¡Hola Supercurioso! Antes de leer el artículo nos gustaría que conocieras una nueva forma de descubrir nuestro curioso mundo, ¡a través de Youtube! Tenemos un canal del que nos encantaría que formaras parte. ¡Puedes suscribirte y conocerlo aquí –> YouTube Supercurioso!

Por mucho tiempo, los científicos han especulado sobre un supuesto gemelo perdido del Sol en nuestro sistema, que ha sido llamado Némesis y, de acuerdo con nuevas investigaciones, esta teoría podría ser cierta. Entérate de qué se trata.

Nuestro Sol podría tener un gemelo perdido llamado Némesis

Durante décadas, algunos científicos han especulado que el sol tiene un compañero cuyo remolcador gravitacional periódicamente empuja a los cometas fuera de sus órbitas normales, enviándolos hacia la Tierra. Los impactos resultantes han causado extinciones masivas, según la teoría, por lo que esta estrella ha sido llamada Némesis.

Ahora, un nuevo estudio informa de que casi todas las estrellas como el Sol, probablemente nacen con compañeros, reforzando el concepto de la existencia de Némesis.

El coautor del estudio Steven Stahler, un astrónomo de investigación de la Universidad de California en Berkeley, señaló, eso sí, que aunque probablemente hubo un Némesis, fue hace mucho tiempo.

Sin embargo, al contrario de lo que se creía hasta ahora, los nuevos resultados no pintan a Némesis como un asesino: la estrella hermana probablemente se liberó del sol y se fundió en la población estelar de la Vía Láctea hace miles de millones de años.

Los sistemas multiestrella, como Alpha Centauri, el vecino más cercano del sol, que alberga tres estrellas, son comunes en toda la Vía Láctea. De hecho, la reciente simulación por computadora sugiere que la mayoría de, si no todas, las estrellas nacen con compañeros.

Descubre el gemelo perdido de nuestro Sol Némesis

El nuevo estudio puso esta suposición en observación. Stahler y la autora principal Sarah Sadavoy, del Observatorio Astrofísico Smithsonian, estudiaron la nube molecular de Perseo, una gran región formadora de estrellas a unos 600 años luz de la Tierra.

Observaciones de radio de la nube de Perseo a través del Very Large Array en Nuevo México y el Telescopio James Clerk Maxwell en Hawaii revelaron 55 estrellas jóvenes en 24 sistemas multi-estrella (la mayoría binarios), así como 45 sistemas de una estrella.

Sadavoy y Stahler encontraron que todos los sistemas binarios “anchos” observados -los que tenían estrellas separadas por al menos 500 unidades astronómicas (UA) -una UA es la distancia media Tierra-Sol: unos 93 millones de millas, o 150 millones de kilómetros- eran muy jóvenes. Los sistemas binarios más antiguos eran más compactos.

Luego, elaboraron una serie de modelos estadísticos para ver si podían explicar las poblaciones relativas de estrellas solas jóvenes y binarias, de todas las separaciones en la nube molecular de Perseo.

“Y el único modelo que podía reproducir los datos era uno en el que todas las estrellas se forman inicialmente como binarios amplios, que luego se encogen o se desintegran en un millón de años”, explicó Stahler.

De hecho, la mayoría de las estrellas binarias recién nacidas -alrededor del 60%- terminan siguiendo caminos separados. Este fue probablemente el destino de Némesis y el Sol, sugiere el nuevo estudio.

¿Qué te parece? ¿Imaginabas que el Sol tenía un gemelo? ¿O que tantas estrellas nacían en pareja?

Si te ha interesado este tema, descubre:

– La extraña esfera luminosa que la NASA ha captado alrededor del sol 

Imágenes: Wikimedia Commons/Gellinger

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here