4 clases de piojos que debes conocer | ¿Habías oído hablar de ellas?
4.8 con 22 votos

Estos molestos insectos, parasitan toda clase de aves y mamíferos produciendo en sus víctimas un insoportable picor. Estos animales suelen pasar todo su ciclo vital en el mismo huésped, desde que son crías (liendres) hasta que fallecen, a no ser que sean eliminados antes. Su vida suele durar unos 30 días, desde que salen del huevo hasta que mueren. Durante este artículo te mostraremos las clases de piojos que debes conocer, de entre las más de 3.000 variedades que existen. Todas estas, divididas en dos órdenes: los chupadores y los masticadores.

Seguro que en tu infancia has oído hablar de ellos o algún compañero tuyo padecía esta plaga en el colegio. Son tremendamente contagiosos, por lo que no conviene exponerse a ellos. Además, a pesar de haber innumerables remedios caseros para hacerlos desaparecer, siempre se aferran con fuerza al cuero cabelludo por lo que es muy difícil erradicarlos. Lo mejor siempre es acudir al médico o veterinario en caso de que tu mascota esté infectada.¡Descubre todas clases de piojos antes de que las sufras!

4 clases de piojos que debes conocer | ¡Cuidado con ellos!

1. Pediculus humanus capitis

clases de piojos

Esta es una de las tres clases de piojos que atacan al ser humano, forman parte de la familia de los piojos chupadores y parasitan esencialmente a niños o adolescentes. Su tamaño es minúsculo, ya que no superan los 10 milímetros, a pesar de ello son fácilmente visibles al ojo humano. Al tener el cuerpo transparente, se puede apreciar perfectamente cuando están llenos de sangre humana. Estos piojos pueden encontrarse en toda clase de cuero cabelludo, hasta en las cejas o las pestañas. Pueden aparecer por falta de higiene o simplemente por contacto humano con una persona infectada, de entre los métodos que existen para erradicar estas clases de piojos los más efectivos son los champús especiales o los peines diseñados para eliminar las liendres.

2. Pediculus humanus humanus

clases de piojos

Representan otro tipo de piojo que puede tener el ser humano, también son conocidos como piojos del cuerpo. Todavía son más pequeños que los piojos de la cabeza y únicamente se pueden distinguir de estos gracias a las máquinas de los laboratorios, a diferencia de los anteriores este insecto pone sus huevos en la ropa sobre todo en las zonas de la cintura o las axilas. Sus tres ciclos de vida se dividen en liendre, ninfa y adulto. Curiosamente, se piensa que estas clases de piojos se separaron de los de la cabeza hace unos 100.000 años, coincidiendo con la época en la que el ser humano comenzó a usar ropa.

3. Pthirus pubis

clases de piojos

Quizás por su nombre científico no seas capaz de identificar este parásito, pero seguro que has oído hablar de su nombre común que es ladilla. Su tamaño máximo es de 3 milímetros y se ubica normalmente en la zona púbica, aunque también pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo que tenga pelo. Son mucho más lentos en sus movimientos que el piojo de la cabeza y también pueden verse fácilmente. Las ladillas aparecen debido al contagio sexual y en ocasiones más raras con el uso de ropa contagiada. Los síntomas de las ladillas dependen de cada persona, algunas pueden notar muchas molestias aunque otras pueden ser portadores sin darse cuenta de ello. El mejor tratamiento para deshacerte de ellas son los champús especiales que podrás encontrar en cualquier farmacia, también es aconsejable lavar todas las prendas íntimas o ropa de cama para evitar volver a contagiarte. Se piensa que el origen de estas clases de piojos está en los ancestros del gorila.

4. Ischnocera

clases de piojos

Estos piojos suelen afectar mayormente a aves, aunque también atacan a algunos mamíferos como a los lémures. Al contrario que las anteriores clases de piojos descritas, ésta tiene forma alargada y no redondeada. Algo que facilita su ocultamiento en las alas de todo tipo de ave. Para identificar que el animal está infectado de esta clase de piojo, debemos prestar atención a la pérdida de plumas, la bajada de peso o la inquietud mostrada por el ave en cuestión. La sensación de irritación que les provocan estos piojos, se suele captar muy pronto. No hay que dejar pasar esta infección, ya que si no se trata puede llegar a provocar la muerte del animal.

Como habrás podido comprobar tras leer este artículo, todas las clases de piojos son bastante contagiosas y molestas. Realmente, poco podemos hacer para evitar el contagio además de procurar siempre tener una higiene óptima. Si nuestros hijos o mascotas se infectan, siempre podrás poner en práctica las soluciones que te hemos comentado anteriormente. Ahora nos gustaría que nos dieses tu opinión. ¿Conocías algunas de estas clases de piojos descritas? ¿Sabías que existían tantas especies de piojos que pueden llegar a afectar al ser humano? ¿Has tenido alguna mala experiencia con estos parásitos en alguna ocasión? ¡Escríbenos tus comentarios, estamos deseando leerlos! 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here