡Acompañadnos a conocer la historia!

¿Se puede vomitar un feto? ¡Conoce este caso!

Los sucesos ocurrieron en Grecia, en el año 1835 y fueron registrados por el médico francés Dr. Ardoin, que vivía en Grecia y que atendió el caso. El galeno lo explicó al diario griego Sotras y posteriormente fue recogido por el London Medical and Surgical Journal de 1835.

¿Se puede vomitar un feto? ¡Conoce este caso!

El Dr. Ardoin fue llamado para atender a un joven llamado Demetrio Stamatelli que sufría unos terribles dolores abdominales, después de atenderlo durante varios días y no conseguir calmar su terrible sufrimiento, pensando que no había nada que hacer, aconsejó a la familia que se le diera la extremaunción. Al poco tiempo los dolores parecieron remitir y el médico decidió suministrarle un potente emético, ya que pensó que así conseguiría una mejora definitiva. Según la descripción del propio doctor Ardoin el vómito primero fue leve y espaciado para convertirse en violento y doloroso al cabo de un tiempo. En un esfuerzo final el joven arrojó algo por la boca. El doctor al examinarlo constató sorprendido que era un feto.

¿Se puede vomitar un feto? ¡Conoce este caso!

El joven a partir de ese momento mejoró notablemente y mientras fue tratado por el Dr. Ardoin no volvió a presentar molestias estomacales. El médico recogió el ejemplar arrojado para consultar con sus colegas, ya que se hacía la misma pregunta que nosotros ¿Se puede vomitar un feto? El estudio concluyó que efectivamente era un feto, que tenía la cabeza y un brazo bien formados y una prolongación donde hubieran estado las piernas, parecía tener un rudimento de cordón umbilical y placenta.

A la pregunta de cómo llegó al estómago del joven, sólo cabe una respuesta: era su gemelo. Actualmente se conocen varios casos de «gemelos parásitos», incluso en la película «Mi gran boda griega» la tía de la novia explica que le encontraron uno. Son fetos gemelares que no han llegado a desarrollarse y han sido absorbidos por el superviviente. Si no dan ninguna molestia no se sabrá nunca de la existencia de ese gemelo, aunque actualmente, con los modernos sistemas de exploración se han descubierto varios casos. Lo extraordinario de este caso es el hecho de que fuera expulsado por la boca.

Ahora ya sabemos que la respuesta a la pregunta de si se puede vomitar un feto, es afirmativa. Si te interesan los casos insólitos quizá te interese leer 3 casos increíbles de bebés supervivientes.

Imágenes: Kevin Galens,  Washington DC Museum

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here