¿Cuáles son tus hobbies? ¿Pasar cinco horas al día con tu consola? ¿Realizar algún cosplay de tus personajes favoritos? ¿La papiroflexia quizá, coleccionar viejas películas de los 80 tal vez? Puede que pienses que tus aficiones son realmente extrañas, que seas de esos a los que tus amigos consideran un verdadero y auténtico friki, pero te aseguramos que existen personas mucho más singulares y originales capaces de realizar cosas verdaderamente asombrosas en su tiempo libre. Personas que alimentan hobbies extraños para beneficiarse de eso tan simple y necesario para el ser humano: disfrutar. Hoy en Supercurioso nos hemos animado a navegar en las singularidades del ser humano. Ya en una oportunidad te contamos sobre los hobbies extraños de famosos, y en esta ocasión te presentaremos los hobbies más raros del mundo. ¡Acompáñanos!

Los 10 hobbies más raros del mundo

1. Tocar guitarras al aire

Hobbies más raros del mundo

Iniciamos este recorrido por los hobbies más raros del mundo con uno que seguramente tu mismo habrás hecho más de una vez: sujetar una guitarra invisible en el aire y lanzarte un buen acorde a lo Jimmy Hendrix, tarareando alguna de sus canciones. Pues si eres un fanático de este arte, no debes perderte los campeonatos mundiales de «airheads» que cada año se celebran en Finlandia. Así que ve afinando esa «guitarra». Curioso que haya miles de personas en el mundo fanáticas de tocar estas cuerdas imaginarias.

2. Hacer esculturas de arena

Este es de nuestros hobbies extraños favoritos. Quizás todos los tuvimos en los primeros años de nuestra infancia, pero para algunos se extendió incluso hasta la adultez. ¿Eres de los que se pasan las horas haciendo castillos de arena en la playa? ¿Buscas los mejores rincones para que tus construcciones sean lo más duraderas posibles? Entonces es hora de que asumas de que tienes este hobby, uno de los más creativos y divertidos. Como verás, el hecho de construir alucinantes castillos no es solo cosa de arquitectos.

3. Cantar junto a los peces

Y si de los hobbies más raros del mundo se trata, el de cantar junto a los peces es verdaderamente original. ¿Te imaginas algo más relajante? Puede parecerte una auténtica excentricidad, pero hay verdaderos apasionados sobre el tema, capaces de coger un avión hasta Florida, para participar en festivales de música debajo del mar ataviados con sus equipos submarinistas para cantar al lado de los peces. Después de todo, hay tantos gustos e intereses como seres humanos sobre el planeta Tierra.

4. Coleccionar coches artísticos y de carrera

hobbies extraños

Otro de los hobbies extraños y también de los más costosos, es el de coleccionar coches artísticos y de carrera. Si bien son muchos los apasionados por el mundo de los motores, pocos son los que cuentan con el presupuesto para llevar a cabo su afición. Los que lo hacen, invierten grandes cantidades de dinero en tunear sus coches al estilo moderno, o bien rescatar los clásicos más emblemáticos del automovilismo. Si eres de este gremio, no dudes en acudir a California, al Arcar Fest, ahí donde podrás ver auténticas obras de arte automovilísticas.

5. Peleas de dedos

Seguimos con los hobbies más raros del mundo, con uno que seguro te resultará perturbador. Para vivirlo no te hacen falta guantes de boxeo, ni siquiera invertir largas horas de entrenamiento frente a un saco de arena colgado en la pared. Basta con una mesa, un amigo, unas buenas cervezas y tener unos dedos ágiles y fuertes. Si te apetece verlo en directo, deberás ir hasta Alemania, en Westerham, ahí donde vienen celebrándose peleas de dedos desde el siglo XVII.

6.  Practicar Bogsnorkelling

No, no es un insulto ni una película de zombis: se trata del siguiente entre los hobbies más raros del mundo, algo tan apasionante como realizar buceo en pantano. ¿Te gustaría sumergirte en unas aguas cenagosas de color verde esmeralda, para conocer ese mundo sumergido de vegetación descompuesta y extrañas criaturas? Si es así tienes un punto de encuentro: Gales. Sin duda que se trata de uno de los hobbies más extremos, no apto para impresionables.

7. Esculpir en el hielo

hobbies extraños

Otro de los hobbies extraños en los que la creatividad vuela a rienda suelta. Quienes tienen debilidad por esculpir en el hielo, perfeccionan su técnica a tal punto que pueden crear desde corazones hasta castillos, desde flores hasta ciudades. Si además de realizar figuras en la arena de las playas, también eres un fanático en esculpir obras de arte en la nieve, no dudes en viajar a China. Quedarás asombrado de las maravillas que allí se exponen. Una lástima que sean tan efímeras.

8. Regalar dinero a desconocidos

Y entre los hobbies extraños, el de regalar dinero a desconocidos es sin duda de los más raros que puedan existir. Sin embargo, sabemos al menos de una persona que tiene esta peculiar manera de divertirse. En España se hizo famoso un hombre que dejaba una cantidad de dinero en la calle, en un lugar estratégico, e informaba a través de su cuenta de Twitter en dónde lo había dejado. Por supuesto que el impacto en sus seguidores era instantáneo, y todos corrían a hacerse con el botín.

9. Hacerse el muerto

Otro de los hobbies más raros del mundo es el de hacerse el muerto. En efecto, hay una persona que tiene esta rarísima afición. Se trata de Chuck Lamb, un hombre que pareciera ser común, casado y con seis hijos, y que siempre tuvo el sueño de ser actor. No lo logró, pero en su defecto ideó una particular forma de llamar la atención. Desde el año 2005 es conocido como el hombre cadáver. ¿El motivo? Se divierte tomándose fotos en las que simula un estado de defunción en su página web. ¿El resultado? Más de treinta millones de visitas y una fama en crecimiento.

10. Demandar

actividades recreativas

Y si de hobbies extraños y al parecer poco agradables se trata, el de demandar se suma. En efecto, este trámite engorroso y desagradable constituye la afición de un hombre llamado Jonathan Lee Riches. Interpuso demandas en contra de Nostradamus, la torre Eiffel y Britney Spears. Fue publicado en el Libro Guiness de los Récords por haber interpuesto un número alucinante de demandas, y adivinen qué pasó… ¡También los demandó!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here