10 asesinos en serie del Oeste de los cowboys | Muy inquietantes
Valora este post

Los asesinos en serie han existido prácticamente durante toda la historia de la humanidad, ya que las mentes perversas no son algo atribuible únicamente al siglo XX o XXI. El viejo y lejano Oeste fue una época donde reinaba la anarquía y los malhechores campaban a sus anchas. En el siguiente artículo queremos hablarte de 10 asesinos en serie del Oeste y sus historias en América del Norte.

Es difícil imaginar el horror de vivir en una tierra casi sin ley, en la que para viajar debías cruzar grandes extensiones dejadas de la mano de dios. En estos lugares apartados de la civilización era fácil que las personas con malas intenciones llevaran a cabo sus más terribles fantasías. Por eso, no es de extrañar que hubiera asesinos en serie en el Oeste más salvaje y que, en ocasiones, se salieran con la suya. Veamos algunos casos.

Los asesinos en serie del Oeste

1. Bloody Benders

Los Bloody Benders encabezan nuestra lista de asesinos en serie del Oeste. Se trataba de una familia que se mudó a Kansas en 1870. Esta familia de 4 miembros acabaría quitándole la vida a 21 personas y fueron unos de los peores asesinos en serie del Oeste. Representaban el papel de familia amorosa que acogía a huéspedes cansados del viaje en su encantadora y acogedora posada. Una vez instalados, los Benders les robaban, los golpeaban hasta matarlos y luego los enterraban en el jardín. Se conoce su historia gracias a algunos testigos que lograron escapar. Lo más preocupante es que nunca pagaron por sus crímenes y permanecieron en paradero desconocido. Todavía hoy se desconoce qué fue de ellos.

2. Stephen Dee Richards

asesinos en serie del Oeste

Se le conoce popularmente como el Ted Bundy del viejo Oeste, aunque en su época se le conocía como el demonio de Nebraska. No buscaba un solo perfil a la hora de asesinar, ya que llegó a matar a gente tan variada como un joven o una madre de familia y a sus tres hijos. Richards acabó asesinando a nueve personas y fue ahorcado en 1879.

3. Charles Kennedy

Kennedy, otro de los asesinos en serie del Oeste, vivía cerca de Eagle Nest, en Nuevo México. Su esposa denunció que Kennedy se dedicaba a acoger a huéspedes en su casa para quitarles sus pertenencias y matarlos. Pero Charles llegó demasiado lejos, asesinando a su propio hijo y encerrando a su esposa. Cuando esta logró escapar, lo denunció y Charles acabó en prisión. Su final fue más trágico, ya que un grupo de hombres lo sacaron de su celda, le ataron una soga al cuello y lo arrastraron con un caballo hasta que murió estrangulado.

4. Boone Helm

asesinos en serie del Oeste

Levi Boone Helm era conocido como el caníbal de Kentucky. Sembró el miedo en Oregon y Idaho robando y matando a muchas personas. El apodo se lo pusieron después de que se viera atrapado junto a sus hombres por una tormenta de nieve, todos excepto él murieron. Boone consiguió sobrevivir alimentándose de los cuerpos de sus compañeros. Esta experiencia cercana a la muerte no impidió que continuara robando y asesinando. Finalmente fue capturado, condenado y ahorcado.

5. El aniquilador

Otro de los asesinos en serie del Oeste era conocido como el “aniquilador de sirvientes” y mató a 7 mujeres y un hombre en Texas entre 1884 y 1885, aunque también mutiló a otras 8 personas. Se creyó que el móvil de los crímenes era el racismo, ya que la mayoría de sus víctimas eran negros y formaban parte del servicio de distintos lugares, de ahí su apodo.

6. James Miller

asesinos en serie del Oeste

Conocido como “Miller el asesino”, James fue un sicario que mataba por encargo, uno de los más fríos de los asesinos en serie del Oeste. Llegó a quitarle la vida al prometido de su hermana simplemente porque no le gustaba. Fue arrestado por ese asesinato, pero puesto en libertad por un simple tecnicismo. Miller acabó convirtiendo su pasión por matar en una profesión y ganó grandes sumas de dinero por acabar con la vida de algunas personas. Como James tenía una apariencia piadosa, nadie en su comunidad sospechaba de su doble vida hasta que asesinó a un ex mariscal de los Estados unidos, lo que hizo que toda su gente se volviera contra él y acabaran ahorcándolo.

7. John Wesley Hardin

Aunque era hijo de un predicador, eso no evitó que Hardin se metiera en problemas a muy temprana edad. Su primer asesinato lo cometió a los 15 años y ya no se detuvo. Se cree que llegó a asesinar a 42 personas. Finalmente fue encarcelado y después de pasar 17 años en prisión, se mudó a El Paso, Texas.

Un día, tras una discusión con un agente de la ley llamado John Selman, éste disparó a Hardin en la cabeza y acabó con la vida de otro de los asesinos en serie del Oeste más temidos.

8. Bill Longley

asesinos en serie del Oeste

Longley es otro de los asesinos en serie del Oeste y era un psicópata de libro. Con 20 años ya había matado varias veces. Era un racista declarado y mataba a todo aquel que lo importunara. Una joya…

9. John Jeremiah Garrison

Para Garrison, el penúltimo de nuestros asesinos en serie del Oeste, todo empezó cuando su mujer fue asesinada a manos de un nativo americano y John buscó venganza en todos los de su tribu. La leyenda cuenta que mató a más de 300 personas de la tribu de los cuervos y para luego devorar sus hígados. Murió en 1900, arruinado y solo.

10. Delphine LaLaurie

asesinos en serie del Oeste, Lalaurie
Delphine La Laurie y su mansión

Dentro de esta lista de asesinos en serie del Oeste está Delphine LaLaurie, la única mujer entre todos estos personajes sanguinarios, que además pertenecía a la alta sociedad adinerada de Orleans. LaLaurie pasó a la historia por el trato monstruoso que le daba a sus esclavos. Esa tortura a la que los sometía se descubrió en 1834, cuando un esclavo anciano intentó incendiar su casa para poder escapar a los brutales castigos a los que ésta los sometía.

Atraídos por el fuego, las autoridades se desplazaron a la casa donde encontraron al resto de esclavos en un deplorable estado. Aunque gracias al poder del que gozaba LaLaurie no hubo consecuencias para ella. Fueron los demás vecinos de Delphine, quienes en un acto de compasión por los esclavos y las circunstancias en las que vivían, lograron expulsar a toda la familia LaLaurie del pueblo y dejaron que los esclavos se quedaran a vivir en la casa.

Esta es la historia de 10 de los asesinos en serie del Oeste más conocidos pero seguro que existieron más de los que se desconoce la existencia y que seguramente actuaron impunemente por la presencia insuficiente de vigilancia del momento. ¿Conoces tú a algunos otros asesinos en serie del Oeste? ¡Cuéntanos! ¡Estaremos encantados de leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here