¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Una historia que se ha ganado el cariño y fascinación de generaciones enteras y continúa, hasta el día de hoy, entreteniendo a millones es la de Alicia en el País de las Maravillas. Escrito por Lewis Carroll, es un cuento inteligentemente tejido, lleno de alusiones satíricas y juegos de lógica. Seguramente has visto las películas o leído el libro, pero acá traemos algunos hechos que quizás no conoces.

Los secretos del cuento de Alicia en el País de las Maravillas

1. La verdadera Alicia era la hija de un compañero de Carroll en Oxford

La auténtica Alice, que le dio su nombre a la historia, fue la hija de Henry Liddell, deán de Christ Church College en Oxford (Inglaterra), donde Carroll trabajaba como profesor de matemáticas.

Alice Lidell
Alice Lidell

Carroll, como todos los que trabajaban en la escuela, vivía en el campus y fue allí donde conoció a la familia Liddell y a Alice.

2. El Sombrerero Loco nunca habría existido sin la persistencia de los niñas Liddell

Cuando Carroll empezó a contar una historia fantástica a Alice Liddell y a sus dos hermanas en una excursión veraniega por el Támesis, en 1862, no estaba en sus planes convertirse en un autor de libros para niños. Sin embargo, a las niñas les gustó tanto la historia que no paraban de pedirle a Carroll que la contara.

Algunos datos que quizás desconoces sobre Alicia en el País de las Maravillas

Carroll escribió en su diario sobre tener que volver a contar “las interminables aventuras de Alice”. Con el tiempo se convirtió en una novela escrita, presentándola a Alice como un regalo de Navidad en 1864. Cuando publicó la versión final de Alice’s Adventures in Wonderland en 1865, se había duplicado en longitud, con nuevas escenas incluyendo las que presentaban al Sombrerero Loco (¿sabes por qué estaba loco?) y el gato de Cheshire.

3. Una dedicatoria a la reina

Después de leer las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas de Alicia, la reina Victoria, se convirtió en una fanática del libro y sugirió que Carroll le dedicara su próxima obra. Y así, su siguiente trabajo, “Un tratado elemental sobre los determinantes, con su aplicación a las ecuaciones lineales simultáneas y las ecuaciones algebraicas”, fue presentado a la reina. Tal vez no fue exactamente lo que la monarca tenía en mente.

4. Las alucinaciones del escritor

Se dice Carroll pudo haber sufrido de un trastorno neurológico raro que causa alucinaciones extrañas y afecta el tamaño de los objetos visuales, lo que puede hacer que el paciente se sienta más grande o más pequeño en comparación.

Lewis Carroll, retrato

Este es un tema recurrente en el libro. La enfermedad, descubierta por primera vez por el psiquiatra inglés John Todd en 1955, fue más tarde llamada el síndrome de Alicia en el País de las Maravillas. También se conoce como síndrome de Todd.

5. Carroll casi lo llamó “La hora de Alicia en la Tierra de Elfos”.

Escribiendo en su diario del viaje que inspiró a Carroll a inventar una historia para la joven Alice Liddell, probó algunos títulos diferentes para su novela. El cuento original presentado a Liddell, de 10 años de edad, se llamaba “Alice’s Adventures Underground” (Las aventuras de Alicia bajo tierra), pero después Carroll decidió que podría llamarlo Alice’s Hour en Elfland (La hora de Alicia en la Tierra de Elfos). Finalmente, como sabes, lo llamó las “Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas”.

¿Qué te parecen estos datos sobre Alicia en el País de las Maravillas?

Si te ha interesado este artículo, descubre:

– El extraño mundo de Lewis Carroll

Imágenes: Wikimedia Commons

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here