Nos encontramos con una forma de acoso denominado «Stalking». Quizás, en un primer momento, pueda verse como un halago. ¿De qué estamos hablando? De una sucesión de regalos y atenciones excesivas que se centran en una sola persona.

También se le conoce como el síndrome del acoso apremiante

Stalking: cuando la persecución y el control te amenazan

En esta forma de acoso, una persona persigue de una manera obsesiva a su víctima. La llama varias veces al día, le envía cartas, le escribe constantemente al Whatsapp… En los casos más extremos escribe su nombre en lugares públicos, la amenaza… Incluso puede ser agresivo.

control

El Stalking tiene mucha fuerza en las redes sociales. La gran diversidad de formas en las que podemos controlar a una persona da pie a que los acosadores tengan siempre en el punto de mira a su víctima.

Imagínate que te conectas a facebook y esa persona te habla. La ignoras, pero segundos después ya te está llegando un mensaje de whatsapp. ¡Y si no le contestas puede que te envíe hasta una carta o que aparezca en la puerta de tu casa! ¿Verdad que da miedo?

Están por todas partes

acosador

Lo que da más terror es que las personas que practican el Stalking se encuentran más cerca de nosotros de lo que creemos. Seguro que conoces algunos casos, sin embargo te presentaremos algunos de los perfiles más susceptibles a padecerlo:

  • El amante resentido: ha mantenido una relación sentimental con su pareja y no soporta ni acepta el hecho de ser abandonado. Por eso, en un acto de revelación, intenta asustar a su ex-pareja acosándola. Todo fruto del resentimiento que sufre por dentro.
  • El depredador sexual: el impulso sexual puede llevar a algunas personas a cometer verdaderas locuras. En este caso, se persigue al objeto de deseo hasta que se encuentra con el momento idóneo en el cual atacarlo.
  • El tímido: no todos saben expresar lo que sienten y aquí nos sumergimos en el stalker tímido. Una persona que se obsesionará con otra y estará siempre entre las dudas de «me acerco», «no me acerco».

Como podemos observar, hay una necesidad de estar en contacto con la persona a la que se desea hacer algún tipo de mal o mostrarle lo mucho que la queremos. En todo caso, los acosadores que están llevando a cabo stalking a veces, no son conscientes de que su comportamiento es tan peligroso ni de que se encuentra fuera de la normalidad.

acosador1

Actualmente, en España, existe una ley (Ley Orgánica 1/2015 del 30 de marzo) que da visibilidad a esta forma de acoso. Si alguien lo está haciendo, no dudes en denunciarlo. Una persecución inocente, múltiples regalos pueden desembocar en hostigamiento e incluso en algo peor.

No te pierdas tampoco: ATENCIÓN: Existen 5 tipos de ACOSADOR.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here