Cementerio de Tulcán | 10 Curiosidades un cementerio único
Valora este post

La topiaria es el arte de la poda mediante el recorte artístico de las plantas con tijeras de podar. Existen muchos jardines y exposiciones en el mundo con maravillosas obras de topiaria como vimos en el artículo El maravilloso jardín botánico de Montreal  y una de las plantas que más habitualmente se utiliza en este arte es el ciprés. A pesar de este hecho, no es común que en los camposantos los jardineros se dediquen a la topiaria y sin embargo es lo que ha dado fama al increíble Cementerio de Tulcán. Acompáñanos a conocer 10 Curiosidades un cementerio único.

Tulcán es una ciudad de 55.000 habitantes capital de la provincia de Carchi en el norte del Ecuador. Esta urbe, justo en la frontera con Colombia, recibe numerosos visitantes gracias al atractivo que ofrece su singular cementerio ubicado en la parte noroccidental de la ciudad. El cementerio puede visitarse gratuitamente.

Cementerio de Tulcán

1. El actual Cementerio de Tulcán fue construido en 1932 tras la destrucción del anterior, situado en la Loma Santiago, debido al terremoto del año 1923. Es el único de la ciudad y en 2005 recibió el nombre oficial de “Cementerio José María Azael Franco Guerrero”.

Cementerio de Tulcán | 10 Curiosidades un cementerio único

2. Fue José María Azael Franco Guerrero el que inició la plantación de cipreses y su trabajo ornamental en su labor de titular de la jefatura de Parques y Jardines de Tucán. A la muerte de José María lo sustituyó su hijo Benigno, que si bien contaba con otros estudios universitarios, decidió seguir la labor de su padre hasta su muerte acaecida en 2014.

3. Los cipreses crecen con fuerza en el Cementerio de Tulcán gracias a la tierra calcárea del lugar. A partir del décimo año de vida del árbol empiezan a darles forma según los deseos y la imaginación del artista-jardinero en cada momento.

Cementerio de Tulcán | 10 Curiosidades un cementerio único

4. Hay 309 esculturas hechas en ciprés distribuidas en las cuatro hectáreas de zona ajardinada de las 8 hectáreas que tiene el cementerio en total. Junto a las 309 obras de topiaria, hay más de 12.400 nichos entre los de los columbarios, los túmulos y los mausoleos.

5. Las figuras representadas con la topiaria son tanto la flora y fauna de Ecuador como formas relacionadas con las culturas inca, azteca, egipcia o griega.

6. Una de las curiosidades del Cementerio de Tulcán es que las figuras, según su temática, dividen el cementerio en dos zonas. La primera con la flora y fauna recibe el nombre de “Parque de los recuerdos” y la segunda con el resto de formas es el “Altar de Dios” donde podemos ver arcos de medio punto, figuras monolíticas, mascarones o vasijas entre otras cosas.

Cementerio de Tulcán | 10 Curiosidades un cementerio único

7. Dos son los títulos oficiales que ha recibido el maravilloso Cementerio de Tulcán. El 28 de mayo de 1984, la obra fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación y también la de Bien de Interés Turístico.  Por estas distinciones y por haberse convertido en el principal atractivo turístico de la villa, en la actualidad posee una oficina turística propia y un museo fotográfico en sus instalaciones.

8. A pesar de su belleza  y su extraordinaria singularidad, al igual que otros cementerios, no ha estado exento de vándalos que han realizados supuestos rituales de brujería en sus instalaciones. En enero del año 2007 el cementerio de Tulcán padeció daños derivados de un incendio que se produjo tras una de estas “ceremonias”.

9. El ayuntamiento de Tulcán, para promocionar las visitas al cementerio que es Patrimonio Cultural de Ecuador dotó a la instalación de una nueva iluminación led con la finalidad de  fomentar los paseos nocturnos para ver las esculturas vegetales. La iniciativa, que empezó en 2011, ha tenido mucho éxito. Los turistas que visitan el lugar vienen tanto del propio Ecuador como de la vecina Colombia y otros países.

Cementerio de Tulcán | 10 Curiosidades un cementerio único

10. Desgraciadamente, algunos de los cipreses han sido atacados por un hongo que produce en ellos una enfermedad llamada “fumagina”. Hace que los árboles amarilleen y se sequen lo que pone en peligro las esculturas. Los cipreses se fumigan con frecuencia para tratar de erradicar la plaga. La fumagina no es el único peligro para este museo al aire libre. La Unidad de Turismo del Municipio de Tulcán ha dicho tras un estudio que en menos de 20 años pueden desaparecer las figuras debido a un exceso de manipulación y a la inexistencia de un plan ambiental que lo proteja. ¡Esperemos que eso no ocurra y se encuentren soluciones a los problemas del cementerio!

El Cementerio de Tulcán merece sin duda una visita si estás en Ecuador. El trabajo de la topiaria es extraordinario y hace de este camposanto un digno ejemplo de las curiosidades de cementerios en todo el mundo. En la actualidad el trabajo es continuado por el Sr. Lucio Reina, que trabajó con los Franco y es el autor de la segunda fase de la topiaria del cementerio realizada en la zona llamada “Parque de los Recuerdos”. ¿Conocías la existencia del Cementerio de Tulcán? Si tienes más datos sobre él, ¡compártelos con nosotros! y así podremos ampliar esta lista de curiosidades. Si quieres saber más cosas sobre camposantos, te invitamos a leer el post: 15 Cementerios Tenebrosos del mundo | Sólo valientes.

Imágenes: Diego Delso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here