Nos vamos directo a los inicios de la década de 1920 en la gloriosa ciudad de París. Justo allí, tras de la barra del épico Harry’s Bar, el bartender encargado aquella noche, Fernand Petiot, daría con la fórmula de uno de los cócteles más legendarios. Un siglo después de su creación, la historia del Bloody Mary sigue viva y el peculiar trago rojo sigue sirviéndose en los bares del mundo entero. El asunto es que los mitos sobre su origen son totalmente variados. La hipótesis más difundida es la parisina, aunque hay quienes dicen que fue el actor norteamericano George Jessel quien creó la popular bebida, en el año 1939, durante unas vacaciones en Palm Beach. Otros, en cambio, asocian la preparación a la leyenda de la reina sangrienta, María Tudor I de Inglaterra, quien derramaría la sangre de sus opositores por las calles del Reino Unido.

Incluso, más allá de la creación del trago, la historia de Bloody Mary se asocia además a una leyenda urbana que tiene relación con los espejos, y que adquirió fama en pleno siglo XX, abriendo todo un sendero para las películas, los miedos y las tradiciones. Pero, ¿tienen quizá algo que ver una con la otra? Hoy en Supercurioso nos animamos a contarte la verdad que se oculta detrás de este trago que se convirtió en el emblema de las barras del planeta entero, y también en un emblema del terror. ¡Acompáñanos!

¿Cuál es la historia del Bloody Mary?

historia del Bloody Mary

Como te comentábamos, la hipótesis más universalizada sobre la creación de este famoso y nutritivo trago es la que atribuye su creación al barman Ferdinand Petiot. Ahora bien, la historia del Bloody Mary no obedece al diseño de una fórmula bien pensada, sino simplemente a una noche de gran, gran borrachera. Petiot mezcló todos los elementos que en ese instante tenía a mano: zumo de tomate, vodka y tabasco. Los que vieron esa mezcla extraña no se atrevieron a probarla, pero ante la insistencia del ebrio bartender, su clientela accedió. El sabor era irresistible y se popularizó de inmediato.

Ahora, ¿Por qué se bautizó bajo el nombre de la reina sangrienta? Pues para explicarte este asunto, debemos remontarnos un poco a la historia. Si has tomado el trago, seguro que lo primero que habrá llamado tu atención es el intenso y brillante color rojo. Pues a alguno de los presentes (no existen evidencias exactas sobre el creador del nombre), se le ocurrió asociar aquella mezcla en la que el color del tomate y el tabasco imperaba, con la historia de María Tudor, la sanguinaria monarca.

1. La reina sangrienta, protagonista del trago

la reina sangrienta

Situémonos, siglo XVI. María Tudor era la hija de Enrique VIII de Inglaterra y Catalina de Aragón. Cuando pensaba que iba a llegar al trono, fue sucedida por su dama de honor, Ana Bolena, quien llegó a ser reina de Inglaterra y expulsó a María del reino. Pero tiempo después, Ana, fue condenada a muerte por adulterio, ejecutada por orden de su propio marido, y cómo no… María pudo reinar.

Al poco tiempo se casó con Felipe II, rey de España, un hecho que provocó una rebelión que dio lugar a un endurecimiento del régimen. Entonces, la reina sangrienta impuso el catolicismo, encarceló a Isabel en la torre de Londres y persiguió a los protestantes. Su reinado estuvo habitado por los crímenes y las ejecuciones. Fue una época terriblemente sangrienta la que marcó esta mujer de rostro amable, aunque poco agraciado. Y se cree que fue este episodio histórico, asociado al intenso rojo de la bebida, lo que determinó el nombre y la historia del Bloody Mary.

2. ¿Cuál es la leyenda de terror que se asocia al Bloody Mary?

La historia del Bloody Mary no solo se remonta al popular trago y al personaje histórico que lo inspiró, sino que va más allá, convirtiéndose en una leyenda de terror. Los estudiosos del tema suelen decir que se tomó el nombre de la reina sangrienta para dárselo a un personaje del folclore infantil americano. Y es que el origen de Bloody Mary como leyenda urbana se inicia en 1978 cuando Janet Langlois publica su ensayo titulado Mary Whales, I Believe in You’: Myth and Ritual Subdued. (Mary Whales, creo en ti: Mito y ritual subyugado). En su libro popularizó una costumbre que solían tener los niños a la hora de ponerse ante los espejos, testimonios que recogió a lo largo de varios años que duró su investigación.

Se cuenta por ejemplo que un niño llamó a Bloody Mary cuarenta y siete veces (en otras ocasiones son solo tres) frente al espejo y que, al poco, apareció una mujer con un cuchillo y una verruga en la nariz. Se dice que todo surgió alrededor del asesinato de una muchacha en un bosque de Estados Unidos, en Pine Road. Las niñas solían tener la costumbre de llamarla después de muerta en los baños. Querían que les hablase sobre el futuro. Para invocarla, bastaba con pincharse los dedos con un alfiler para dejar caer dos gotas de sangre, y después, sencillamente, decir: “Creemos en Bloody Mary” tres veces seguidas frente al espejo.  Recordemos que en la cultura popular se cree que los espejos son puertas a otros mundos…

Y si lo que prefieres es el trago, ¿Cómo hacer un Bloody Mary perfecto?

la reina sangrienta

Si te seduce la historia del Bloody Mary, pero más aún el delicioso sabor de la bebida, conoce la receta más sencilla para hacerlo en casa y que te quede digno del mejor bar. Necesitarás tener a mano los siguientes ingredientes:

  • Vodka (2 partes)
  • Zumo de tomate (3 partes)
  • Salsa Worcester (6 gotas)
  • Sal
  • Tabasco (5 gotas)
  • Limón (unas gotas de zumo)
  • Pimienta negra
  • Apio (1 tallo para decorar)

Si tienes una coctelera, vierte el vodka junto con el zumo del tomate y del limón, agítalo enérgicamente y luego agrega el Tabasco, la salsa Worcester, sal y pimienta. Si no tienes coctelera, el orden de los ingredientes es el mismo, pero deberás mezclarlos lentamente. Te llevará un poco más de tiempo, pero el resultado final será igual de bueno. Una vez lista la mezcla de la reina sangrienta, sirve en un vaso alto con cubos de hielo, y decora con apio, zanahorias o menta.

En definitiva, la historia del Bloody Mary tiene mucho de sabor, de potencia anti resaca, de historias monárquicas e incluso de mitos de terror. Sea como sea, desde las leyendas de miedo hasta nuestras noches de sábados, este trago permanece más que vivo en nuestra cultura. Y tú, ¿Conocías las historias asociadas a este cóctel? ¿Lo cuentas entre tus favoritos? Déjanos todas tus opiniones en un comentario. ¡Estaremos encantados de leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here