En Supercurioso nos encanta descubrir curiosidades sobre nuestro cerebro. Esa máquina prodigiosa especializada y casi desconocida que rige todo lo que somos y lo que hacemos; ese baúl misterioso que alberga no sólo nuestros recuerdos y los laberintos de nuestra personalidad, sino que también es nuestro legado evolutivo como humanidad y como especie, perfeccionándose si cabe más aún generación tras generación.

Bien es cierto que su funcionamiento es todavía un enigma que desafía las ansias de todo científico, que todavía no hemos desentrañado ni la mitad de esos motores que lo definen y lo ponen en marcha… De ahí que siempre nos planteemos con algo de desconcierto esa eterna cuestión: ¿Es cierto que sólo utilizo el 10 % de mi cerebro? Cojamos un poco de aire, porque la respuesta es claramente “NO”.

¿Por qué creemos que sólo usamos un 10% de nuestro cerebro?

No es cierto que el ser humano use esa mínima parte de nuestro cerebro. Entonces, ¿por qué esa afirmación? ¿De dónde viene? Veamos pues los curiosos pilares que sacaron a la luz esa falsa afirmación.

1. Albert Einstein

No. Él no fue el responsable de esta idea, fueron otros científicos que lo usaron como ejemplo para comparar el potencial medio de la población en referencia al propio Albert Einstein. Sin lugar a dudas, algo realmente injusto.

2. Uri Geller

El autoproclamado psíquico, capaz de doblar cucharas con la mente ante las televisiones de todo el mundo, llegó a afirmar que las capacidades psíquicas (casi siempre dormidas en el ser humano), configuran el 90% de nuestro cerebro. Es decir, esta compleja amalgama de dones ocultos configurarían para muchos la auténtica base del funcionamiento cerebral. Más humo para alentar la leyenda…

3. William James

El famoso psicólogo norteamericano escribió un libro llamado “Las energías de los hombres”, donde comentaba que los seres humanos utilizamos sólo una pequeña parte de nuestros recursos mentales y físicos. Explicaba también que, con el tiempo, lograríamos alcanzar mayor potencialidad.

4 . Confusión entre neuronas

Otra idea que pone las bases a esta frase la configura la confusión que puede existir a la hora de diferenciar los dos tipos de células cerebrales: Las neuronas, que componen solo el 10% y las células gliales, el 90% , que funcionan de apoyo y proveen de asistencia física y nutricional a las primeras.

neuronas

5. La idea del desafío

El mito construido a lo largo del tiempo de que “el ser humano solo utiliza el 10% de su cerebro”, despierta en nosotros una especie de reto personal, un desafío por mejorar nuestras potencialidades con tal de superar esta cifra. Es una etiqueta ya construida e instaurada en nuestra cotidianidad que, a pesar de ser falsa, se vende bastante bien.

¿Cuál es la realidad de nuestro uso cerebral?

Técnicas como la resonancia magnética o la tomografía por emisión de positrones, nos demuestran que solo con mover una mano se pone en marcha mucho más del 10% por ciento del cerebro. Es más, el simple hecho de “no hacer nada” ya supera esta cifra con gran distancia: se encarga de “respirar”, de “hacer palpitar el corazón”, de recordar lo que hemos hecho en nuestro día, e incluso de planificar al mismo tiempo qué es lo que vamos a hacer para cenar…

Si viéramos el escáner de la actividad de nuestro cerebro mientras estamos durmiendo, nos asombraríamos del inusitado y fantástico movimiento de todas nuestras estructuras.

cerebro

El cerebro es un órgano especializado, cada parte que lo conforma cumple una función… Así que si sólo utilizáramos el 10%, estaríamos viviendo con una especie de mueble instalado en la cabeza cubierto por polvo y telarañas.

El cerebro no trabaja en masa, sino a través de regiones expertas en determinadas funciones… Es un fantástico motor con enorme energía.

¿Quieres saber más cosas sobre nuestro cerebro? Descubre 5 casos curiosos en los que nos engaña.

5 Comentarios

  1. La verdad no tengo la fuente y no recuerdo bien los datos, ya sé ya sé quizás este incorrecto, tenía entendido que usamos el cerebro totalmente pero eso es diferente a usarlo para lo que quisieramos para «ser genios», me explico, el cerebro de una persona «normal» siempre esta pensando en la comida de al rato, en el examen de mañana, en darle de comer a mi perro, en miles de cosas por lo que es «imposible» usarlo en una sola tarea al mismo tiempo, por eso es que en los examenes de repente pensamos en tonteria y media y por dentro decimos.. pero por qué ahora!!??…. una persona autista sin embargo es capaz de concentrarse o aplicar una mayor cantidad de «cerebro» a una tarea es por eso que pueden tener memoria extrema, o habilidades mentales por encima del promedio llamado sindrome de savant, si usamos gran porcentaje del cerebro pero usamos muy poco porcentaje por tarea pues se divide… no me crean mucho jaja porque no tengo las fuentes pero algún día que las consiga podré respaldar mi comentario.

  2. Yo lo que siempre he pensado es que no es que usemos solo el 10% de nuestro cerebro, lo usamos todo y todo el tiempo para cosas asombrosas,sino que comúnmente no aprovechamos todo su potencial,si lo hiciéramos lograríamos cosas increíbles,como en el caso de personas que se han curado de enfermedades raras solo con auto convencerse mentalmente de que se curarían, o de personas que han salvado la vida de otras solo con estar muy convencidos mentalmente de que lo harían, han repentinamente obtenidos más fuerzas o han forjado un plan ingenioso para lograrlo; o de gente que tiene un dolor intenso pero con solo dejar de pensar en él dejan de tenerlo, e incluso deportistas que con su último aliento han llegado a la meta o gente en situaciones de riesgo extremo que se salvaron gracias a su cerebro y las ganas de seguir viviendo…ese cerebro, ese órgano maravilloso que Dios puso en nosotros,aún tiene mucho potencial que no aprovechamos…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here