Denisovano + neandertal | Hallada la hija de 2 tipos de humano
5 (100%) 1 voto

Si eres seguidor de nuestro blog, sabrás que tenemos mentes curiosas y que nos encantan las historias casi increíbles que muy a menudo descubrimos. En el caso del artículo de hoy, queremos hablarte de tipos de humano. Cada vez estamos más seguros de que la famosa imagen que muestra un grupo de homínidos en fila india caminando mientras se van incorporando, perdiendo el vello y llegando al sapiens lampiño, es un poco más complicada que tan sencilla ilustración.

Tipos de humano en nuestro planeta

Suscríbete a nuestro Youtube | Gana una tarjeta Amazon 100$
Suscríbete a nuestro canal de YouTube y disfruta de las mejores curiosidades en vídeo. Además, cada mes, ¡Sorteamos una tarjeta Amazon de 100$ entre los suscriptores más activos. ¿Quieres ser tú? 👉🏻 Haz clic y Suscríbete Ahora

 tipos de humano

En la era del Pleistoceno, nuestro planeta estaba habitado por al menos 4 tipos de humano diferentes; los sapiens, los neandertales, un grupo poco conocido llamado denisovanos y una cuarta especie aún no del todo determinada.

Los últimos avances, excavaciones y análisis de ADN encontrados, nos han revelado que estas 4 especies no sólo habitaron en los mismos lugares y en la misma época, sino que además pudieron llegar a cruzarse entre ellos e incluso tuvieron descendencia, mezclando así sus genes.

El ultimo descubrimiento que avala todos estos datos es el hallazgo de una niña de unos 13 años que pudo morir hace alrededor de 50.000 años. En concreto se ha descubierto un fragmento de su esqueleto que, después de haber sido analizado, revela que esta niña fue resultado de un apareamiento entre dos tipos de humano diferentes, dando origen a una primera generación de cruce de estas especies.

Los resultados de las pruebas determinan que esta niña era hija de una neandertal y de un Denisovano, como ha revelado su genoma, lo que confirma que estas dos especies se estaban cruzando.

“Sabíamos por estudios previos que los neandertales y los denisovanos debían haber tenido hijos de vez en cuando” (…) “Pero nunca pensé que seríamos tan afortunados de encontrar una descendencia real de los dos grupos”.

Dijo la genetista evolutiva Viviane Slon del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Alemania.

El descubrimiento de estos tipos de humano, los Denisovanos no se dio hasta 2010, pero desde esa fecha se han ido haciendo nuevos descubrimientos y aprendiendo más sobre tipo de homínido.

Los tipos de humano Neandertal y Denisovano, con casi total seguridad, eran del mismo grupo originario. Lo que ocurrió en algún momento, hace más de 390.000 años, es que estos dos tipos de humano se separaron y evolucionaron en dos poblaciones distintas, aunque estrechamente relacionadas.

Estas dos especies coexistieron en Eurasia durante bastante tiempo, aunque la evidencia de la existencia de los Denisovanos solo se halla en un lugar concreto, donde aparecieron unos huesos; la cueva de Denisova en Siberia, aunque también se encontraron allí restos de neandertales. Eso no significa, forzosamente, que ambas especies hubieran convivido allí, pero el descubrimiento de esta niña con progenitores de ambas especies sí confirma de manera rotunda que tanto neandertales como danisovas eran dos grupos que se conocían e interactuaban.

A Denny, que es como se apodó a esta niña, solo la conocemos por un pequeño fragmento de hueso que se encontró en una cueva, en 2012, por unos arqueólogos rusos. Después de un análisis de proteínas se determinó que se trataba del hueso de un homínido por lo que se trasladó al Instituto Max Planck para poder estudiarlo. La Sociedad Max Planck para la Promoción de la Ciencia es una red de institutos de investigación científica en Alemania.

En este instituto, los investigadores analizaron el hueso hallado que seguramente correspondía a una parte de una tibia, el fémur o el húmero. Con esta hipótesis, el grosor del hueso indicaba que Denny podía tener alrededor de 13 años cuando murió y la datación por radiocarbono dató su muerte en hace más de 50.000 años.

El siguiente paso fue secuenciar el genoma de Denny a partir de las muestras de ADN que se tomaron del hueso. Con los resultados se descubrió que era mujer y que su origen era todo un hallazgo; su madre era neandertal y su padre era Denisovano.

“Un aspecto interesante de este genoma es que nos permite aprender cosas sobre dos poblaciones: los neandertales del lado de la madre y los denisovanos del lado del padre”, dijo el genetista Fabrizio Mafessoni, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva.

Lo que nos reveló el ADN de Denny fue que su madre estaba genéticamente muy cerca de una población de neandertales que había vivido en Europa occidental y no tanto de los neandertales que habían vivido en la cueva de Denisova. Esto podría indicar que los neandertales estuvieron migrando a través de Europa mucho antes de desaparecer.

tipos de humano

Por su lado, el ADN del padre de Denny también era interesante y también tenía una historia detrás. Según los investigadores, el ADN del padre podía tener, al menos, un antepasado neandertal, así que también era fruto de dos tipos de humano distintos.

“Entonces, a partir de este único genoma, podemos detectar múltiples instancias de interacciones entre neandertales y denisovanos”, dijo el genetista Benjamin Vernot, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva.

Lo que resulta interesante es que los dos grupos se mantuvieron genéticamente distintos, en lugar de entremezclarse para formar una especie que los incorporara a ambos. Esto, señalaron los investigadores en su artículo, podría significar que sus zonas de contacto eran limitadas, tanto temporal como geográficamente.

Pero Denny no es la primera Denisovana identificada mediante análisis de ADN, en realidad es la quinta.

“Es sorprendente que encontremos a esta niña mitad Neandertal mitad Denisovana entre el puñado de individuos antiguos cuyos genomas han sido secuenciados”

Dijo el genetista evolutivo Svante Pääbo, Director del Departamento de Genética Evolutiva del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y autor principal del estudio.

“Los neandertales y los denisovanos pueden no haber tenido muchas oportunidades para conocerse, pero cuando lo hicieron, se debieron aparear con frecuencia, mucho más de lo que pensábamos”.

¿Qué te ha parecido el artículo? ¿No te parece sorprendente toda la información que podemos extraer de una única pieza de hueso antiguo?¿Qué opinas de estos tipos de humano cuyos orígenes eran dos especies distintas?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here