La técnica del Palacio de la Memoria para recordar… ¡casi todo!
5 con 16 voto[s]

“¿Dónde dejé mis llaves?”, “¿qué iba a hacer hoy?” u “olvidé lo que iba a decirte” son frases muy comunes que seguramente en algún momento de tu vida has pronunciado. Tengas o no problemas de memoria estas frases pueden salir de tu boca en situaciones donde te sientas desconcentrado o muy estresado. Por fortuna, existen diferentes ejercicios que mantendrán tu memoria al máximo nivel, así como también los expertos se han encargado de crear técnicas que favorecen a aquellos que… Esperen. ¡Ah sí! Aquellos que olvidan lo que iban a decir o hacer, siendo una de las más conocidas la técnica del Palacio de la Memoria, la cual descubrirás el día de hoy.

Aunque su nombre pueda generar dudas, la técnica del Palacio de la Memoria está diseñada especialmente para las personas que suelen olvidar tareas o responsabilidades del día a día. Llevar tu coche al taller mecánico, asistir a la cita odontológica que tienes programada, pasar por la tintorería a buscar el traje de la fiesta que tendrás muy pronto o simplemente dirigirte al supermercado el día de descuentos, son algunas de las cosas que el Palacio de la Memoria te permitirá recordar.

¿Cómo funciona la técnica del Palacio de la Memoria?

Palacio de la Memoria El secreto de esta técnica mnemotécnica está en la imaginación. Los expertos que sostienen su efectividad aseguran que, a partir de imágenes que creamos en nuestra cabeza, es posible recordar rápidamente aquello que debemos realizar en un día determinado. Quizás a través de esta explicación resulte un poco complicado entenderla, así que vamos a describirla para que logres entender mejor cómo funciona la técnica del Palacio de la Memoria.

Imagínate llegando del trabajo y abriendo la puerta de tu casa. Al ingresar, cansado por la jornada que tuviste ese día, notas que tu automóvil está en la mitad de tu sala de estar. Anonadado, continúas caminando por tu casa y te diriges a la cocina para cenar, sin embargo, ¡sorpresa! Absolutamente toda la habitación está repleta de etiquetas de color rojo con la palabra “descuento”.

Mientras preparas la cena, intentando eliminar el máximo número de etiquetas que invaden tu cocina, te dan ganas de ir al baño, así que bajas la intensidad del fuego en tus hornillas y te diriges a él. Las sorpresas no se detienen con la técnica del Palacio de la Memoria. Al abrir la puerta de tu baño notas que hay un millón de dientes volando por los aires y, asustado, cierras rápidamente la habitación.

Atraviesas nuevamente la cocina, donde algunas etiquetas de “descuento” siguen adheridas a tus muebles, pasas por la sala de estar en la que tu coche continúa presente y, finalmente, llegas a tu habitación, donde pensabas que lograrías un poco de calma. Sin embargo, el traje que dejaste en la tintorería te sorprende saludándote siendo vestido por absolutamente nadie.

Impactante, ¿verdad? Pues, esta es la técnica del Palacio de la Memoria. La idea que sostiene es que, a través de imágenes exageradas, tu cerebro será capaz de recordar todo lo que debes hacer en un momento determinado y, así, activarás incluso tu creatividad, funcionando de forma creativa y cognitiva. A pesar de que esta técnica tiene numerosos seguidores, hay psicólogos (y más expertos del tema) que aseguran que, al estar basada en imágenes ficticias, puede llegar a generar confusión en algunas personas.

Aunque la situación presentada anteriormente pueda parecer un sueño (o una pesadilla), la idea del Palacio de la Memoria es que la imagines mientras estés despierto. Destina algunos minutos antes de dormir, o al levantarte, a sentarte en tu cama, cerrar los ojos e imaginar todo lo que deberás hacer al día siguiente o en ese día, por supuesto, sin olvidar la exageración en la situación.

Otro punto importante que debes tomar en cuenta sobre la técnica del Palacio de la Memoria es que, tal como su nombre lo indica, debes imaginar las imágenes en un lugar físico, sea un palacio, tu casa, una habitación determinada o tu oficina, ¡el que sea! Lo esencial es que sea un lugar que frecuentes y conozcas a profundidad, ya que así podrás recordar las imágenes exageradas que tuviste gracias a tu imaginación.

Palacio de la Memoria Ahora que conoces la técnica del Palacio de la Memoria y sabes cómo mejorar la memoria de forma puntual, ¿qué estás esperando para aplicarla? Aunque pueda parecer una locura, ¡no está mal intentar! Haz la prueba y déjanos en los comentarios tu experiencia. En caso de que prefieras no intentarlo, pero definitivamente necesites ayuda para mejorar la memoria a corto plazo, te recomendamos visitar el siguiente artículo donde podrás descubrir algunos alimentos que potencian la memoria, quizás a través de la alimentación consigas recordar casi todo 😉

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here