El proyecto que Corea del Sur lleva entre manos está a punto de sorprender al mundo. Se trata de un edificio futurista y digno casi de cualquier argumento cinematográfico de ciencia-ficción. ¿De qué se trata? Ni más ni menos que del Edificio Infinity, un rascacielos de 450 metros que se supone habrá de ser la primera estructura del mundo equipada con camuflaje de invisibilidad. Un reto impresionante de país asiático que nos mantiene expectantes ante algo tan increíble… pero cierto.

Edificio Infinity, el primer rascacielos invisible

Dentro de poco tendremos que incluir al Edificio Infinity en los rankings no solo de los edificios de mayor altura, sino también en el de los más asombrosos. Los más increíbles. Pero vayamos por partes… no es magia, ni tampoco una tecnología fuera de todo entendimiento. Cuando hablamos de invisibilidad, ahondamos más bien en el campo del camuflaje, es decir, se trataría más o menos de un camaleón gigante hecho de cristales y hormigón. Un rascacielos capaz de difuminarse y mimetizarse con su entorno gracias a una serie de cámaras que recogen todo aquello que hay en los alrededores para proyectarlo en su fachada.

El edificio de casi medio kilómetro de altura  se alzará en la ciudad de Incheon, donde hay unos 2,5 millones de habitantes y donde se concentra un gran centro neurálgico y de negocios de Corea del Sur. Una maravilla arquitectónica que no se podrá contemplar con facilidad, de ahí lo curioso y lo especial del caso, porque la finalidad de los arquitectos y de sus responsables es en esencia conseguir que sus formas se desvanezcan y se confundan con el entorno a la vista de un observador.

El primer rascacielos invisible del mundo está siendo construido por la firma americana de GDS Architects, quien recibió el permiso para empezar a elevarlo justo al lado del aeropuerto. Según Michael Collins, el director de diseño del edificio, este rascacielos tendrá además una fabulosa plataforma de observación, y podrá camuflarse hasta ser completamente invisible gracias a un sistema luces LED y cámaras ópticas. Misterioso y sofisticado ¿verdad?

Así pues, debemos eliminar casi-casi la etiqueta de invisible para sustituirla simplemente por camaleónica, porque serán los propios operadores del rascacielos quienes decidirán cuando «camuflarla», haciendo que mediante alta tecnología se reflejen en su fachada una serie de  imágenes en tiempo real a la superficie reflectante del edificio para provocar que de pronto nos dé la sensación de que semejante estructura ha desaparecido «del tiempo y del espacio».

De momento, solo nos cabe esperar a que los trabajos finalicen. Se estipula que el Edificio Infinity será presentado entre el 2015 y el 2017… así que aguardaremos expectantes la noticia y poder ver – o no- con nuestros propios ojos este espectacular rascacielos.

 

4 Comentarios

  1. Si con el dinero de todas las estupideces que hemos inventado a lo largo de la historia, elimináramos la pobreza y fortaleciéramos la educación, este mundo sería un lugar mejor…

    Se necesita gente con todo lleno: estomago, cerebro y corazón. No edificios invisibles, buena redacción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here