Ya las antiguas civilizaciones que poblaban la Tierra alzaban su vista al cielo en busca de edictos celestiales, sabiduría divina o simplemente paz y tranquilidad. La bóveda celeste guarda millones de tesoros visuales que toda persona debería contemplar en su vida, sin embargo, el progresivo crecimiento de las ciudades ha traído un fenómeno denominado contaminación lumínica, que cohibe la perfecta percepción del transcurrir cósmico a nuestros ojos. En esta ocasión, aquí en Supercurioso, trataremos uno de los eventos más majestuosos que el cielo nocturno tiene para nosotros: las Lágrimas de San Lorenzo, conocidas también como las Perseidas.

Origen y Significado de las Lágrimas de San Lorenzo

1. ¿Qué son las Lágrimas de San Lorenzo?

Lágrimas de San Lorenzo | ¿Qué son las Lágrimas de San Lorenzo?

Habría que empezar diciendo que las Lágrimas de San Lorenzo o las Perseidas son una lluvia de estrellas, un hermoso fenómeno astronómico que anualmente podemos contemplar, este en específico ocurre entre el 11 y 12 o 12 y 13 de Agosto, justo para las fiestas de San Lorenzo Mártir. Una sucesión de estrellas fugaces que recorren el cielo de un rincón a otro pintando con bellos contraste el lienzo nocturno, cual si se tratase de una obra de Jackson Pollock.

Pero, ¿que es propiamente una lluvia de estrellas? Al referirnos a lluvia de estrellas se utiliza un recurso retórico, pues realmente no se trata de estrellas (quizá, si tienes la duda, puedes consultar nuestro artículo sobre Qué son las estrellas), si en verdad fueran estrellas, probablemente no podrías contar la historia, probablemente terminarías calcinado junto a todo el planeta si tan solo una estrella «lloviera» sobre la Tierra.

Las llamadas lluvias de estrellas consisten en estelas y partículas de diversos tamaños que flotan en el espacio y que fueron dejados por cuerpos celestes como asteroides o cometas (¿Las estrellas se mueven o están quietas? ¡Deberías revisar nuestro artículo al respecto!), estos tienen una órbita al igual que cualquier planeta y al pasar en proximidades al Sol, el calor de este hace que partículas de hielo se desprendan, del mismo modo que la gravedad de los planetas o el impacto con otros cuerpos. Estas partículas quedan flotando en el espacio y cuando la Tierra en su movimiento de traslación cruza por estas nubes de material espacial es que se da el fenómeno de la lluvia de estrellas.

Bueno, ahora la cuestión es ¿por qué demonios brillan y dibujan delgados hilos dorados por el cielo? Eso es sencillo. Verás, a este punto entran en actuación la gravedad y la atmósfera de nuestro planeta: cuando la Tierra cruza estos espacios la gravedad atrae los cuerpos, los cuales, al entrar en contacto con la atmósfera, se incineran y por eso proyectan la luminosidad. A estos cuerpos en contacto con la atmósfera los conocemos como estrellas fugaces, aunque el nombre propio es meteoroide. Durante todo el año y todos los días varios meteoroides entran a la atmósfera de la Tierra, pero en su mayoría son imperceptibles, sin embargo, un caso como las Lágrimas de San Lorenzo, consiste en un cúmulo de material estelar mayor, por lo que se ven múltiples estrellas fugaces.

2. Origen de su nombre

Lágrimas de San Lorenzo | Origen de su nombre

Las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo tienen razones bastante particulares para adoptar su nombre. Comencemos con el nombre de ascendencia helena, es decir «Perseidas». Seguramente habrás leído o escuchado sobre obras como La Ilíada, la Odisea o la Eneida, más preciso para este caso sería mencionar adjetivos como artémida o peleida; el sufijo al final designa algo, no es fortuito que figure en estas palabras y esa es herencia del griego clásico: El sufijo –eida, -ida-ada o e algunos casos simplemente –da, designa un origen, así la Iliada es sobre Ilión, mejor conocida como Troya, la Eneida es la historia de Eneas y en el caso de peleida es el hijo de Peleo (Aquiles)Así que, ya sabiendo esto podrás inferir que las Perseidas vienen de Perseo.

Pero bien, ¿qué tiene que ver Perseo con este nombre? Realmente no guardan mucha relación directa con el personaje mitológico, el asunto va más hacia la constelación de Perseo (échale un vistazo a nuestro artículo sobre Estrellas del Universo y del Sistema Solar), de la cual parece que proviene la lluvia de estrellas, pero esto sólo visualmente, porque esta lluvia viene de otro lugar que ya trataremos más adelante. Sin embargo sí hay un componente mitológico que vale mencionar y es sobre el nacimiento de Perseo; sabrás que Zeus tenía una vida sexual muy amplia y siempre cambiaba su forma para acercarse a alguna doncella que le atraía y que Hera, su esposa, no se diera cuenta del engaño, para este caso la víctima fue Danae y Zeus se convirtió en un rayo de Sol para acceder a ella, de lo cual nace Perseo. El pintor austríaco Gustav Klimt dedica una bellísima pintura a este mito.

En el caso de las Lágrimas de San Lorenzo, como podrás acertar, es un nombre de origen cristiano y nos lleva a una época en la que el cristianismo sufrió una enorme persecución a manos del Imperio Romano. El emperador Valeriano promulgó un edicto de persecución, bajo el cual San Lorenzo cayó preso y posteriormente fue incinerado en la hoguera un 10 de agosto. La belleza de este relato radica en el fuego consumiendo al mártir, pues no sólo fue el sufrimiento y los gritos del hombre, sino también sus lágrimas que caían y las cuales bajo la luz del fuego se veían doradas: las lágrimas de San Lorenzo eran doradas como la lluvia de estrellas.

3. Cuna de las Perseidas

Lágrimas de San Lorenzo | Cuna de las Perseidas

Prometimos decir de dónde venían las Lágrimas de San Lorenzo, ya que ahora sabemos que ni vienen de la constelación de Perseo ni se tratan de estrellas (tal vez te interese este artículo sobre Cómo se forman las Estrellas); pues bien, los residuos cómicos que cruza la Tierra cada año son testimonio del paso del cometa Swift-Tuttle, el cual con unos 26 kilómetros de diámetro es el objeto de mayor tamaño que se aproxima a la Tierra de forma periódica.

Cabe señalar que si bien hay otras lluvias de estrellas en el año, las Lágrimas de san Lorenzo se caracterizan por ser la nube de residuos más grande de todas las que se contemplan en el año, lo que nos da como resultado un mayor número de estrellas fugaces surcando el firmamento. Es recomendable alejarse de las ciudades para poder contemplar estos espectáculos, quizá ir a acampar o visitar los observatorios de pequeños pueblos, los cuales se ubican estratégicamente para la apreciación de estos eventos.

Así finalizamos nuestro artículo sobre las llamadas Lágrimas de San Lorenzo, ¿qué tal si nos comentas qué tal te pareció este artículo? ¿Algo en específico te llamó más la atención? ¡Déjanos tu comentario!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here