El Kizhi Pogost es un lugar histórico que data del siglo XVII en la isla de Kijí, en Rusia. El pogost es una superficie vallada que incluye dos grandes iglesias de madera (la Iglesia de la Transfiguración de 22 bóvedas y la Iglesia de la Intercesión de 9 cúpulas) además de un campanario. Este lugar fue construido hace 300 años y es, a día de hoy, una de las estructuras de madera más alta que aun se conserva en pie.

Siempre que se realiza una construcción en madera, uno de los elementos importantes a tener en cuenta son los clavos, ya que sirven para sujetar toda la estructura y mantener unidas las distintas secciones, lo que evita el desplome.

Kizhi Pogost, la construcción de madera sin clavos

A pesar de que sabemos que los clavos son imprescindibles en cualquier construcción de madera, estas iglesias de madera fueron construidas sin rastro de clavos, algo que era muy común en la construcción rusa, no en vano estas iglesias son uno de los mejores ejemplos de la gran era de la carpintería rusa. El Kizhi Pogost fue incluido en la lista de sitios del patrimonio mundial de la UNESCO en 1990 y Patrimonio Cultural de Rusia en 1993.

Kizhi Pogost

Según miramos la imagen, vemos la iglesia de la Transfiguración a la izquierda, el campanario ocupa el lugar central y la Iglesia de Nuestra Señora de la Intercesión a la derecha.

Este curioso lugar fue construido en el s. XVII y se encuentra en la República de Karelia, en el lago Onega. La valla que rodea el Kizhi Pogost se construyó con el único objetivo de separar el terreno sagrado del resto de la isla, pero en 1950 fue reconstruida y reemplazada por una estructura de 300 mts de largo.

En el centro del conjunto se encuentra el campanario que tiene 30 metros de altura. El originario fue dañado y reconstruido en 1862. El marco de madera de la torre tiene forma cuadrada y está compuesto por tres salas donde se encuentras la antesala, las escaleras y el almacén.

El tiempo convirtió la isla de Kizhi en un museo al aire libre lleno de edificios históricos. Los edificios del Kizhi Pogost se han mantenido en su lugar originario mientras que otros edificios han sido llevados allí expresamente para ofrecer al visitante una experiencia espectacular que le traslada a la época del pináculo de la elegante artesanía rusa.

¿Cómo se hizo el Kizhi Pogost?

Lo maravilloso y único del Kizhi Pogost es que tanto sus 2 iglesias como su campanario fueron construidos sin usar clavos. Las estructuras fueron hechas troncos de 30 cm de diámetro aproximadamente y de 3 a 5 metros de largo de pino, abeto y madera de álamo. El suministro de toda esta madera se hizo del continente la cual cosa estamos seguros de que debió ser un gran reto para la época. Los distintos troncos entrelazados sustituían la aplicación de clavos para sujetar la estructura. Las cúpulas de las iglesias se construyeron con baldosas de madera en forma de diamante. Se crearon hasta 22 cúpulas para la Iglesia de la Transfiguración y 9 cúpulas para la iglesia de la Intercesión, ambas impresionantes. Las 22 cúpulas de la iglesia de la Transfiguración son de diferentes tamaños y formas, y corren de arriba hacia abajo.

Kizhi Pogost

Existe una leyenda que cuenta que el constructor mayor de la edificación, arrojó su hacha al lago Onega pronunciando las siguientes palabras:

“no hay ni habrá otra iglesia que se parezca a esta”

Y parece ser que sus palabras se hicieron realidad ya que no existe, actualmente, nada parecido en todo el mundo.

En los 300 años de historia de estos monumentos históricos, el Kizhi Pogost, han sido numerosas las reparaciones que ha sufrido, como la cobertura protectora que se le hizo a las paredes en el siglo XIX o las láminas de metal que se colocaron en las cúpulas para salvaguardarlas del mal tiempo de la zona. Entre 1980 y 1983 se incorporó dentro de la Iglesia de la Tranfiguración un armazón de acero para mantener la estructura.

Como habrás podido comprobar existen lugares verdaderamente maravillosos y, aunque la mano del hombre haya sido la responsable de su construcción, no dejan de sorprendernos, como el Kizhi Pogost del que te hemos hablado en esta ocasión.

¿Conocías este impresionante lugar en la isla de Kijí, en Rusia? Si eres de esas mentes curiosas a las que les gusta visitar monumentos con algo alguna historia original y diferente, seguro que el Kizhi Pogost puede convertirse en su próximo destino de vacaciones. ¿Qué te parece? ¿Te atrae la idea de visitarlo? Si finalmente te animas, ¡esperamos que nos cuentes la experiencia y tus propias impresiones! ¡Estaremos encantados de leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here