Las cruces son un elemento simbólico anterior al cristianismo en muchas culturas. Una cruz se forma con dos líneas que se cruzan en ángulo recto y en la antigüedad ha representado desde los cuatro puntos cardinales a los cuatro elementos. Si has viajado por Irlanda seguro que te habrás fijado en unas impresionantes cruces talladas en piedra que siguen un antiguo diseño de cruz solar. Esa ancestral cruz representaba el sol con el árbol de la vida en su interior. Siglos después, con la llegada del cristianismo a las Islas Británicas, surgieron nuevos símbolos que de alguna manera recogían otros ancestrales y los adaptaban a las nuevas creencias. Acompáñanos en Supercurioso a conocer 10 Curiosidades de la Cruz Celta y de las High Cross. ¡Impresionantes!

30

10 Curiosidades de la Cruz Celta y de las High Cross

10 Curiosidades de la Cruz Celta y de las High Cross | ¡Impresionantes!

Una Cruz Celta es una cruz cristiana que tiene la particularidad de estar rodeada por un anillo o nimbo. Surgió en Irlanda y Gran Bretaña a principios de la Edad Media y siglos después pasó a formar parte de las High Cross o cruces altas que pueden verse en ambas islas y que encontramos especialmente en las zonas que fueron cristianizadas por irlandeses.

1. El origen de la Cruz Celta y de las High Cross parece estar en parte en las «Pictish Stones» o Piedras Pictas. Estos monumentos pictos eran estelas conmemorativas ricamente talladas y las que han llegado hasta nuestros días han sido datadas entre los siglos VI y IX. Durante ese período los pictos se convirtieron al cristianismo y sus estelas se extendieron por las isla británicas.

Piedras pictas

2. Las Piedras Pictas y las cruces solares formaron el nuevo símbolo: la cruz celta anillada. Este tipo de cruces dejaron prácticamente de levantarse en el siglo XII, momento en el que dieron paso a las monumentales High Cross o cruces altas que sobrevivieron como cruces conmemorativas hasta el siglo XV.

3. No fue hasta el siglo XIX que la cruz celta volvió como elemento conmemorativo. Debido al resurgimiento del nacionalismo irlandés y la llegada del romanticismo, se colocaron de nuevo este tipo de cruces especialmente en tumbas y monumentos.

cementerio irlandés

4. Aunque la aparición de la Cruz Celta unida al cristianismo es posterior a la llegada a Irlanda de San Patricio, la leyenda dice que fue el propio santo, San Declan o Santiago el que la introdujo durante la evangelización, uniendo el símbolo pagano de la cruz solar a la cruz en que murió Jesucristo.

5. Sin embargo, algunos historiadores explican la forma anillada de la cruz celta de una manera más práctica. Creen que los artesanos medievales tenían problemas para que los brazos de la cruz, si eran de gran tamaño, aguantasen su propio peso. Para estos eruditos, los escultores rodearon la cruz con un anillo como recurso que aseguraba la estabilidad de la cruz. Pasado el tiempo, el aro se convirtió en un elemento decorativo que formaba parte intrínseca de la cultura celta.

10 Curiosidades de la Cruz Celta y de las High Cross | ¡Impresionantes!

6. Poco se sabe de la función exacta de estas cruces. Muchas de ellas estaban en encrucijadas aunque el lugar más habitual era el exterior de los monasterios, iglesias, catedrales y otros lugares de culto. Se cree que posiblemente fueran un elemento que indicaba el lugar en el que se realizaban predicaciones al aire libre. Además, algunas de ellas eran utilizadas como símbolos del estatus de un prior o personaje importante, pero antes del siglo XIX no indicaban la existencia de una tumba o un enterramiento cristiano en ese lugar.

7. Aunque algunas son lisas, la mayoría presentan grabados. Las más antiguas tienen únicamente diseños geométricos relacionados con el arte primitivo de las islas británicas, pero cuando el cristianismo se asentó definitivamente, entre los siglos IX y X, empezaron a aparecer talladas escenas bíblicas. Este tipo de cruz celta recibe el nombre de «Scriptures crosses» o «Cruces de las Escrituras». La gente no sabía leer y en estos monumentos se tallaban al igual que en los capiteles de los claustros, escenas importantes de las Sagradas Escrituras. Por este motivo en ocasiones se las denomina «sermones de piedra».

8. Los relieves que decoran una cruz celta suelen unir estas imágenes religiosas con decoraciones típicas de las islas como nudos, hojas de vid o líneas entrelazadas. Los manuscritos iluminados de la época muestran también este tipo de decoración.

9. Los historiadores creen que estas cruces normalmente estaban pintadas. Se cubrían con una fina capa de yeso modelado y se coloreaban los dibujos o escenas. Con los años la pintura se fue perdiendo, especialmente debido a las inclemencias del tiempo que también dañó la piedra base. Debido a ello, en la actualidad muchas cruces son difíciles de interpretar.

10. Las primeras High Cross medían poco más de 2 metros, pero es fácil encontrar en Irlanda algunas de las últimas épocas que miden más de 6 metros. La más alta de las que puedes ver en Irlanda es la High Cross de Muiredach que mide aproximadamente 7 metros.

Muiredach

La Cruz Celta y las Higs Cross son elementos muy característicos de la cultura irlandesa y desde el siglo XIX, momento en el que se las bautizó con ese nombre, se han vuelto a utilizar como elemento identitario en tumbas y monumentos. ¿Sabías lo que era una Cruz Celta? ¿Has viajado a Irlanda o Gran Bretaña y has tenido ocasión de verlas? ¡Comparte con nosotros tus impresiones! Estaremos encantados de leerlas. Si quieres saber más sobre la cultura celta, no dejes de leer: 8 fantásticas criaturas de la mitología celta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here