Las pecas siempre han sido objeto de discusión. Hace unos siglos, eran consideradas las marcas del diablo, ahora, todo el mundo desea tenerlas. Claro, los cánones estéticos van cambiando con el tiempo, pero el equipo de Supercurioso cree que no hubo decisión más acertada que elevar a las pecas a la categoría de «rasgos hermosos». Hace un tiempo, te hablamos del por qué nos salen pecas, pero hoy queremos darte más información sobre ellas… ¡Descubre todas las curiosidades de las pecas! Después de leer esto, las amarás aún más. 😉

Descubre las mejores curiosidades de las pecas

datos curiosos de las pecas

1. Todo se debe a un gen

Las curiosidades del cerebro y el cuerpo humano nos bombardean hasta en las más pequeñas características de las personas. La genética es inevitable y salta a la vista todo el tiempo. ¿Sabes por qué unas personas tienen pecas y otras no? Bueno, es una de las pocas curiosidades de las pecas aún enigmáticas…

Al parecer, todo se debe a la presencia de la variante del gen receptor 1 MC1R que posee la melanina. Las pecas, en resumen, son pequeños grupos de melanina que se forman en la piel y que se acentúan aún más cuando hay gran exposición al sol.

2. Pecas gemelas

Parece que las curiosidades de los gemelos también se convierten en las curiosidades de las pecas. Verás, las pecas al igual que los lunares o las huellas dactilares son únicas en el mundo, o al menos eso creíamos… Se ha comprobado científicamente que los gemelos, cuando comienzan a tener pecas, les aparece en el mismo sitio; creando así un patrón casi exacto en los rostros, brazos, pechos y espaldas de los gemelos. ¡Asombroso!

3. El siglo XII, una mala época para tener pecas

Al comienzo de nuestro artículo sobre las curiosidades de las pecas, te decíamos que estás eran consideradas «las marcas del diablo», una justificación muy utilizada en el siglo XII para demostrar que una mujer era bruja. Como nos demuestra la historia, las sociedades nunca han aceptado lo diferente, y en épocas anteriores esto se pagaba con la vida.

Al igual que sucedía con la cola vestigial humana, las pecas eran condenadas de feas, extrañas y asociadas a lo maligno. Poco a poco, y con un gran lapso de tiempo, es que estas han alcanzado que se les valore por lo que son: una característica humana hermosa.

4. La magia del sol

curiosidades de las pecas

No sabes cómo ni por qué, pero cuando llega el verano y te miras al espejo te das cuenta de que no solo tienes más pecas, sino que además, se han oscurecido. ¡Parece magia! Pero en realidad, es una de las curiosidades de las pecas:

La gente con piel clara y con pecas, tiene que mantener un cuidado muy especial con los rayos solares. Es muy difícil que se te siente el bronceado, porque son normalmente tus pecas quienes de verdad «absorben» la caricia del sol. Así que recuerda, lo mejor es que en verano uses la máxima protección y que te cuides como lo haría un auténtico vampiro.

5. Los bebés no tienen pecas

Aunque parezca curioso, los bebés jamás nacen con pecas. Estas van apareciendo con el paso de los años, ¿por qué? Básicamente, necesitan que la piel se exponga al sol para que aparezcan… Seguro que en el útero jamás tendrás acceso a los calentitos rayos del sol. Aun así, para tu tranquilidad, se estima que a los 5 años comienzan a aparecer las primeras pequitas, que, poco a poco irán aumentando.

6.  Alerta de cuidado

De las muchas curiosidades de las pecas, esta es realmente especial. ¿Cuándo has visto que alguna parte de nuestro cuerpo se encienda para mostrar una alerta? Ninguna, por eso las pecas son realmente especiales.

¡Las pecas ayudan a cuidar la piel! Sí, tal como lo lees, cuando ves que se tornan muy oscuras esto quiere decir que te estás exponiendo demasiado a los rayos del sol. El paso a seguir es aplicar una buena cantidad de protector solar y resguardarte, pronto verás que ellas volverán a su color natural no sin antes haber cumplido con su función de alerta. Sin duda, las pecas son excepcionales.

7. Se irán con el tiempo

Son lindas, grandes compañeras, y ornamentos naturales para tu rostro, pero tras largos años a tu disposición, las pecas te dirán adiós. Es triste, pero está confirmado, más del 85% de las personas con pecas las pierden en su vejez. La razón aún no está del todo clara, pero se cree que es por la cantidad de melanina que va disminuyendo.

