¿Sabes la diferencia entre búho y lechuza? A simple vista, estas aves son bastante similares, pues ambas pertenecen a la misma familia: rapaces nocturnas o estrigiformes. Aunque esto implica que comparten ciertas características, las diferencias que existen entre estas dos aves son notables y vale la pena aclararlas. En este artículo de Supercurioso queremos darte las claves para que aprendas definitivamente las diferencias entre búho y lechuza. 

Las principales diferencias entre Búho y Lechuza

Además, te hemos dividido estas diferencias en diferentes temáticas: desde el físico hasta el comportamiento, analizando también su simbología y sus similitudes.

Diferencias físicas entre búho y lechuza

diferencia fisica entre buho y lechuza

1. El tamaño: los búhos son más grandes

Una de las diferencias más notoria entre el búho y la lechuza es su apariencia física. Comencemos por el tamaño, los búhos son más grandes y robustos. Pueden medir de 18 cm a 22 cm, incluso algunas especies pueden medir entre 58 cm y 73 cm, mientras que las lechuzas son mucho más pequeñas. Por lo general, su tamaño es de  30 cm a 40 cm.

2. El plumaje: diferencias en el colorido

Por otra parte, su plumaje también es diferente. Mientras que las lechuzas tienen sus plumas dorsales de color pardo y las del pecho blancas, las plumas de los búhos son marrones y blancas moteadas.

3. La cabeza: el tamaño y la forma

Los búhos tienen una cabeza grande y redonda con plumas que sobresalen en el frente, a modo de cresta. En diferencia, las lechuzas tienen una cabeza más pequeña  y en forma de corazón. Asimismo, no presentan plumas sobresalientes. 

4. Los ojos y visión nocturna

Además, aunque ambas aves tienen una excelente visión nocturna para cazar durante la noche, los búhos tienen sus ojos más grandes y juntos.

5. Las patas y las alas

Finalmente, una curiosa diferencia física entre búho y lechuza es que las lechuzas tienen las patas más largas y sus alas crecen desde más abajo. Sin embargo, esto parece no tener ninguna afectación sobre su agilidad al volar.

Diferencias en el comportamiento

diferencia entre buho y lechuza vuelo

6. La forma de volar

Una diferencia entre búho y lechuza fácil de apreciar es el vuelo. Los búhos utilizan un ritmo de alas lento y constante, solo ocasionalmente hacen movimientos largos. Por su parte, las lechuzas alternan constantemente entre el aleteo corto y el largo.

7. ¿Cómo cazan?

Tanto el búho como la lechuza son cazadores nocturnos y se alimentan de pequeños mamíferos, algunos reptiles y anfibios, insectos, aves pequeñas y, algunas veces, peces. Aunque la dieta de estas aves es igual, su forma de cazar es otra gran diferencia entre el búho y la lechuza.

Por su parte, los búhos buscan superficies elevadas desde las que puedan acechar a sus presas. Con paciencia, el búho espera y observa con sus audaces ojos a que sea el momento ideal. En cambio, la lechuza caza al aire libre. En vez de posarse y esperar, sobrevuela grandes campos y marismas por muchos kilómetros sin cansarse. Además, se benefician, sobre todo, de su excelente oído para atrapar a sus presas en la oscuridad.

8. Diferentes formas de comunicación

Una diferencia entre el búho y la lechuza radica en su forma de comunicarse. Los búhos se comunican con una serie de gritos y sonidos fuertes, que se prolongan hasta que, poco a poco, se desvanecen. En cambio, las lechuzas suelen emitir chillidos y silbidos. Se cree que los sonidos cambian según la región en la que habitan, pero hay poca variación.

Diferencias en el hábitat

nido de buho

9. ¿Dónde viven?

Una diferencia entre búho y lechuza la podemos ver en el lugar en que habitan. Los búhos viven en grandes áreas de bosques, con árboles altos y de hoja perenne. También se encuentran cerca del agua, como en arroyos y pantanos. Pero, la lechuza necesita de espacios grandes y abiertos como marismas o praderas.

10. Sobre el nido

Debido a la diferencia entre el hábitat del búho y la lechuza, sus nidos también difieren. Los nidos preferidos por los búhos se sitúan en árboles altos, a tres o cuatro metros del suelo. Estos también suelen utilizar nidos abandonados por otras aves. Las lechuzas usan, en su mayoría, árboles huecos, pero también se las ha visto acomodarse en los bordes de acantilados y grietas de edificios.

Simbología del Búho y la Lechuza

simbologia buho y lechuza

En la cultura popular se han clasificado al búho y a la lechuza como como mensajeros entre las criaturas terrenales y espirituales. Igualmente, estas aves son consideradas por muchas culturas como criaturas llenas de sabiduría interior, por lo que son un símbolo de educación.

Si quieres saber más sobre el poder de la sabiduría te invitamos a leer estas 100 frases que te enriquecerán

En algunas culturas el búho significa guardián. Es quien debe proteger a las almas que están en transición de un plano al otro. Sin embargo, en algunos países estos se consideran de mal agüero. Pues son señal de muerte y mala suerte. Similarmente, algunas personas creen que estas aves son brujas encarnadas. Por su lado, las lechuzas están conectada con la magia del chamanismo y han sido veneradas por siglos.

Similitudes entre el búho y la lechuza

Ya que hemos cubierto las diferencias entre búho y lechuza, queremos culminar con algunas de sus similitudes. Como hemos dicho al inicio del artículo, estas dos aves provienen de la misma familia. Esto les da la primera similitud: ser aves nocturnas que muy raramente salen de día y, además, que ambas se encuentren por todos los rincones del planeta con excepción de la Antártida. 

De seguro has escuchado que el búho puedo girar completamente la cabeza, ¿no? Pues esta es una similitud que comparte con la lechuza. Debemos aclarar que no es un giro completo, aunque sí es muy flexible. Estas aves pueden girar su cuello 270 grados. Esto les permite cazar y visualizar a su presa con mayor facilidad ya que sus ojos están fijos e inmóviles en el cráneo. 

Igualmente, la forma de reproducción es idéntica. Ambas aves son monógamas y para el apareamiento los machos realizan el cortejo exhibiendo sus espectaculares alas y  suelen regalar sus presas a la hembra. Después del apareamiento, la hembra de ambas especies pone, en promedio, de 3 a 4 huevos, pero puede llegar hasta 6 si la comida ha sido muy abundante. 

Estas han sido las principales diferencias entre el búho y la lechuza. De seguro que después de leer este artículo no las volverás a confundir. Cuéntanos si ya conocías estas diferencias y, si quieres saber más sobre estas increíbles aves, te invitamos a leer nuestro post sobre curiosidades de los búhos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here