Se suele pensar que cuanto más retrocedamos en la historia, más patente será la falta de higiene. Nada más lejos de la verdad. La diosa griega Higiea era la protectora de la salud, la limpieza o higiene y también de la sanación. En la diosa convergían los dos conceptos, el de la higiene y el de la salud. De su nombre deriva el término higiene. En la antigüedad, especialmente en época del Imperio Romano, existían termas y retretes públicos a los que acudía la población y muchas de esas costumbres siguieron durante la Edad Media. Es a partir del renacimiento y hasta finales del siglo XIX la que se considera la época más sucia de la historia. Dentro de este periodo es remarcable la lamentable higiene en tiempos de María Antonieta.

La lamentable higiene en la época de María Antonieta

Para imaginar la inmundicia y suciedad reinantes, baste decir que las ciudades, ya muy pobladas, carecían prácticamente de alcantarillado o canalizaciones. Calles y plazas se convertían en auténticos vertederos. Los animales y las personas hacían sus necesidades en la vía pública y los matarifes sacrificaban a los animales en la propia calle, dejando sus deshechos abandonados en ella.

La lamentable higiene en época de María Antonieta

En el palacio de Versalles, por ejemplo, habían más de 300 habitaciones y, a parte de los de la familia real y la alta nobleza, no había ningún cuarto de baño más. Para hacer sus necesidades, los nobles tenían unos sillones llamados «chaise de commodité», con una especie de orinal acoplado y que se guardaban en unos armarios/habitaciones especiales para ese fin. Al parecer, desde el reinado de Luis XIII, existían distribuidas por el palacio algunas letrinas que terminaban en pozos negros, pero estaban mal atendidas y muy sucias. La gente optaba muchas veces por hacer sus necesidades detrás de las cortinas o en los rincones escondidos. Eso sí, María Antonieta tuvo la suerte de tener un nuevo modelo de excusado inventado en Inglaterra y hecho en madera.

La lamentable "higiene" en época de María Antonieta

El número de funcionarios, sirvientes, guardias… podía llegar a varios miles y proveer de baños y letrinas a todos ellos era imposible. En caso de querer tomar un baño, todos estos habitantes de Versalles debían alquilar una bañera que era llevada a su habitación o ir a la ciudad a unos baños públicos. En realidad esto no era un gran problema, pues la mayoría prefería no bañarse, ya que creían que debilitaba el organismo.

La lamentable "higiene" en época de María Antonieta

En las calles era común ver a los «portadores de letrinas». Estos trabajadores llevaban una especie de sillas orinales portátiles y una manta con la que cubrían a su cliente para que pudiera hacer sus necesidades con cierta intimidad.

La lamentable "higiene" en época de María Antonieta

Otros hábitos curiosos de higiene de la época eran los cordoncitos o trapitos de seda para limpiar los dientes o la utilización de perfumes en rostro y cabello para disimular el olor. La ropa se cambiaba únicamente cuando estaba muy sucia y se consideraba que mudándose ya no era necesario bañarse. Únicamente rostro y manos se lavaban asiduamente.

Realmente no nos podemos imaginar como sería vivir en ese tiempo, sin agua corriente y sin los hábitos de higiene de hoy en día. Si te ha interesado este post sobre la higiene en la época de María Antonieta, quizá quieras saber como era la higiene en la Edad Media.

Imágenes: «El Perfume», Tom Tykwer, (2006)

7 Comentarios

  1. Amaba la vestimenta de aquellos siglos, aunque me asqueaba lo del cabello, pero esto de repartir sus necesidades por las calles me mató. Aahhh que increible como ahora ni se nos cruza por la mente tal cosa..

  2. Yo tenía un profesor de historia que nos hacia estos comentarios, hacia muy interesantes sus clases. Estos temas no eran parte del programa. Era el profesor preferido.

  3. Pues ahi la razón del porque se crearon los mejores perfumes.
    En fin, los franceses (en su caso una gran mayoría de europeos) hasta el día de hoy son un poco reacios a bañarse.

    • ¿Has visitado a todos los franceses para opinar así?, ¿la mayoría de europeos no nos bañamos? … Debe ser que los de tu país sois todos muy limpios y os ducháis a todas horas, no como nosotros los europeos «reacios»…

  4. No se cansan de escribir falsedades e idioteces ? Nadie que haya leido y conocido Versalles en profundidad da crédito a esta sarta de disparates Aceptan sin pensar la falacia de que «en Versalles no había suficientes baños»,cuandoo el inodoro habia sido creado hacia largo tiempo ¿Nunca estuvieron allí , o no se les ocurre siquiera pensar que un lugar de semejante lujo y confort no contara con ellos ? Las cañerías que transportaran el agua , con tuberías de plomo ya se encontraban en la Antigua Roma,y que ha sido un metal utilizado a lo largo de la historia de la humanidad Es obvio que se puede redactar cualquier absurdo y lograr que la gente lo crea sin siquiera cuestionar si tal despropósito tiene visos de realidad Obviamente no firma nadie este delirio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here