«Nadie trabaja por aquí, menos yo»- pensamos a veces hundidos en la autocompasión durante otra tarde larga en la oficina. No importa el hecho de que muchos de tus colegas llegasen a la oficina mucho antes que tú, y es probable que tú te hayas permitido más descansos en Facebook durante el día de los que honestamente puedas justificar.

Segmentos de la población

La verdad es que la mayoría de las personas creen que están haciendo algo más que su parte justa del trabajo. El egocentrismo humano es un capricho de psicológico, y los científicos sociales han observado el fenómeno en grupos tan variados como los estudiantes, cadetes, compañeros de equipo de baloncesto o las parejas casadas. Cuando los investigadores pedían a los miembros de estos grupos que estimasen con qué porcentaje del trabajo sentían que habían contribuido a algún proyecto, el resultado acumulado era casi siempre del 100 por cien.

trabajador

Curiosamente, sin embargo, el grupo de las parejas casadas fue el único en sobrestimar sus contribuciones a cosas positivas como a tomar el crédito en algunas negativas. Esto sugiere que la sobrestima no es sólo el resultado de un deseo egoísta de sentirse bien acerca de las cosas, o creer en la propia superioridad sobre todos los demás. Se trata más de egocentrismo: De no ser conscientes de todos los demás. Una tendencia natural a centrarse más en uno mismo.

Tiempo productivo

Otra posible explicación para este fenómeno en el puesto de trabajo es que la gente asume erróneamente que el tiempo dedicado a un proyecto, es tiempo productivo dedicado a un proyecto, y reclaman el crédito correspondiente. En uno de estos experimentos recientes, se dividió a los participantes en grupos de tres, indicando a dos de ellos que resolviesen unos puzzles y al tercero que simplemente se sentase observar, y en otro caso, que se sentase y actuase como supervisor.

TRABAJADOR

Ellos trataron de hacer eso, pero el papel de supervisor no es como el que trata de resolver el puzle. Y sin embargo, los voluntarios del estudio a los que se les pidió actuar como supervisores terminaron afirmando haber hecho más trabajo, cuando sus respuestas se compararon con los que fueron simplemente observadores. Los supervisores creían realmente que sus esfuerzos sinérgicos habían influido en el resultado de la tarea. En la realidad, sin embargo, los resultados de ambos grupos fueron aproximadamente los mismos. 

¿Cómo calcular el trabajo real?

¿Cómo podemos liberarnos de esta tendencia y formar una imagen más precisa de nuestras contribuciones en comparación con las de nuestros o pareja? Es sorprendentemente fácil. En un experimento, los investigadores pidieron a la gente simplemente que se tomasen un minuto para considerar las contribuciones de sus compañeros de equipo antes de que considerasen propia. Este ejercicio redujo, y a veces eliminó por completo la sobrestimación.

TRABAJADOR

Salir conscientemente de nuestra propia cabeza egocéntrica por un minuto, parece ser una manera simple de ver la realidad. También ser conscientes de esta tendencia humana es probable que mejore nuestras relaciones. Así que a partir de ahora, en lugar de revolcarte en la negatividad, pensando que eres el único que trabaja por aquí, recuerda que las cosas se ven diferentes con un poco de perspectiva, y seguramente serás mucho más feliz.

¡No dejes de leer este artículo sobre los distintos tipos de manipulación emocional!

Imagen: Rob.Billy WilsonFranck Vervial y Billy Wilson vía Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here