Valora este post

¿Sabes que el consumo de las drogas llamadas “fuertes” trae numerosos y fatales efectos en nuestro organismo, verdad? La heroína, el crack, el ácido, la cocaína, todas son terribles sustancias que degeneran el cuerpo y menoscaban sus funciones –mentales, físicas, intelectuales…–, en eso estamos de acuerdo. Pero además, una de ellas hace que nuestras neuronas se coman a sí mismas. ¿Quieres saber más?

¡Increíble! ¡Esto hace que tus neuronas cerebrales se vuelvan CANÍBALES!

Un estudio hecho en la Universidad John Hopkins demostró que dosis muy grandes de cocaína de hecho estimulan un comportamiento extraño en las neuronas: ellas se comen a sí mismas, practican la autofagia y mueren.

Una de las conclusiones de este estudio es que el comportamiento “autocaníbal” no sólo se observó en los consumidores primarios, sino también pasa a los fetos cuando la madre consume cocaína durante el embarazo, razón de mayor relevancia a la hora de explicar los riesgos de las madres adictas.

Para entender este proceso de autofagia, vamos a ver primero cómo son las células cerebrales. Éstas contienen orgánulos llamados lisosomas que guardan enzimas hidrolíticas y proteolíticas utilizadas para degradar los desechos acumulados en los citoplasmas. Es un sistema de limpieza controlado por numerosas proteínas, y es lo que lo que los investigadores denominan autofagia. El coautor del estudio, Prasun Guha, presenta una metáfora perfecta:

“Una célula es como una casa que genera constantemente basura; la autofagia es el ama de llaves que saca la basura”.

¿Qué hace la cocaína? Acelera y descontrola este proceso natural, haciendo que las células liberen todas las enzimas proteolíticas e hidrolíticas y se coman a sí mismas desde su interior, hasta su muerte irremediable. Las elevadas dosis de la droga alteran los niveles normales de proteínas, y ya no hay control posible en el proceso.

Ondas cerebrales

Sin embargo, estos investigadores han dado con un posible tratamiento para esta muerte celular inducida por la cocaína, y ayudar en las rehabilitaciones. El óxido nítrico y su interacción con la enzima GAPDH incide en la autofagia; existe un fármaco experimental –el CGP3466B– con el que se está evaluando un tratamiento.

Entre otros efectos, este fármaco interrumpe la interacción del óxido nítrico y la enzima GAPDH, y puede proteger a las neuronas. En los experimentos mencionados antes, los científicos demostraron que el fármaco detenía la autofagia en las neuronas de los ratones.

Las células cuentan con tres métodos para programar su muerte, y descubrieron que la cocaína actúa exclusivamente sobre la autofagia (uno de los tres métodos), lo que aumenta las posibilidades de desarrollar nuevos fármacos para eliminar su toxicidad.

Sin embargo, aún faltan muchos estudios para saber si el CGP3466B funciona correctamente o si es posible utilizarlo para otros tratamientos, como en la enfermedad de Parkinson o la esclerosis lateral amiotrófica, en cuyos estudios hasta ahora no se ha observado eficacia alguna.

Ciertamente, la investigación científica es una labor que nunca termina. Cada descubrimiento es una posibilidad que se abre a nuevos derroteros, guiados por una curiosidad insaciable.

Lee nuestro artículo 5 cosas que no sabes del MDMA/éxtasis.

Imágenes: ScabeaterNightlife Of Revelry, Brookhaven National Laboratory, Emilio Garcia

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here