Ketchup, ¿Qué sería de nuestras cenas sin esa salsa de tomate acompañando infinidad de nuestros platos? Nos encanta su sabor y ese aire casi icónico que tienen el origen de las marcas, pues por eso se han comercializado durante años. En Supercurioso quisimos averiguar la historia del Ketchup y descubrimos cosas muy interesantes. Si eres un fanático del Ketchup te interesará saber, por ejemplo, que en sus inicios no contenía ni un trazo de tomate y que se comercializaba como una medicina, uno de los datos curiosos de Coca Cola también. Así que, acompáñanos a conocer algunos datos curiosos del Ketchup. 😀

La historia del Ketchuphistoria del ketchup

Numerosos hogares en el mundo disfrutan de unas ricas patatas fritas con Ketchup, en especial en América, no es de sorprenderse que en la mayoría de la comida típica de Estados Unidos encuentres esta salsa. Sin embargo, te sorprenderá saber que la historia del Ketchup no comienza en este lugar, sino que tiene su origen en China. De hecho, fue el profesor Dan Jurafsky de la Universidad de Stanford el que rastreó exhaustivamente el largo viaje del la salsa Ketchup desde el sudeste asiático hasta Europa y América.

En una primera etapa de la investigación, él se dio cuenta de que el origen del ketchup proviene de la palabra china Koechiap o ke-tsiap, en un principio, este acompañamiento se trataba de una salsa picante con especias para añadirla a las carnes y pescados. El investigador establece que: «la salsa de pescado en el dialecto Southern Min en el siglo XVI se llamaba como ‘kue-chiap’ o ‘ge-tchup'», por lo que podemos afirmar que desde antes del siglo XVI la palabra Ketchup tenía relevancia en el ámbito gastronómico. Ahora bien, si hablamos de la historia del Ketchup, no podemos dejar de mencionar que su lugar de creación fue Fujian, una provincia ubicada al este de China, donde los productos alimenticios fermentados tienen una larga tradición.

Ya en el siglo XVII, este acompañante fue evolucionando hasta obtener una textura pastosa gracias a la adición de frijoles y algunas verduras. Los comerciantes chinos empezaron a ver esta pasta como un producto de exportación, por lo que posteriormente la salsa sería llevada a Malasia e Indonesia, donde se conocería con los nombres de Kechap Ketjap, esta pasta le daría un vuelco a la historia del Ketchup, pues fue tal su éxito, que pronto inicio a transportarse para Europa.

De hecho, fueron los ingleses y holandeses quienes lo importaron desde el archipiélago malayo donde se había extendido, en el siglo XVII. Allí, su nombre actual fue concebido: Ketchup catsup como se le conoce en inglés. La salsa era muy apetecida pues tenía diferentes usos, por un lado se conservaba en excelente estado para ser consumida poco a poco y viajar grandes distancias sin necesidad de refrigerarla, por el otro, tenía ciertos factores medicinales. En varios lugares, especialmente en periódicos de la época, esta salsa fue llamada como «la gran salsa de las Indias Orientales».

1. La modernización del Ketchuphistoria del ketchup

Poco a poco, la historia del Ketchup se hizo más conocida, y fue en la década de 1740, según el autor Justin Cord Hayes, que el Ketchup era una parte cotidiana de la cocina inglesa, haciendo referencia a cualquier tipo de salsa para acompañar las comidas en la mesa. ¡En este momento el tomate apareció! La historia del Ketchup establece que, el aumento en su popularidad se disparó y fue justamente en los hogares ingleses que esta salsa surgió con todo su esplendor.

Cambiaron esa pasta de pescado y frijoles por una repleta de tomates, sal, canela, nuez moscada y pimienta para crear el primer Ketchup como lo conocemos hoy en día. Fue a principios del siglo XIX, cuando el Ketchup tomó de nuevo una gran relevancia en su historia, gracias al libro «The compleat Housewife» de Eliza Smith, en el cual explicaba, paso a paso, cómo hacer su propia salsa Ketchup casera; cuentan algunas narraciones de la época, que las variaciones de Ketchup eran infinitas, algunas con limón, otras con nuez u anchoas, y unas más arriesgadas donde se incluía jengibre y pimienta. Para 1861, el libro de «Administración del hogar» incluía numerosas recetas de salsa de tomate.

Con este último libro, la historia del Ketchup llegaría a América, especialmente a Estados Unidos. No obstante, en esta historia tenemos una curiosidad: el tomate como sabes es originario de América, por lo que si bien fueron los ingleses quienes reformularon la salsa oriental, lo hicieron con un producto de base americano. Podemos pensar incluso, que su popularidad en todas las clases sociales se dio propiamente en Estados Unidos, pues antes, la salsa de tomate sería para las personas que pudieran costear alimentos importados; en América ese problema no existía.

2. La Heinz Company

El productor de la salsa de tomate más famoso hasta nuestros días es HJ Heinz Company, y su fundador quien se ganaba la vida vendiendo rábanos en conserva con la novedad del envasado pues lo hacía en tarros de cristal, fue quien imaginó una auténtica sofisticación para la época. Aunque en esencia era algo que él ya había heredado de su madre. La empresa que comercializó el Ketchup se denominó Heinz & Noble, ya que en sus inicios su empresa tenía un socio. Poco a poco, este producto fue tomando un peso gigantesco en todo el continente, hasta que llegado 1990, la fábrica de Heinz y sus herederos, introdujeron el primer recipiente de ketchup de plástico reciclable, otro éxito imparable, extendiéndose así al mundo entero y con ello la historia del Ketchup.

Un dato interesante a tener en cuenta es que el ketchup está en la lista de los llamados fluidos no newtonianos, como es el caso de las cremas batidas, la sangre, o el esmalte de uñas. Pero ¿qué quiere decir esto? Muy sencillo, se trata de fluidos que tienen la propiedad de cambiar su viscosidad en función de la agitación. Es por ello que antes de consumirlo o utilizarlo hemos de agitarlo para poder sacar una porción. Curioso ¿no es así?

Asimismo, el Ketchup, es popular en todo el mundo. Pero en EE. UU. lo consume casi el 97% de la población. Y la media está en un litro al año. Si quieres conocer más historias como esta, te invitamos a descubrir la historia del Bloody Mary, no te la pierdas.

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here