¿Eres adicto a WhatsApp?, ¿tienes un impulso por ver los mensajes que llegan a tu celular e intentas siempre estar conectado? Probablemente sufres de whatsappitis. En Supercurioso ya te hemos contado sobre qué es la nomofobia y algunas de las consecuencias de la adicción al celular, pero hoy hablaremos de los efectos que puede tener la whatsappitis en tu salud. ¡Acompáñanos a descubrirlos y prevenirlos! 🙂

¿Qué es la Whatsappitis?whatsappitis

La whatsappitis se conoce en el mundo médico como el síndrome de Quervain que, aunque te sorprenda, es una de las enfermedades más comunes del mundo. Esta patología se conoce por muchos nombres: Quervain, pulgar de BlackBerry, pulgar de jugador, tenosinovitis estiloidea radial, muñeca de muñeca, pulgar de mamá o «whatsappitis». Básicamente, es una lesión por esfuerzo repetitivo y se asocia a la fatiga muscular por el uso intensivo de dispositivos móviles. La pregunta es ¿cómo se produce?

Aunque en la actualidad tengas partes del cuerpo que no sirven, lo cierto es que la mano ha sido nuestra herramienta fundamental para dominar la vida cotidiana, pues esta está acostumbrada a hacer frente a diversas exigencias, utilizando una amplia gama de movimientos y patrones, que son posibles gracias a los tendones y articulaciones de la mano. Ahora bien, la monotonía y la falta de variación nos ha hecho vulnerables a tensiones, así es como llega la whatsappitis a nuestra vida.

De acuerdo con estudios en el patrón de uso de los celulares en sus usuarios, Nokia reveló que una persona puede consultar el teléfono cada 6 minutos en un ciclo de 6 horas de vigilia, estamos hablando de que cada uno de nosotros mira su celular al menos 150 veces al día.

La whatsappitis tiene mayor tendencia a aparecer cuando los celulares tienen teclados numéricos estándar que involucran el uso de ambos pulgares en superficies reducidas. En otras palabras, el diseño de los celulares no ayuda a controlar la enfermedad por dos razones: cada vez nos hace más adictos y sus diseños no son ergonómicos para el uso frecuente y ‘adictivo’ que les damos.

1. ¿Por qué se le llama así?

Como te contamos, la whatsappitis tiene numerosos nombres, no obstante el más común ahora, es el de whatsappitis. Aunque existan muchas aplicaciones que pueden producir la patología, ser adicto a WhatsApp constituye el gran problema que la genera. El envío frecuente de mensajes de texto genera lesiones constates en las muñecas y los tendones; no importa lo rápido o lento que escribas, el exceso de mensajes de texto no es bueno para nuestras manos.

2. Causas y síntomas

Los músculos y tendones del pulgar son muy fuertes, pero no están diseñados para el tipo de actividad asociada a muchos de los dispositivos tecnológicos. La whatsappitis es producida por el movimiento repetitivo de las manos y sus músculos durante largos periodos de tiempo, así que esto puede producir en aquel que es adicto a WhatsApp algunos síntomas muy molestos…

Algunos de los síntomas de la «enfermedad del WhatsApp» llevan consigo: fatiga muscular y tensión muscular excesiva, asimismo, pueden causar dolor y molestias en los músculos y restringir la flexibilidad de las articulaciones. A largo plazo, este tipo de uso excesivo puede irritar los tendones y provocar artritis prematura. De hecho, cualquier cosa que provoque movimientos repetidos puede predisponer a alguien a lesiones de diversa índole, ya sea una tendinitis o el agravamiento de una artritis.

La whatsappitis es una enfermedad de rápido crecimiento, ya que ser adicto a WhatsApp se está volviendo cada vez más común, junto con otras aplicaciones que se manejan con el pulgar. Así que ¡ten cuidado!, más vale prevenir que lamentar.

3. Una enfermedad recienteadicto a whatsapp

Hablemos primero de lo que tiene en común la whatsappitis con otras lesiones tecnológicas. En los años noventa, surgió la llamada nintenditis, diagnosticada a una mujer de 35 años por jugar durante 5 horas con la famosa consola japonesa. Y, años más tarde, surgió una lesión que nombraron wiititis, asociada a otra consola nipona, el Wii, sufrida por un joven de 29 años luego de usar el mando para jugar tenis. De hecho, las personas que sufren este tipo de lesiones (en especial con los juegos de deporte), presentan contracturas musculares comunes a los propios deportistas, así como inflamaciones y tendinitis.

Lo nuevo de la «adicción» a WhatsApp, aparte de la propia whatsappitis, es que los jóvenes no encuentran otra forma de hablar con sus amigos si no es a través de la aplicación. Cada vez son más asociales, según Helen Villalba, de la Universidad de Sucre, en Bolivia, se enfrascan en sus propios dispositivos y son progresivamente menos capaces de establecer relaciones ‘frente a frente’. Los usuarios se defienden aduciendo que a través de WhatsApp se comunican con varias personas a la vez y de modo inmediato.

La Sociedad Americana de Cirugía de la Mano menciona que: «La mayoría de las lesiones del tendón en la mano tardan más en recuperarse que la mayoría de las operaciones en otras partes del cuerpo». De hecho, estudios recientes sobre la whatsappitis han demostrado que el tratamiento de esta enfermedad (que puede incluir operaciones) crea en los pacientes depresión clínica.

4. Tratamientos de la whatsappitis

Te preguntarás ¿qué podemos hacer para no padecer whatsappitis?, la respuesta es sencilla: ¡deja de usar el teléfono! Pero, como sabemos que esto se puede volver algo muy complejo, lo que te recomendamos es usarlo cuando sea estrictamente necesario. Usar menos el teléfono móvil, podría reducir el avance de la enfermedad y no permitir que llegara a instancias extremas como una cirugía. El exceso de cualquier cosa es malo, demasiado, así que lo mejor es conocer nuestros límites.

Así que la próxima vez que tomes el teléfono para enviar un WhatsApp, responder una historia, contestas un correo electrónico o tomarte una selfie, pregúntate primero: ¿realmente necesito hacer esto?

Hemos llegado al final de nuestro artículo. Cuéntanos, ¿conoces a alguien que sufra whatsappitis? ¡Te leemos! Y por si te interesan los temas de salud y tecnología, te recomendamos conocer cuáles son las nuevas enfermedades psicológicas causadas por internet, muchas de ellas realmente te sorprenderán.

15 Comentarios

  1. Creo que debes aclarar que la universidad no se llama así, sino UNIVERSIDAD MAYOR REAL Y PONTIFICIA DE SAN FRANCISCO XAVIER DE CHUQISACA que esta ubicada en la ciudad de Sucre, Bolivia.

  2. Hola tengo 15 años y hay que aclarar que no todos son obsesivos con el whatsapp yo con mis amigos nos juntamos 3 veces por semana y vamos al centro vemos películas pero apagamos los teléfonos los casos mas graves se dan mas en los adultos que en menores y hay que fijarse bien que son en ciertos lugares no en todos. Puede que esto recién comience pero en lo personal prefiero juntarme con mis amigos y hablar cara a cara .

    • Pues claro que no es todo el mundo, se habla de los casos en que el uso de estos dispositivos y de las aplicaciones son por un largo periodo de tiempo. Y como ya hay casos, los investigadores han comenzado a investigar estos fenómenos sociales.
      Como se trata de enriquecer y comentar las cosas, desde el equipo de Supercurioso les agradecemos a todos por sus comentarios y aportes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here