Fósforo, el dios que dio nombre a las cerillas, ¿conoces el mito?
4.9 con 10 voto[s]

Todos sabemos lo que es un fósforo o cerilla: un adminículo que está formado por una varilla de un material de fácil combustión que tiene una cabeza de un material que al ser frotado contra una superficie rugosa llega rápidamente a la temperatura de ignición y se enciende o inflama. Como invento supuso un gran avance para la humanidad ya que gracias a él fue posible obtener fuego instantáneamente. Sin embargo, ¿por qué se le llama fósforo? Fósforo, el dios que dio nombre a las cerillas, ¿conoces el mito?

Fósforo, el dios que dio nombre a las cerillas

Eosphoros , Heosphoros o Fósforo es en la mitología griega la personificación de la «estrella de la mañana», es decir, el planeta Venus. Los antiguos griegos al mirar el cielo matutino descubrieron una estrella y la llamaron Fósforo que significa «portador de la luz». Al atardecer veían aparecer otra estrella y en un primer momento pensaron que era diferente de la estrella matutina y la llamaron Héspero o Vésperos que significa «estrella del atardecer». Cuando los antiguos griegos fueron capaces de discernir que ambos eran la misma estrella (en realidad el planeta Venus) no cambiaron sus mitos y ambos dioses siguieron personificando a la estrella matutina y la vespertina.

Fósforo, el dios que dio nombre a las cerillas, ¿conoces el mito?
«Fósforo y Héspero» de Evelyn de Morgan (1881)

Fósforo y Héspero, según la mayoría de versiones del mito, eran hijos de Aurora, diosa de la mañana, y Astreo el dios del atardecer. Sus hermanos fueron los cuatro vientos Boreas, Euros, Zephyros y Notos. Fósforo ayudaba a su padre anunciando la llegada de los dioses olímpicos. A los dos se los representa como jóvenes desnudos que portan en su mano una antorcha y el mito los hace alternarse en el cielo como precursores de los carros que conducen sus padres al amanecer y el atardecer.

Fósforo, el dios que dio nombre a las cerillas, ¿conoces el mito?

La palabra latina que se corresponde con fósforo es «lucifer», el que «porta la luz» y fue el nombre que recibió el jefe de los ángeles caídos. Una de las primeras marcas de cerillas que se vendieron en el siglo XIX llevaban el nombre de «Fosforos Lucifer».

Fósforo, el dios que dio nombre a las cerillas, ¿conoces el mito?

Así pues, es muy apropiado que a las cerillas se las llamase «fósforos» ya que proviene del griego  φωσφόρος que significa «portador de la luz» y en algunos casos es también un adjetivo que se aplica a algunos dioses que llevan una antorcha y eso es lo que hace una cerilla o fósforo: en forma de pequeña antorcha nos trae el fuego y la luz.

¿Conocías el origen mitológico de esta palabra? Si te interesa las etimologías curiosas, te invitamos a leer el post: Escort, Pelandusca, Chapero, Ramera, ¿cuál es el origen de estas palabras?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here