Durante la reciente temporada de inundaciones que se ha vivido en China, un antiguo templo de 700 años ha llamado la atención por su durabilidad y resistencia ante los estragos del tiempo y el clima. Descúbrelo con nosotros.

El pabellón Guanying, un sorprendentemente resistente templo de 700 años

Durante siglos, este pabellón en China ha soportado numerosas inundaciones, tormentas y desastres y tras la más reciente, ha sido llamado «pabellón fuerte» por los locales y la prensa internacional asombrada por su durabilidad.

El nombre de este impresionante templo es Pabellón Guanying y está ubicado en la ciudad de Ezhou, que se encuentra a orillas del famoso río Yangze, el más largo de toda Asia. Se alza en medio de las aguas del río, por lo cual en las épocas lluviosas tiende a sumergirse.

Sin embargo, el templo de 700 años de edad se ha negado a desaparecer y contra viento y marea se ha conservado. Así, con la inundación más reciente, a causa de la cual vio las aguas subir a unos 10 metros de altura en las últimas semanas, no fue diferente.

El templo de 700 años que ha resistido a incontables tormentas

Las impresionantes imágenes del templo cubierto en gran parte por las oscuras aguas del río Yangze se han vuelto virales y han asombrado a miles de personas. En ellas, la plataforma se puede ver completamente sumergida, pero el edificio en sí está intacto. Dentro es como si nada hubiera pasado.

Se cree que el templo se remonta a la dinastía Song y se estima que se construyó entre 960 y 1279 d.C. Desde entonces ha sido objeto de obras de renovación entre 1644 y 1911.

Los expertos dicen que durante este tiempo resistió varias grandes inundaciones. Lo que continúa haciendo actualmente, pues China está en medio de su estación lluviosa con las inundaciones que golpean regiones del sur y centrales del Reino Medio.

Sin embargo, es de notar que la arquitectura tradicional china es célebre por su fascinante resistencia a las fuerzas de la naturaleza.

La filosofía de «derrotar lo duro con lo suave» es una pieza de la sabiduría tradicional del pueblo chino. Esta manera de pensar fue aplicada por generaciones de sabios obreros y artesanos a una amplia gama de áreas. Un ejemplo bien conocido es las técnicas de prevención de daños causados por terremotos de las estructuras de madera tradicionales chinas.

Mientras que los arquitectos contemporáneos se esfuerzan por crear estructuras que puedan soportar terremotos de hasta 9 en la escala de Richter, muchas estructuras tradicionales de madera de la antigua China cumplen este requisito, una hazaña verdaderamente sorprendente del poder de la «suavidad». Desde el comienzo de la civilización china, os materiales orgánicos, como la madera, fueron seleccionados como los principales materiales para las estructuras arquitectónicas y, a través de muchos años de experiencia y desarrollo, los antiguos constructores logró un sistema de diseño basado en la flexibilidad.

¿Qué te parece el caso de este antiquísimo y resistente templo?

Imágenes: Asiawire/Wikimedia Commons

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here