¿Crees que sea posible un trasplante de pene? Suráfrica pasó a ocupar un lugar relevante en la historia de la medicina moderna al realizarse en ella, durante la década de los años 60 del siglo pasado, el primer trasplante exitoso de un corazón, realizado por el cirujano Christiaan Barnard.

Desde entonces la historia de los trasplantes de órganos ha hecho un largo recorrido antes de llegar a un órgano tal vez menos vital, aunque su importancia en la imaginación masculina sea a veces de proporciones exageradas.

¿Es posible un trasplante de pene? ¿Cómo?

Suráfrica volvió a ser noticia en el campo de los trasplantes en diciembre de 2014, cuando en un hospital de Ciudad del Cabo se realizó el primer trasplante de pene con resultados aparentemente exitosos. ¿Por qué aparentemente? Porque el receptor de este miembro viril acaba de embarazar a su novia, pero esto no se considera una prueba irrefutable de que todo esté marchando bien en ese “departamento”.

El paciente, de 21 años, había sido víctima de una circuncisión mal ejecutada y se sometió dos veces a esta operación, gracias al pene de un donante fallecido. Se trata de una operación sumamente delicada por la cantidad de vasos sanguíneos que hay que conectar y por la extrema delgadez de éstos (1,5 milímetros de diámetro, mientras que los de un riñón son de un centímetro), además de nervios y otros canales que enlazan al miembro con la uretra.

La operación tuvo una duración de 9 horas y un proceso de recuperación de tres meses. El nuevo “propietario”, como sucede en otros trasplantes de órganos, deberá tomar inmunodepresores y otros medicamentos para evitar el rechazo del órgano por parte del resto del cuerpo, y hasta ahora se considera una intervención exitosa, o casi.

¿Es posible un trasplante de pene? ¿Cómo?

A pesar del embarazo de la novia del paciente, las dudas en torno a un funcionamiento perfecto del pene trasplantado persisten porque los médicos –y en general todos los hombres– saben que una persona puede orinar y eyacular sin necesidad de erección.

Los autores de la operación, médicos de la universidad de Stellenbosch y del hospital Tygerberg, sin embargo se muestran optimistas, aunque no se considerará un procedimiento seguro hasta que se realicen más trasplantes de este tipo que permitan contrastar resultados.

Esta clase de cirugía permitirá restaurar y mejorar la calidad de vida de heridos de guerra y víctimas de accidentes que en estos casos, además de afectar físicamente, causan también un trauma emocional.

Quién sabe, tal vez en el futuro los hombres puedan escoger el tamaño de su miembro, ¿tú lo harías? Lee también algo interesante que seguro llamará tu atención: ¿Ondas sonoras en lugar de viagra?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here