La extraña flor subterránea que ha vuelto a florecer tras 151 años
Valora este post

Estamos más que acostumbrados a ver especies de animales y plantas extrañas. Criaturas muchas veces con aspectos terroríficos o características poco corrientes. En ocasiones la rareza no solo radica en su aspecto, sino es su forma de vivir o de sobrevivir. El artículo que le dedicamos al Helicoprion, un tiburón con la mandíbula en forma de sierra circular, es un buen ejemplo de especie extraña, aunque este último pertenezca al prehistórico. En el artículo de hoy, hablaremos de una extraña flor subterránea descubierta cerca de un río en la localidad de Borneo. Como veremos, en muchas ocasiones, la flora y fauna de este planeta que habitamos parece provenir del mismo espacio, o estar sacada de una buena película de ciencia ficción. ¡Qué caprichosa es la naturaleza!

¿Una flor subterránea?

La flor de la que te vamos a hablar recibe el nombre de Thisma neptunis y fue descubierta en 1866 por Odoardo Beccari, explorador y botánico italiano. Después de ese descubrimiento, nunca más se volvió a saber de esta extraña flor.

flor subterránea

Pasados más de 150 años, en el 2017, un equipo de científicos de la República Checa volvieron a toparse con esta rara flor subterránea. Los investigadores tuvieron la suerte de darse cuenta de que algo sobresalía del barro, ya que esta extraña flor solo sale al exterior un par de semanas al año. La Thisma neptunis vive en la selva tropical de Sarawak, que es uno de los dos estados de Malasia en la isla de Borneo. Esta particular ubicación hace que el contacto con humanos sea muy inusual y es el motivo de que hayan pasado tantos años sin tener constancia de haber sido vista.

A la Thisma neptunis también se la conoce como la “linterna de hadas” aunque no hay que confundirla con el lirio, que a menudo recibe el mismo apodo. La floración de la Thisma es complicada de detectar porque no tiene un gran altura, tan solo 9 centímetros, pero si te toparas con ella, difícilmente la perderías de vista por sus especiales características. Esta extraña flor subterránea está compuesta por 3 husos verticales que podrían parecer antenas. Realmente su aspecto, como decíamos anteriormente, parece sacado de una película de ciencia ficción, y seguramente fue eso lo que llamó la atención de Beccari en 1866, quien decidió dibujarla y dejarnos constancia de su descubrimiento. Gracias a esa ilustración de la extraña flor subterránea, podemos estar absolutamente seguros que es la misma flor que descubrieron, en 2017, el equipo de investigadores en Borneo.

Una vida bajo tierra

Hay que tener en cuenta que la T. neptunis es mucho más que esa pequeña y extraña flor, que aparece solo con la misión de tentar a insectos polinizadores que puedan propagar su especie, ese un objetivo común a todas las flores. Lo que es realmente curioso de toda la planta en si es su supervivencia ya que no tiene clorofila verde, y tampoco le hace falta, ya que bajo tierra no llegan los rayos del sol, así que difícilmente puede acumular luz solar para hacer la fotosíntesis. Entonces, ¿cómo es posible que sobreviva? La respuesta la tienen unos hongos que acostumbran a vivir muy cerca de esta flor subterránea.

flor subterránea

La T. neptunis pertenece a una especie micoheterótrofa, que sobreviven eliminando hongos subterráneos que dependen de la fotosíntesis de las plantas que están sobre el suelo. La parte visible de esta planta, es decir la flor, tiene una apariencia, como hemos dicho, que se semeja a una flor, pero es su parte interna, la que no está visible, la que adquiere una apariencia mucho más extraña. Allí la planta adopta una forma de red sinuosa de raíces que se extienden desde un bulbo central y que buscan adherirse a un hongo. Este es otro ejemplo de cuan caprichosa es la madre naturaleza que, cuando creemos que tenemos constancia de todos los animales y plantas que habitan en el planeta, ella nos pega un revés con una especie aun más rara que las conocidas e incluso con un sistema de vida que no se había visto hasta la fecha.

La linterna de hadas podría considerarse una de las plantas más extrañas del planeta pero te aseguramos que no es la única. Existen especies verdaderamente sorprendentes que desafían hasta las mentes más creativas.

Como vemos, la naturaleza no deja de sorprendernos, ni en formas imposibles ni en modos de vida cada vez más rocambolescos, como el ejemplo que te hemos traído en el artículo de hoy sobre esta extraña especie. ¿Qué te ha parecido esta extraña flor subterránea? ¿Habías oído hablar de ella? ¿Conoces otras especies raras que quieras compartir con nosotros? Te animamos a que nos dejes tus comentarios a cerca de especies raras que te hayan llamado la atención ¡Estaremos encantados de leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here