Los mitos son falsedades en los que la sociedad cree ampliamente. Algunos mitos se basan en un mínimo de verdad, mientras que otros se deben a errores de interpretación. Sin embargo llegan a se disfrazan de verdades que pasan desapercibidas. Los mitos con mayor tracción son los que parecen estar «arraigados en la ciencia.» Se necesita coraje para desafiar la legitimidad de un mito envuelto en lenguaje científico. Los mitos sobre el cerebro han sido especialmente difíciles de desacreditar ya que el cerebro no se entiende completamente. Pero a lo largo de las últimas décadas, los científicos han aprendido más que suficiente para desacreditar algunos mitos populares cerebrales.

Mito 1: Sólo se utiliza el 10% del cerebro.

En algún momento de tu vida, probablemente hayas oído este mito. Pero la verdad es que utilizamos toda la totalidad de nuestro cerebro todos los días, y no sólo el 10%. Por ejemplo, sólo leer este artículo implica la participación de tus lóbulos frontales y occipitales y comprende tu hipocampo de recordar, al mismo tiempo que tu tronco cerebral. Además el cerebelo te ayuda que permanecer sentado, a la respiración, la sangre circulante, y digerir los alimentos. Y, por supuesto, tu glándula pituitaria y el hipotálamo están regulando las hormonas, temperatura, y mucho más.

Mito 2: Hacer crucigramas puede mantener el cerebro joven

Los crucigramas son divertidos y pueden mejorar tu capacidad para encontrar las palabras, pero no ayudan a la cognición o la memoria general de tu cerebro. Muchas personas creen que un crucigrama al día te ayudará a evitar la demencia o Alzheimer, pero no hay evidencia que apoye esa afirmación. Eso es porque los crucigramas sólo flexionan una parte de tu cerebro, que es la de encontrar palabras (también llamado fluidez.)

neuronas1

Así que podrían ayudarte a encontrar palabras, pero no a mantener tu cerebro activo en un sentido general. De hecho, un reciente estudio con más de 600 participantes enfrentó crucigramas contra uno de los ejercicios BrainHQ de Posit Science y encontró que BrainHQ mejoró la función cognitiva en personas de todas las edades, mientras que hacer crucigramas no ofreció beneficios cerebrales.

Mito 3: la personalidad se muestra en la dominación del hemisferio derecho o izquierdo

Los dos lados del cerebro son codependientes intrincados. Puedes haber oído que aquellos en quienes predomina la parte derecha son más creativos o artísticos y en quienes predomina la izquierda son más técnicos y lógicos. Pero la tecnología de escaneo del cerebro ha revelado que los dos hemisferios trabajan juntos casi siempre en un procesamiento complejo. Por ejemplo, el procesamiento del lenguaje, una vez se creyó que procedía del hemisferio izquierdo solamente, ahora se entiende que tiene lugar en dos hemisferios.

Mito 4: El daño cerebral es siempre permanente

El cerebro puede en realidad reparar o compensar ciertas pérdidas, e incluso generar nuevas células. La gente creía que nacimos con un número finito de células cerebrales, y eso era para toda la vida; si se dañaba alguna de estas, nunca se podría recuperar. Ahora, por supuesto, sabemos que el cerebro se puede recuperar en muchos casos, y también puede generar nuevas células cerebrales en las circunstancias adecuadas.

Mito 5: El consumo de alcohol mata las células del cerebro

El uso moderado de alcohol no mata las células cerebrales, y el uso desenfrenado, aunque puede dañar el cerebro, no es debido a la muerte celular. Siempre escuchamos que el consumo de alcohol puede matar a las células del cerebro, pero la verdad es que la cantidad de alcohol necesaria para matar las células del cerebro, también mataría a la persona. El consumo moderado de alcohol no parece para matar o dañar las células cerebrales.

alcohol-neuronas2

Los alcohólicos pueden experimentar daño cerebral debido a la bebida, pero no es porque el alcohol mate células del cerebro, es debido a que el alcohol puede dañar las dendritas que se encuentran al final de las neuronas, lo que causa problemas en la comunicación celular en el cerebro. Otro trastorno cerebral que los alcohólicos pueden desarrollar, el síndrome de Wernicke-Korsakoff, que sucede en realidad debido a la deficiencia de tiamina, ya que el alcohol altera su absorción.

¿Hay cerebros masculinos o femeninos? ¡Descúbrelo en este interesante artículo!

Imagen: The Vault DFW y Emilio Garcia vía Flickr

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here