Una cría de caballo extinto, de 40.000 años | ¡Perfectamente conservado!
4.7 con 15 voto[s]

Antes de entrar de lleno en el artículo que te traemos hoy sobre una cría de caballo muy curiosa y ya extinguida. En Supercurioso nos interesan todos los animales raros, incluso aquellos que existieron una vez y de los que, por desgracia, no podremos disfrutar a causa de su desaparición. Este es el caso del joven espécimen de caballo que se encontró en uno de los lugares más gélidos y brutales del mundo: Siberia. Conoce más de este descubrimiento.

¿Cómo era esa cría de caballo extinto?

cría de caballo

En cuanto al artículo de hoy, como te decíamos, vamos a hablarte de una cría de caballo muy curiosa, hallada hace poco por científicos en Siberia. Se trata de los restos de una cría de caballo paleolítico extinto, y lo más increíble de todo es que está en perfectas condiciones.

Fue hallado en la excavación del cráter de Batagaika en Siberia, conocido también como “La puerta al inframundo”. Aunque el pequeño potro está perfectamente conservado, tanto que parece que esté dulcemente dormido, la realidad es que murió hace mucho tiempo, entre 30.000 y 40.000 años, durante la era del paleolítico superior.

Lo descubrieron fortuitamente  habitantes de la zona quienes avisaron a las autoridades. Enseguida se personó un equipo de científicos de Japón y Rusia –país en el que encontrarás lugares increíbles– quienes dirigieron la excavación y trasladaron al potrillo hasta el Museo Mammoth en la Universidad Federal Noreste de Yakutsk.

«Este es el primer descubrimiento en el mundo de un caballo prehistórico de una edad tan joven y con un nivel de preservación tan sorprendente», dijo Semyon Grigoryez, el jefe de laboratorio del museo.

Cuando fue examinado, se determinó que el potro tenia alrededor de tres o cuatro meses cuando falleció y media unos 98 centímetros. Increíblemente su pelaje, crines, cola y pezuñas se conservaban intactos. Es más, incluso sus órganos estaban en buenas condiciones de conservación, seguramente gracias al permafrost, que es una capa del suelo que está permanentemente debajo de la temperatura de congelación.

Los científicos, determinaron que la especie descubierta era genéticamente diferente a la especie que actualmente habita en la región de Yakutia. En realidad era un Eguus Ienensis (conocido como caballo Lena) que habitaba la zona a finales del Pleistoceno y que actualmente está extinto. Solo se conocía su existencia por restos momificados encontrados en el permafrost, pero nunca en tan buen estado como hasta ahora.

Los científicos que llevaban a cabo la investigación de esta cría de caballo, tomaron muestras tanto de cabello, como de líquidos, fluidos biológicos y muestras del suelo donde se halló al animal, para poder hacer una batería muy intensa de pruebas, incluida una completa autopsia para poder dar respuesta a la pregunta de cómo murió. Misteriosamente, no se encontró en el cuerpo del potro ninguna señal de heridas visibles.

«A los expertos que participaron en la expedición se les ocurrió una hipótesis sobre la muerte del potro; creían que el potro podría haberse ahogado después de meterse en una especie de trampa natural»

explicó Grigory Savvinov de la Universidad Federal del Nordeste.

Todas estas pruebas realizadas al animal, no solo podían arrojar luz sobre la muerte del pequeño potro, sino que la autopsia también podía dar datos a los científicos sobre el tipo de vida que llevaba. Por ejemplo, analizar el contenido de su estómago, daría pistas de qué tipo de dieta seguía.

El permafrost, que fue el responsable de que se hallara esta cría de caballo en tan buen estado, es una capa de suelo permanentemente congelado en regiones muy frías o periglaciares, como la tundra. Resulta un lugar increíble para descubrir cosas sobre la Era de Hielo, como una especie de congelador gigante que almacena el pasado.

cría de caballo

Otro caso de hallazgo increíble ocurrió a principios de año cuando un equipo de científicos descubrió un cachorro de león prehistórico, al igual que la cría de caballo, en perfectas condiciones. Era tan joven que ni tan solo tenía aún los dientes.

Retomando de nuevo la expedición de la que te hablamos en este artículo, te contamos que también se encontró, en dicha expedición, un esqueleto de un mamut, que también conservaba los tejidos blandos y estaba en muy buenas condiciones.

En el caso del león cavernario, se llegó a hablar de clonación y, aunque con la cría de caballo o con el mamut, no se habló de clonarlos, estamos seguros que seguirán investigando mucho sobre dichos animales. Aún existen muchas preguntas que seguramente podrán obtener respuestas después de investigar a fondo ambos animales. ¿Cómo vivían? ¿Qué comían? ¿Cuales eran sus costumbres? Etc. Estamos seguros que en breve tendremos noticias de todos los descubrimientos que se desprendan de este hallazgo.

¿Qué te parece nuestro artículo de hoy sobre la cría de caballo ya extinguida? ¿Te ha parecido interesante? ¡Déjanos tus opiniones al respecto, nos encantará leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here