La fotografía como arte, la fotografía como modo de expresión, como manera de presentar una noticia, como recuerdo, como un momento de la historia, un instante… La fotografía como un banco de memorias, como la manera más fiel que tenemos de eternizar un instante, de parar el tiempo, y el fotógrafo como ese artífice que lo hace posible: quien toma la cámara y conoce el momento, el ángulo y la iluminación exacta para hacer click, encuadrando aquello que luego veremos, dejando tras de sí algunas fotografías famosas.

La fotografía cambió el mundo, nos aseguró que podíamos conservar algunos momentos en contra de los embates del tiempo, y como una muestra de lo que hizo la fotografía durante el siglo pasado, en Supercurioso traemos estas cinco fotografías famosas que desafían las leyes del tiempo. Además, te invitamos a leer nuestro artículo sobre Las Paradojas del Tiempo y a reflexionar acerca del papel que juega la fotografía a través de esta selección de Frases de Fotografía. Y, si tienes algo más de tiempo y tienes un interés mínimamente profesional por este arte, échale un vistazo a estos Libros de Fotografía de los que seguro tienes muchísimo que aprender.

5 Fotografías Famosas de la Historia que debes conocer

En este caso, no nos fuimos por lo más artístico, sino por lo histórico: esas fotografías que retrataron un momentos a veces fantásticos y otras tantas terroríficos, como la explosión de una bomba que ocasiona innumerables desgracias, la construcción de un gigantesco edificio, o algo tan sutil y, a la vez, tan fascinante, como un beso.

Se trata, en el fondo, de un retrato de lo humano, siempre realizado por dos actores, en primer lugar, lo fotografiado, el o los protagonistas, y, en segundo lugar (pero no menos importante), desde el fotógrafo, el que capta el instante y lo convierte en historia. Es, en muchos casos, una cuestión de oportunidad, una coincidencia soñada. Que el fotógrafo y la fotografía se encuentren es algo que no le pasa a todos, será una suerte, en el sentido de Voltaire cuando decía que la suerte es cuando la preparación y la oportunidad se encuentran, en este caso, para hacer estas fotografías famosas. ¡No te las pierdas!

1. Almuerzo en lo alto de un rascacielos, 1932. Charles C. Ebbets

5 Fotografías Famosas de la Historia | Almuerzo en lo alto de un rascacielos

Fue tomada originalmente como parte de una campaña promocional del edificio RCE en Manhattan, Nueva York, y retrata a 11 trabajadores de la obra que, en su hora del almuerzo, se sentaron en una viga a comer, charlar, leer el periódico, fumar y bromear, como si no se encontraran a 256 metros de alturas, en el piso 69 del rascacielos que construían.

Esta fotografía se convirtió entonces en un retrato de la modernidad, y lo es todavía. Es un instante de una época en la que el mundo cambiaba velozmente, sin detenerse, y después de la cual no volvió a ser el mismo: las edificaciones se alzaban por los aires, las torres alcanzaron entonces magnitudes nunca antes vistas, aunque hoy en día estemos acostumbrados a las enormes paredes, y esta foto de estos hombres con todo Nueva York a sus pies es una parte de esa época de cambios. Una de nuestras 5 fotografías famosas.

2. Nagasaki, 1945. Fotografía del archivo de la U.S. Air Force

Es uno de los retratos más espantosos que guardamos de la Segunda Guerra Mundial, aunque en él no se vea ningún cadáver. Se trata de la explosión de una de las dos bombas nucleares que disparó Harry Truman en Japón, y que marcaron el fin de la gran guerra. Nagasaki lleva su nombre de la población en la que detonó la bomba, y esta fotografía famosa no se la debemos a un fotógrafo independiente, sino a la fuerza aérea de los Estados Unidos, los mismos que la detonaron.

Sin duda, un momento que cambió la historia del mundo. Después de esta detonación, el mundo se dividiría, durante años, por dos grandes polos: EE.UU y la URSS, las dos potencias sobrevivientes de la gran guerra.

3. El beso en el Hotel de Ville, París, 1950. Robert Doisneau.

Una vez finalizada la segunda guerra, los países europeos asolados por las batallas quedaron sedientos de esperanzas, sed de la que nació toda una nueva oleada de fotógrafos que retrataban a niños, parejas tomadas de la mano y cualquier otro paisaje humano esperanzador, que nos dijera que todo iba a estar mejor, quizá no pronto, pero en algún momento. Es de esta corriente de donde sale Robert Doisneau, el fotógrafo francés que capturó El beso del hotel de Ville, el retrato, precisamente, de un beso, uno que llenó al mundo de ternura en un momento donde proliferaba el temor. Un momento en el que cambiaba el mundo. Otra de esas grandes fotografías famosas.

4. La niña afgana, 1984. Steve McCurry

Se hizo una de las portadas más vistas de National Geografhic (la revista) y es el retrato de una niña afgana de 12 años en un campo de concentración durante la guerra de Afganistán, y la fotografía se convirtió en un símbolo de la precaria situación de los refugiados y víctimas de los conflictos armados.

En 2002, Steve McCurry volvió a Afganistán y pudo contactar de nuevo con la muchacha, que ya contaba con 30 años, y que le contó lo que ella vivía a sus 12, cuando el fotógrafo y la niña se encontraron. Entonces vio por primera vez la fotografía famosa que McCurry le había tomado, un retrato de esa época en la que un gran muro invisible (y, en algunos lugares, bastante visible) dividía al mundo.

5. Alzando la bandera en Iwo Jima, 1945. Joe Rosenthal.

Es una de las fotografías más importantes de la Segunda Guerra Mundial, y muestra a cinco marines y un médico del ejército estadounidense levantando una bandera norteamericana en Iwo Jima, Japón, durante la batalla ocurrida allí el 23 de febrero de 1945. Otra fotografía famosa de la segunda guerra, y que sin duda debíamos incluir en esta breve selección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here