La enfermedad que pudo haber precipitado la desaparición del Imperio Azteca
5 con 1 voto[s]

A lo largo de un siglo los investigadores han agotado recursos buscando identificar los agentes patógenos que pudieron ser la misteriosa enfermedad causante de una de las peores catástrofes demográficas en la historia de la humanidad.

La epidemia redujo en cien años la población indígena de México y Guatemala entre un 50% y un 80%, propiciando la desaparición del Imperio Azteca. Los nativos la denominaron “cocoliztli”, un término del Náhuatl que se traduce en “peste” o “pestilencia”. No obstante, recientemente un equipo internacional de científicos logró reconocerla al fin con el estudio del ADN en restos antiguos de un cementerio de Oaxaca, México.

La enfermedad que contribuyó con la desaparición del Imperio Azteca

La desaparición del Imperio Azteca parecía inevitable, estimando la cadena de desgracias que diezmaron a los antiguos pobladores del mundo. Además del hostigamiento y las masacres perpetradas por los conquistadores españoles que acabaron con la vida de millones de nativos, entre 1545 y 1576, se maneja que varios brotes de enfermedades se habían llevado por delante abruptamente la vida de más de la mitad de los indígenas.

La cifra es abrumadora, de acuerdo con la revista Nature, con la llegada de los españoles a México en 1519, el número de habitantes se calcula que estaba sobre 25 millones. Un siglo más tarde disminuyó a un millón de personas, en gran parte por lo que los aztecas llamaron “cocoliztli”,  una peste que al cabo de varios días de severos malestares, fiebres altas, diarreas, dolores estomacales y sangrado, los afectados perecían.

La enfermedad que pudo haber precipitado la desaparición del Imperio Azteca

¿Qué era en realidad el “cocoliztli”? el enigma de hace más de 500 años interpretado por los nativos como una “maldición divina”, fue identificado como una forma mortal de Salmonella Paratyphi C por un equipo de científicos del Instituto para la Ciencia de la Historia Humana Max Planck, en Alemania, de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, y del Instituto Nacional Mexicano de Antropología e Historia.

Los investigadores encontraron evidencias de la epidemia azteca en un cementerio situado en las tierras altas de Oaxaca, al sur de México, del que se había confirmado yacían restos de indios muertos por “cocoliztli”. El nombre de la fosa es Yacundaa-Teposcolula, de ahí extrajeron los dientes de 29 personas, con el fin de separar el ADN bacteriano del ADN de los humanos y compararlos con más de 2.700 genomas bacterianos modernos.

Según los científicos, los resultados fueron concluyentes, ya que señalaban que 24 de los nativos estaban infectados por la Samonella Paratyphi C, por lo que proponen que tal enfermedad “contribuyó a la disminución de la población durante el brote de cocoliztli de 1545 en México».  

La enfermedad que pudo haber precipitado la desaparición del Imperio Azteca

La Salmonella Paratyhi C, la enfermedad que pudo haber precipitado la desaparición del Imperio Azteca, es una cepa mortal muy rara, todavía vigente, que se contagia a partir de la materia fecal y el agua contaminada.

Sobre su repentina aparición se maneja la hipótesis de que pudo haber viajado desde Europa hasta México con los animales transportados en las embarcaciones españolas, ya que en dicho continente la Salmonella habría tenido incidencia desde la Edad Media. Sin embargo, los científicos sugieren que habría que extender el estudio para constatar si esta es la verdadera explicación de su origen, o si la Salmonella Paratyhi C ya existía en México antes de la conquista española.

No te pierdas:  Conoce la historia de los Xoloitzcuintles, los perros aztecas que guiaban a sus dueños hasta el inframundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here