¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

¿Sabías que las cervezas y vinos han sido las bebidas alcohólicas más antiguas de las que se tenga noticia? ¿Y que hay una teoría rodando por allí que asegura que tanto la escritura como la agricultura –tal vez dos de las tecnologías más importantes de la humanidad– nacieron, o se inventaron, gracias a estas bebidas?

Parece chiste, pero lo cierto es que el alcohol ha estado presente en la vida del ser humano desde tiempos prehistóricos, por eso hablaremos de las cervezas y vinos más antiguos que se han encontrado.

Las cervezas y vinos más antiguos que se han descubierto

China, el antiguo Egipto, los vikingos, las culturas pre-incaicas, Sumeria, la antigua Grecia o los cananeos son algunos de los pueblos en donde se han encontrado rastros de fabricación tanto de cerveza como de vino, así como sitios especiales para su almacenaje.

En China, en el 2004, un grupo de arqueólogos dio con un sitio considerado a día de hoy como la fábrica de cerveza más antigua, en la provincia de Shannxi, al norte del país; encontraron trazas de un brebaje alcohólico cuya base era la miel, algún tipo de frutas y arroz, con una antigüedad de al menos 5.000 años.

Las cervezas y vinos más antiguos que se han descubierto

Los primeros meses de 2016, Jiajing Wang y sus colegas de la Universidad de Stanford publicaron un artículo donde dan cuenta de sus investigaciones: examinaron restos de ánforas, vasos, vasijas y embudos en el sitio Mijaiya, en Shaanxi, y las evidencias indican que se trataba de instrumentos para la elaboración, filtro y almacenamiento de cerveza. En los vasos consiguieron una capa amarilla que contenía fragmentos de almidón y partículas microscópicas de sílice (llamados fitolitos), que se generan en las cáscaras de los cereales –cebada, sorgo, coix, mijo–, y cuya datación por radiocarbono los ubica entre 4.900 y 5.000 años de antigüedad. También encontraron compuestos orgánicos que se producen cuando se maceran y fermentan los cereales. Es decir, se trataba de una cervecería.

Nos vamos ahora al antiguo Egipto, a las oscuras profundidades de la tumba del rey predinástico Horus Escorpión I, que gobernó por el 3200 a.C.; aquí los investigadores descubrieron el vino más antiguo de esta nación: encontraron restos de resinas de árboles y hierbas como cilantro, salvia y menta con el alcohol antiguo. Muchos de estos aditivos se utilizaron para dar sabor, pero otros tenían propiedades curativas.

Las cervezas y vinos más antiguos que se han descubierto

El alcohol descompone alcaloides de las plantas y es un vehículo perfecto para las medicinas naturales. Los arqueólogos han conocido cócteles medicinales egipcios gracias a papiros de 3.800 años de antigüedad, pero los vinos descubiertos en esta tumba dan una fecha de un milenio atrás, evidenciando su anterioridad a la llegada de los viñedos egipcios.

Otro descubrimiento extraordinario, de cervezas y vinos, fue el realizado en las tierras altas del sur de Perú, donde los miembros de la cultura pre-incaica Huari preparaban cerveza de maíz, conocida como chica, a escala masiva hace más de 1.000 años. Los investigadores del Museo Field de Chicago descubrieron esta fábrica, en la que calculan que pudieron producir miles de litros de chica al día.

Los arqueólogos creen que beber chica era parte importante de la política de este pueblo, que según los registros invitaban a funcionarios de regiones remotas a participar en las festividades de esta cerveza.

Otro hallazgo arqueológico de cerveza antigua se encontró en el puesto comercial sumerio, Godin Tepe, en los montes Zagros, esa larga cadena montañosa que va desde Irak hasta Irán. Aquí descubrieron un depósito con abundantes vasijas de almacenamiento, con rastros de cerveza de cebada. Como sin duda sabrás, los sumerios fueron una de las culturas antiguas más importantes, en donde se inventó la escritura. Aquí se dieron las bases para el desarrollo de una sociedad compleja, con comercio y agricultura de riego. Su bebida favorita era la cerveza, y el arte sumerio a menudo representa reuniones en donde las personas beben en cuencos. Un dato supercurioso: el pictograma de la cerveza es uno de los más comunes encontrados en las ruinas sumerias.

Las cervezas y vinos más antiguos que se han descubierto

Por otro lado, en 2013, un grupo de arqueólogos desenterraron cerámicas antiguas, en donde encontraron residuos de vino de 6.200 años, en el asentamiento prehistórico Dikili Tash –o Dikilitas–, en Grecia. Los análisis de la cerámica revelaron restos de ácido tartárico, un subproducto de la fermentación.

Pero poco se sabe de este asentamiento; no fue sino en las últimas excavaciones que los investigadores lograron penetrar niveles más profundos de la colonia, y en la excavación de una casa neolítica de 6.200 años de antigüedad se toparon con pepitas de uva carbonizadas y su piel, señal segura de haber presionado la uva para preparar vino, lo que lo convierte en el vino europeo más antiguo.

Y si nos vamos al norte de Europa, a Escandinavia, nos encontraremos con datos increíbles. En fechas recientes, arqueólogos descubrieron el cadáver de una mujer de 3.500 años de antigüedad sosteniendo un colador para alcohol de bronce. El análisis químico reveló un antiguo brebaje hecho a partir de cebada, miel, arándanos, hierbas y vinos importados del sur europeo –lo que demuestra también el intercambio comercial existente incluso en aquella época–.

Esta bebida se conoce como grog, alcohol nórdico encontrado en vasijas y vasos enterrados en tumbas de guerreros y sacerdotisas, y probablemente una bebida de la clase alta. En 1920 se descubrió un entierro en Dinamarca muy bien conservado de una sacerdotisa joven, a la que apodaron “Chica de Egtved”, con un cubo de grog a sus pies; en otras tumbas se encontraron kits de vino que procedía del sur de Europa, asociados a las mujeres, lo que para los investigadores podría ser evidencia de que ellas eran las encargadas de la fabricación del grog, y quienes lo servían a los guerreros.

Las cervezas y vinos más antiguos que se han descubierto

Para terminar, la bodega más antigua conocida se encuentra en Oriente Medio, específicamente en Israel. En esta bodega se encontraron 40 grandes vasijas de cerámica para almacenar bebidas alcohólicas; medía 5 por 8 metros y podía contener hasta 500 galones de vino.

Esta bodega fue descubierta en Tel Kabri, al norte de Israel, y data de 1700 a.C. Formaba parte de un extenso palacio ocupado por los cananeos, que controlaron alguna vez el Líbano e Israel. Los textos antiguos aluden a la presencia de vinos especiados con hierbas, pero nunca hasta ahora se habían descubierto. En 1600 a.C., un terremoto destruyó Tel Kabri, sepultando la bodega durante milenios. Los análisis indican que muchos de los vinos fueron preservados y aderezados con resinas y hierbas, como el enebro, el mirto o la menta, haciéndolo similar al vino de resina griego.

Todos estos datos arrojan luz sobre el comportamiento humano hacia el alcohol. Las cervezas y vinos han sido, evidentemente, de una importancia notable en las sociedades que nos precedieron, y comprueban que desde la prehistoria las bebidas alcohólicas han sido utilizadas para fines rituales y, claro, de entretenimiento.

Si te gustó el artículo seguro disfrutarás leyendo ¿La cerveza entre nosotros desde el Neolitico?, y Vino con cocaína, el que bebían Pío X y León XIII.

Imágenes: National Museum of Denmark, Robin Zebrowski, ancient-origins.net, Maia C, Anguskirk

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here