Cada cierto tiempo nos enteramos de algo que parece nuevo, pero en realidad se remonta a esa polifacética personalidad y verdadero genio que fue Benjamín Franklin (1706-1790), político, inventor y uno de los padres fundadores de los Estados Unidos. Por ejemplo, fue Franklin quien ideó la regla de las 5 horas, una norma creada para desarrollarse como ser humano y tener éxito en lo que te propongas en esta vida.

¿Conoces la regla de las 5 horas para el éxito?

Franklin proponía usar 5 horas del día, de lunes a viernes –el fin de semana era para descansar–, del siguiente modo: 1) levantarte temprano para leer y escribir; 2) hacer una lista de objetivos y evaluar si se están cumpliendo; 3) asociarse con personas con ideas parecidas para intentar cambiar y mejorar el mundo; 4) llevar tus ideas a la práctica; y 5) tomarse un tiempo en las mañanas y en las tardes para reflexionar.

http://www.inc.com/empact/why-constant-learners-all-embrace-the-5-hour-rule.html

Franklin hacía todo lo posible por cumplir con esta regla y ya sabemos cómo lo fue, pero hoy en día, entre el tiempo que hay que dedicar al trabajo y a la familia, se hace muy difícil dedicar cinco horas diarias a esta regla. Sin embargo, los ejecutivos y empresarios modernos intentan adaptarla a sus requerimientos, y buscan aprender nuevas técnicas e ideas cada día.

Algunos ejemplos: Elon Musk leía 2 libros al día cuando era estudiante; Mark Zuckerberg trata de leer al menos 1 semanal y Bill Gates unos 50 al año. Tanto Gates como Steve Jobs han mencionado la regla de las 5 horas como una norma que es aconsejable seguir.

El columnista de ForbesMichael Simmons, cofundador de la empresa Empact, propone en un artículo adecuar estas reglas a nuestros tiempos, dedicando al menos dos horas diarias a las siguientes actividades:

  1. Planificar el tiempo de aprendizaje. Identificar qué queremos aprender y apartar un tiempo para este aprendizaje que sea constante.
  2. Llevar a la práctica lo que estemos aprendiendo. Es clave para afianzar el conocimiento y aplicarlo de alguna manera.
  3. Apartar tiempo para la meditación. Es importante reflexionar sobre lo aprendido y hecho durante el día. Vale la pena aislarse un rato a diario para reconsiderar lo vívido y pensar en cómo mejorar cada día.
  4. Apartar tiempo para aprender. Leer, hacer cursos (si tienes internet en la casa tienes una herramienta de aprendizaje impresionante), si es posible asistir a charlas y conferencias.
  5. Tratar de resolver los problemas cuando aparezcan, no posponerlos, y experimentar con soluciones novedosas. Conviértete en el principal voluntario de tus ensayos para ser mejor.

http://www.inc.com/empact/why-constant-learners-all-embrace-the-5-hour-rule.html

Aplicar esta sencilla regla podría ser la diferencia entre una vida mediocre y otra sumamente interesante y rica en experiencia, y es más que probable que dispongas de dos horas libres a diario, esperando por un uso adecuado. ¿Te animas a probar la regla de las 5 horas? No perderás nada y en cambio puedes ganar mucho.

Si te gustó este artículo, no puedes perderte el secreto del éxito, los científicos lo descubrieron.

3 Comentarios

  1. me perdi!!! hacer las 5 cosas en 2hrs o hacer cada cosa 5hrs si es asi da un total de 10,esas 10 hrs no las tengo libres mas que en fines de semana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here