¿Te sueles quitar los zapatos al llegar a casa? | Así de importante es
Valora este post

Tal vez ya lo has escuchado antes o muy probablemente lo notaste en alguna película asiática. Desde hace cientos de años los japoneses acostumbran a quitarse los zapatos a la hora de entrar a la casa. Sea propia o de un conocido, es un asunto de rigor que a los occidentales nos despierta una enorme curiosidad y pues también lo vemos con una pizca de ingenuidad. Pero, ¿por qué lo hacen?  ¿Tú te sueles quitar los zapatos al llegar a casa? Pon atención a lo que te contaremos a continuación, porque según científicos, si algo debemos adoptar de esta cultura, es el hábito de quitarnos los zapatos en la entrada del hogar, por salud.

¿Te sueles quitar los zapatos al llegar a casa?

La historia detrás de esta costumbre se remonta en tiempos donde las casas japonesas tenían suelos de tatami, un material muy difícil de limpiar. Quitar la mugre era realmente complicado, no nos cuesta imaginar qué tan complejo pudo haber sido si por ello las familias comenzaron a quitarse los zapatos al llegar a sus refugios para mantener los espacios impecables.

Pero poco ha cambiado desde entonces. Aunque el tatami fue sustituido en muchos domicilios tradicionales por pisos de cerámica o de parqué, esta costumbre se arraigó no solo en casas de familia, sino en templos, colegios y restaurantes que disponen de estanterías en las entradas para dejar allí los zapatos antes de ingresar a estos lugares.

¿Te sueles quitar los zapatos al llegar a casa? | Así de importante es

Parece que los japoneses tienen bastante claro cuánta suciedad acumulan las suelas de los zapatos. Desde excremento de animales o de personas -si visitas baños públicos-, rastros de basura y de alimentos, fango y cualquier otro despojo que se pueda mencionar, sin pensarlo, todo este caldo de cultivo lo arrastramos a casa.  Y si no te sueles quitar los zapatos apenas llegas al hogar, tal vez este estudio realizado en mayo de 2015 por la revista Microbiome te haga considerar hacerlo.

Un grupo de investigadores tomó muestras del entorno microbiano en los zapatos de 89 participantes después de caminar por varios sitios. El propósito de esto era analizar cuánta cantidad de los microbios adheridos a las suelas se desprende en las superficies. ¿El resultado? Nuestros pisos han de estar sucios, muy sucios, ya que mucho de ello se queda en el suelo. Otro análisis arrojó que el 26,4% de los zapatos tienen Clostridium difficile, una bacteria que puede ocasionar inflamación del colón o diarrea. La Escherichia coli y Listeria monocytogenes también fueron detectadas en las muestras.

Si no te sueles quitar los zapatos al llegar a casa pero higienizas las superficies con frecuencia, la posibilidad de que enfermes por alguna de estas bacterias son menores. Sin embargo, según Meghan A. May, profesora de microbiología y enfermedades infecciosas en el Colegio de la Universidad de Nueva Inglaterra de Medicina, si vives con niños pequeños, la situación es distinta. Pues, dicho por la especialista, si recolectas partículas virales en tus zapatos, las depositas en el piso y tienes a un niño de 2 años jugando en el piso, eso se convierte en un escenario muy plausible de cómo podría ocurrir una infección.

¿Te habías detenido a pensar en las bacterias que podrías estar trayendo a casa desde tus zapatos? ¿Adoptarías la costumbre japonesa de quitar los zapatos antes de entrar al hogar? ¡Cuéntanos!

1 Comentario

  1. Si! Nosotros desde la casa paterna escuchamos el “no andes descalzo por la casa”, pero coincidimos ya casados en el tema de los zapatos sucios y decidimos poner la zapatera en la entrada. Se mantiene limpio más tiempo y las superficies que usan nuestros niños se limpian mas facil..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here