El arte no es más que el ejercicio pleno de la libertad creativa. La literatura, la escultura, la música o la pintura, son la expresión fiel del alma del artista, de sus motivaciones más íntimas y su peculiar visión del mundo. A lo largo de la historia, son muchos los hombres y mujeres que han hecho del arte su voz, para salir de la norma y hacerse sentir en el mundo con un sello propio. Las obras de arte más polémicas de la historia, cada una con sus particularidades, se reúnen en torno a una característica fundamental, y es el planteamiento de una línea artística que sobresale y se diferencia de la norma. El origen del mundo de Courbet, es clara muestra de ello.

Si de obras controversiales hablamos, son muchos los nombres de artistas que han marcado la historia. Podemos mencionar los casos de Pablo Picasso, con obras como La Vida o Las señoritas de Avignon, o de Leonardo Da Vinci, con pinturas como El Hombre de Vitrubio o La última Cena. Pero Gustave Courbet, con su obra El origen del mundo, generó un revuelo en su época. Pintada en 1866, rompió con todos los esquemas de una sociedad conservadora y tradicional, exhibiendo un desnudo descarnado y sin tapujos. Acompáñanos en Supercurioso a conocer todo sobre El origen del mundo de Courbet.

¿Quién fue Gustave Courbet?

el origen del mundo de Courbet

El origen del mundo de Courbet es una de las obras que mejor representa el estilo audaz y rebelde de este artista. Nacido en la localidad de Ornans, Francia, el 10 de junio de 1819, Gustave Courbet descubrió su pasión por la pintura a temprana edad. Su familia deseaba que se dedicara al mundo del derecho, pero al mudarse a la ciudad de París, eligió el arte como su forma de vida. En su trayectoria como artista, se le atribuye el hecho de haber sido el fundador y máximo representante de la corriente del realismo.

Su formación en la Academia Suiza le llevó a estudiar a los principales representantes del arte flamenco, veneciano y holandés. Con una visión del mundo cercana a los ideales revolucionarios, Courbet expuso en su arte una protesta a las tendencias romántica y neoclásica, desdeñando de las pinturas academicistas que eran populares para la época. Justamente en este contexto surgió El origen del mundo de Courbet, como una de las obras más provocativas y crudas del artista, que incluso fue considerada por los críticos de la época, como pornográfica.

El Origen del mundo de Courbet

Gustave Courbet

Crudeza, verdad y la célebre rebeldía del artista, se muestran en El origen del mundo de Courbet. Considerado el padre del realismo, este pintor francés trazó en su lienzo el cuerpo desnudo de una mujer, su sexo y vientre, inicio y consecución de la vida misma. Se trata de un pequeño óleo de 33×41 centímetros, pintado en el año 1866. Algunas reminiscencias venecianas se marcan en su estilo, que marcó un revuelo en los círculos artísticos de la época, por el extremo realismo de sus trazos.

En la actualidad, El origen del mundo de Courbet se encuentra exhibido en el Museo D´Orsay, en la ciudad de París. Fue adquirido por el estado francés en el año 1981, y exhibido como parte de la colección del museo desde 1995. Antes, el cuadro permaneció oculto por muchos años. Se cree que su primer propietario fue el diplomático turco egipcio Kalil Bey. También se cuenta entre las personas que tuvieron este valioso lienzo, el afamado psicoanalista Jacques Lacan.

La mujer detrás de la obra

El origen del mundo de Courbet no solo se hizo popular por la crudeza de la imagen que mostraba, sino por la incógnita sobre quién sería la mujer que posó para lograr ese cuadro. Un aficionado al arte afirmó haberle encontrado rostro al cuadro del famoso pintor. La historia es la siguiente: este hombre compró un pequeño cuadro con un rostro femenino en un anticuario. Sacó la tela del marco y se dio cuenta de que ésta estaba cortada, de que formaba parte de un lienzo mayor, así es que rastreó en Internet, convencido de que pertenecía a la obra de un artista reconocido y…

Se encontró con El origen del mundo de Courbet. Imprimió la imagen y le superpuso el rostro que había comprado…para él cuadraba a la perfección. Más tarde da con una reproducción de otra obra de Courbet, La femme au perroquet (Mujer con loro), que es el retrato de la irlandesa Joanna Hiffernan, pareja del pintor James Whistler y amante de Courbet, para quien posó varias veces… la mujer se parece mucho al rostro que compró este señor, según él.

El comprador consultó entonces a Jean Jacques Fernier, del Instituto Gustave Courbet, y autor del catálogo de Courbet. Tras un profundo estudio en el Centro de Análisis e Investigación en Arte y Arqueología de París, Fernier incluye en el catálogo la afirmación de que se trata de una obra incompleta. De momento, nada está confirmado y el Museo D´Orsay guarda silencio.

Otras teorías vinculadas a la misteriosa mujer de El origen del mundo de Courbet, exponen que el cuadro puede haberse inspirado en una fotografía. También se habla de la posibilidad de que el retrato haya sido en base a la figura de Jeanne de Tourbey, una joven mujer, amante de un diplomático turco, quien encargó el cuadro de su amada para inmortalizarla en el recuerdo.

El origen del mundo, en la actualidad

El origen del mundo de Courbet

El origen del mundo de Courbet no solo generó polémica en el momento de su difusión, sino que marcó una tendencia que, siglos después, siguió haciéndose sentir. Muestra de ello es la polémica performance realizada por la artista luxemburguesa Deborah de Robertis, en el año 2014. En su puesta en escena, titulada Espejo de origen, la mujer se sentó delante de la obra, exhibiendo su sexo mientras recitaba un poema.

El desesperado, El encuentro, El hombre herido y El taller del pintor, son algunos de los lienzos emblemáticos que se suman a la carrera de Gustave Courbet. Considerado un artista siempre polémico, rebelde, revolucionario y efectista, afirmaba que «si dejo de escandalizar, dejo de existir», poniendo de manifiesto la auténtica libertad del alma de un pintor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here