No existen registros arqueológicos de cuándo comenzamos a comer huevos, pero es probable que haya formado parte de nuestra dieta desde mucho antes de ser humanos, en tiempos anteriores a la invención del fuego, cuando apenas nos alimentábamos de semillas, frutos, hojas, animales pequeños y, por supuesto, huevos de pájaros.

Incluso el consumo de huevos de gallina, que es el óvulo no fertilizado que más consumimos en el mundo, debimos empezar a degustarlo mucho antes de convertirla en un ave doméstica. Aquí te presentamos 7 datos curiosos que quizás ignores sobre este nutritivo alimento.

7 datos que ignorabas de los huevos

1. El huevo de gallina es un alimento extraordinariamente nutritivo y es por ello que forma parte fundamental de las dietas de atletas y deportistas.

huevos_2

Es un alimento rico en proteínas, minerales y todas las vitaminas, con excepción de la C.

2. En años recientes se ha extendido la creencia de que un huevo es un pollito en potencia, y no es así.

huevos_1

Los huevos son óvulos sin fertilizar por el gallo, y la confusión se debe a que cada vez hay una mayor brecha entre las actividades del campo y la vida urbana.

3. El récord mundial de consumo de huevos duros contra reloj lo tiene Joey “Mandíbulas” Chestnut, que en 2013, consumió 141 huevos duros en apenas 8 minutos.

4. El consumo mundial de huevos de gallina es de aproximadamente 68 millones de toneladas, que equivalen a la producción anual de 4.000 millones de gallinas ponedoras.

5. En China se ha convertido en un problema la venta de huevos falsificados. Éstos son bastante parecidos a los reales, elaborados con resinas, colorantes y almidón, entre otros ingredientes; los estafados suelen comprarlos por un precio mucho más bajo que el de un huevo real y enterarse de la trampa al llegar a sus casas. Un buen falsificador puede hacer hasta 1.500 huevos al día.

6. Otro récord mundial con huevos lo tiene Howard Helmer, que hizo 427 tortillas de dos huevos en treinta minutos, algo así como una cada 4,2 segundos.

7 La ovofagia humana va más allá de las gallinas; también comemos huevos de patos, gansos, codornices, palomas, distintos peces y de algunos reptiles, como las tortugas e iguanas.

Huevos de codorniz
Huevos de codorniz

Pero quizás el plato más exótico con este ingrediente provenga de la rica gastronomía mexicana: el ahuautle. Llamado también el caviar mexicano, se trata de huevos de un insecto llamado axayácatl, que traducido del náhuatl vendría a ser “tábano de agua”, aunque se trata más bien de una especie de chinche.

Tortilla de ahuautle
Tortilla de ahuautle

Se prepara en forma de tortitas, de tamales, y es una exquisitez de origen azteca que algún día deberíamos probar.

Ya ves que los huevos son muy versátiles, y aún hay cosas que nos faltan por saber. Te invitamos a que revises nuestro artículo:

¿Cuáles son las causas de la adicción a la comida?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here