Descansar, dormir y el sueño son elementos de la vida cotidiana muy importantes para los seres humanos y, en general, para los seres vivos. No solo por el hecho de descansar, sino especialmente porque, mientras dormimos, ocurren muchas cosas interesantes en nuestro cerebro. Sin embargo, la evolución funciona de forma muy particular: así como para unos animales dormir es una necesidad biológica, para otros no lo es tanto. De hecho, ¿sabías que hay animales que no duermen en absoluto? En Supercurioso queremos contarte más sobre estos animales que no duermen. Acompáñanos a descubrir cuáles son y por qué no requieren el sueño (te los ordenamos de más horas de sueño a menos).

6 Especies animales que NO duermen

1. Los ciervos

Animales que no duermen, Los ciervos

Los ciervos solo necesitan echar una cabezada, durmiendo entre tres y cuatro horas al día. En efecto, hemos dicho día y no noche, porque es precisamente durante el día cuando acostumbran a dormir estos animales. Esto se debe a que, durante la noche, los ciervos se encuentran más indefensos y a merced de sus depredadores, por lo cual se mantienen en vigilia.

Por otro lado, la manera en la que «duermen» resulta muy curiosa. De hecho, podría incluso parecer que no durmieran, ya que los ciervos no cierran los ojos, sino que se «desconectan» del mundo exterior durante cinco o diez minutos y se despiertan con un sobresalto que los hace estar al máximo de atención en cuestión de segundos.

2. Los caballos

Tal y como hacen los ciervos, los caballos no duermen propiamente, sino que «reposan la vista» durante un cuarto de hora varias veces al día. Según los expertos, un caballo promedio acumula unas 3 horas de descanso al día si se suman la totalidad de esos pequeños reposos.

Además, cabe destacar que los caballos casi siempre duermen de pie. Esto se debe a que tienen una serie de ligamentos y tendones que les permite relajar los músculos y dormir cómodamente sin perder el equilibro ni sentir la necesidad de reclinarse. Sin duda, se trata de uno de los animales más curiosos del mundo, pero todavía no se acercan al animal que menos descansa de nuestra lista.

3. Las jirafas

Las jirafas

Estas habitantes de la sabana africana son tan majestuosas como misteriosas, y también son uno de nuestros animales que no duermen. De hecho, hasta los años 50 se creía que las jirafas no necesitaban dormir absolutamente nada, ya que siempre se las veía tan contentas, de pie con su larguísimo cuello, alimentándose de las copas churruscadas de los árboles.

Con el avance de la ciencia, sin embargo, se descubrió que esto no era exactamente así. Como los caballos, las jirafas pueden dormir de pie, especialmente las mayores, que acostumbran a recostar la cabeza en la cadera, y, como los caballos y los ciervos, tienen patrones de sueño irregulares, en los que solo necesitan echar una cabezadita de varios minutos para descansar un total de unos 30 o 40 minutos diarios.

4. Los delfines

Los delfines juegan en otra liga, y es que son uno de los animales que no duermen más asombrosos que encontrarás. Aunque es cierto que de mayores sí duermen, los científicos han comprobado que los delfines no duermen absolutamente nada durante el primer mes de vida. ¿Por qué? Para no morir ahogados. La madre cuida a sus hijitos delfines durante este tiempo y evita que se acuesten, para ello, se los acerca mucho al cuerpo y los vigila constantemente.

Los adultos pueden echarse cabezaditas, siempre y cuando tengan el espiráculo en la superficie, pero lo más asombroso de todo es que no les es muy necesario. Y es que, por decirlo de una manera sencilla, su cerebro está dividido en dos: una parte les permite estar despiertos y mantener la atención mientras la otra descansa.

5. Las ballenas

Las ballenas

Para continuar con nuestra lista de animales que no duermen, seguimos adentranos en el mundo submarino. Las ballenas, como los delfines, su cerebro les permite estar durmiendo y alerta a la vez. Sin embargo, además del peligro de las depredadores, hay otras razones por las que mantenerse atentos durante el sueño: y es que necesitan situarse en la superficie para poder respirar y no hacerlo durante periodos muy extensos de tiempo, o corren el peligro de que su temperatura baje demasiado.

La habilidad de estos animales para no dormir, o para hacerlo muy poco, debe tener mucho que ver con las habilidades que fueron adquiriendo durante siglos de evolución para poder mantenerse con vida. Increíble, ¿no lo crees?

6. Las medusas

Ya hemos llegado al número 6 de nuestra lista: el animal que menos duerme (al menos dentro de los que el hombre conoce y ha podido estudiar con profundidad), las medusas. Pero, para ser justos, es lícito decir que pueden estar haciendo trampa: pues para dormir, los animales necesitan un cerebro, y hay que partir de la base de que las medusas no tienen cerebro.

Con cerebro o no, la verdad es que las medusas siguen siendo consideradas animales, y otra verdad irrefutable es que no duermen en absoluto. Por el contrario, se limitan a alimentarse de plancton a través de su red de tentáculos. Sin duda, se trata de uno de los animales raros del mundo.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre los animales que no duermen? ¿Sabías que hay animales que tienen la capacidad de descansar por pocos intervalos de tiempo? ¿Cuál de estos animales te ha sorprendido más? Y, ¿sabes por qué es necesario dormir a oscuras? Déjanos tu opinión en los comentarios, ¡estaremos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here