Una momia es el cadáver de una persona o un animal que por circunstancias naturales o siguiendo procesos de embalsamado se conservan en un estado relativamente bueno mucho después de su muerte. En Supercurioso os hemos hablado de varias momias que nos han parecido especialmente interesantes, como la de la niña Rosalía Lombardo, y en esta ocasión queremos acercarnos a las alucinantes momias de sal de Irán.

Las alucinantes momias de sal de Irán

En 1993, unos mineros que trabajaban en las minas de sal de Chehrâbâd, en la provincia de Zanyán en Irán, encontraron en la mitad de un túnel un cuerpo momificado. Tenía el pelo largo, una gran barba y estaba rodeado de artefactos. Entre ellos una bota de cuero (que contenía la parte inferior de una pierna), tres cuchillos fabricados con hierro, una aguja de plata, una nuez, una cuerda, una honda y restos textiles.

Las alucinantes momias de sal de Irán. ¡Impresionantes!

Años después, en 2004, se encontraron los restos de otro varón y los arqueólogos iranís decidieron iniciar una exploración en la mina que se saldó con el hallazgo en 2005 de los restos de otros dos hombres. En asociación con varias universidades y museos europeos se prosiguieron las investigaciones arqueológicas, encontrándose varios cuerpos más, entre ellos el de una mujer y un adolescente.

La excelente conservación de los cuerpos, el primero de los cuales fue datado por las pruebas del Carbono 14, sobre el año 300 a.C., se debe a que se conservaron momificados naturalmente por la sal. Ésta impidió que las bacterias proliferasen y protegió los cadáveres.

Las alucinantes momias de sal de Irán. ¡Impresionantes!

El primer cuerpo encontrado, el más estudiado, perteneció a un individuo de entre 35 y 40 años de edad, y se piensa que debía ser un personaje de alto rango ya que llevaba botas de cuero, pantalones de lana y lucía un aro de oro en una de sus orejas. Su grupo sanguíneo era B+ y se detectó una fractura del hueso de la cara cerca del ojo anterior a su muerte que quizá pudo conducir al fallecimiento del conocido como “hombre de sal”. En 2012, nuevas investigaciones descubrieron en su intestino huevos de tenia, lo que confirmó el consumo de carne cruda o poco cocinada en la dieta de esa época en Oriente y es el primer vestigio de parásitos intestinales antiguos en Irán.

Las alucinantes momias de sal de Irán. ¡Impresionantes!

El por qué fue enterrado en la mina, lo mismo que los otros cuerpos encontrados, sigue siendo un misterio para los arqueólogos.

Debido a los importantes hallazgos, el gobierno iraní suspendió el permiso para proseguir los trabajos de minería en el lugar. Las momias de sal fueron trasladadas al Museo Nacional de Irán en Teherán donde se exhiben. Actualmente se está llevando a cabo una renovación del sistema de conservación ya que las urnas no eran herméticas y debido a que dejaban entrar aire contaminado, las momias se estaban deteriorando rápidamente.

Si quieres conocer otras momias de todo el mundo, te invitamos a leer los posts:

Xin Zhui, la Dama de Dai, la momia mejor conservada. ¡Increíble!

Las escalofriantes momias de Palermo

Las misteriosas momias medievales rusas

Imágenes: Mardetanha

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here