La energía la podemos definir como la capacidad para realizar un trabajo. Existen varias clases de energía como potencial, cinética, solar, química, etc.; también la podemos clasificar como renovables y no renovables. Todo esto lo aprendimos en nuestra etapa como estudiante, pero lo que se olvidaron de enseñarnos es que ahora será posible vestirse y hasta lucir carteras o bolsos con la capacidad de recargar baterías, ¿increíble no?

Lucir prendas de vestimenta con recargadores eléctricos de energía solar suena realmente sorprendente, pero no está tan lejano. Móviles, reproductores de música MP3, reproductores de video MP4 y MP5, pen drives para guardar una buena cantidad de datos, ordenadores de mano, laptops y agendas electrónicas son algunos de los muchos artefactos que con frecuencia nos acompañan en el transcurso de todos nuestros días. Todos estos nuevos artículos portátiles hacen verdaderas maravillas, pero siempre y cuando estén con sus baterías cargadas.

La tarea de Joseph Hynek

Cuantas veces nos preguntamos si nuestro teléfono móvil se ha recargado lo suficientemente o si tendremos algún enchufe cerca.

cartera2

Ahora gracias a la labor de Joseph Hynek, estas preocupaciones podrían desaparecer. Hynek es un estudiante de ingeniería mecánica de la Universidad Estatal de Iowa, Estados Unidos, que descubrió una manera para que la energía también sea portátil: el Power Purse.

¿Qué es el Power Purse?

Se trata de una cartera de dama con la capacidad de recargar baterías y pilas de todos los inventos portátiles gracias a las células solares que recubren su exterior. También ha experimentado con un sombrero, al cual le ha añadido células solares en toda su parte superior. La tarea pendiente es la de lograr de estas células una tecnología que la convierta e incorpore a cualquier vestimenta con el objetivo de mantener cargado y listo para usar cualquier móvil u ordenador de bolsillo que trasladen las personas.

Una vez logrado esto, existirá sin dudas un marcado interés por parte de los más afamados diseñadores de ropa y de toda la industria textil de todo el mundo. Quizás el principal inconveniente que presente este invento sea a la hora de poner las prendas en el lavarropas, pero ya se verá a su debido momento; lo fundamental es brindar mayor comodidad a todas las personas.

Imágenes: Jonathan Cohen, Scholz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here