Tranquilo, no desaparecen del todo pero sí que suelen reducirse. Es muy frecuente que en la infancia aparezcan en la cara, más tarde en la adolescencia se extienden a los hombros, pecho, espalda y brazos. No obstante, ya en la madurez, van perdiendo intensidad en el rostro.

8. Los pelirrojos

curiosidades de las pecas

Mucho se ha hablado de los pelirrojos en la historia, especialmente por sus facciones tan características. ¿Sabías que una de las curiosidades de las pecas radica en ellos? Bueno, más del 80% de los pelirrojos tienen pecas, lo que implica directamente, que la mayoría de la población con pecas es pelirroja.

No obstante, no todos tienen la suerte de poseerlas, pues el mismo gen que afecta al resto de los «pecosos» en los pelirrojos es dominante, pero puede que por un golpe de mala suerte sea un recesivo el que se manifieste en su genética. ¿Curioso, verdad?

9. El gran mito

Algunas personas piensan que las pecas tienen disposición a ser cancerosas y lo cierto es que esto es un gran mito. A diferencia de algunos lunares en la piel, las pecas son totalmente inofensivas, y se sabe, porque ellas son planas y con pequeños cambios de pigmentación. Los lunares cancerosos, en cambio, son abultados y cambian de color de forma muy drástica.

Esperamos que todas las curiosidades de las pecas que te hemos mencionado, te alienten a abrazarlas y amarlas, porque créenos, tienes en tu piel hermosas marcas que te hacen único. Si deseas conocer cosas asombrosas sobre tu cuerpo, te invitamos a descubrir por qué se nos pone la piel de gallina. ¡Te asombrará!

13 Comentarios

  1. En mi zona hace años se deecia q tener pecas era sintoma d hambre, de mala alimentacion. mi abuela les llamaa las pecas del hambre

  2. Soy pecosa desde niña y la verdad las adoro, es cierto que nos dan un airecito juvenil, yo tengo 36 años y la verdad no los aparento … Me encanta que por el simple hecho de seré cosa me calculen muchos años menos. , eso sí, hay que protegerlas y cuidarnos mucho la piel para que no vaya a darnos cáncer de piel…

  3. Orgullosa de mis pecas heredadas de mi padre y orgullosa de dejarlas en herencia a mi pequeña pecosa peliroja y mi pequeño pecoso castaño!!!

  4. De pequeña las odiaba pero ahora que tengo 28 años me encantan, parezco algo infantil y más joven además de que me quedan super bien 😀

  5. De niña me encantaban mis pecas, de entre mis hermanos solo tenía yo, mi madre siempre me compraba cremas para las pecas pero no surtieron efecto, así que me quede con mis pecas. Pero ahora que soy madre con cada uno de mis embarazos mis pecas han aumentado y ennegrecido como manchas gigantescas en la cara y sinceramente ahora las detesto.

  6. Desde que tengo conocimiento, tengo pecas. Hoy en día tengo 21, pero no es algo que adoro, ni detesto. Es como que lo veo, como algo que me identifica. Particularmente no me caracterizo por ninguno de los 4 casos, nombrados en el post.

  7. Cuando era chica me preguntaban: «tomaste sol con colador»? jajaja q desubicados!!! , x suerte jamas me lastimó esto. Siempre acepté mis pecas y hoy, a mis 43 años más aún. Me encanta haberlas heredado de mi abuelo Juan. Espero q mis 2 hijos acepten esta herencia q les dejo!! 🙂

  8. Cuando era chica las odiaba después con el tiempo me fui dando cuenta de que te hacen una persona más llamativa que no es tan común ver gente con pecas, que en mi caso cuando los veo me encantan más en los niños o niñas les deja muy tierno le hacen especial. De esa forma aprendí a quererme más 🙂

  9. nunca me agradaron pero tampoco me disgusto tener pecas, aun a mis 21 años la verdad quisiera una piel clara y uniforme… pero me di cuenta que no es facil borrarlas y a demas es costoso…

  10. Cuando era niña nunca me ponía crema en la cara (ni dejaba que nadie me pusiera crema en la cara) porque tenía miedo de que se me borraran mis pecas jajaja pero hoy en día ni me gustan ni las odio, simplemente se han vuelto una característica más de mi rostro 😀

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here