¿Crees en la reencarnación? El mundo es un lugar misterioso y algo que nadie ha podido descifrar es si hay vida después de la muerte. En varias culturas y religiones se cree que el fenómeno de la reencarnación es posible. Según esta creencia, después de que el cuerpo físico muere, el alma o espíritu de la persona puede comenzar una nueva vida entrando dentro de un nuevo cuerpo físico. Este hecho puede parecer imposible en un inicio, pero si se han registrado tantos casos… ¿Será verdad? Por esto, en este nuevo artículo de Supercurioso hemos investigado sobre el misterioso caso de las gemelas Pollock, dos hermanas que se cree reencarnaron en la década de los 50.

El inquietante caso de las gemelas Pollock

La reencarnación es un tema polémico que ha inquietado a muchas personas y los expertos aún se debaten si este fenómeno es posible. Uno de ellos llamado Ian Stevenson se dedicó a estudiar sobre la reencarnación, cuando se topó con las gemelas Pollock, las estudió por varios años y de ellas escribió varios libros. Las investigaciones de Stevenson no fueron concluyentes, pero despertaron aún más el furor que había detrás de estas hermanas, sin más preámbulo, conozcamos su historia.

1. ¿Quiénes eran la familia Pollock?

En un pequeño pueblo de Inglaterra, vivía tranquilamente una pareja de esposos que se llamaban Florence y John Pollock. Estos se habían casado en 1940 y profesaban la religión católica. A pesar de vivir muy felices juntos, añoraban con comenzar a formar una hermosa familia. Después de tener dos hijos varones, en 1946 llegó a sus vidas su primera niña a quien llamaron Joanna. Unos años después, Florence vuelve a quedar embarazada, por lo que la familia decide mudarse a una casa más grande en el pueblo de Hexam, también en Inglaterra. Es allí donde, en 1951, nace la segunda hija de la pareja, a quien pusieron Jaqueline. 

2. ¿Cuál fue el accidente de las hermanas Pollock?

las gemelas pollock

Se dice que los padres de estas hermanas estaban muy ocupados, por lo que las hermanas Pollock se volvieron muy unidas, parecían gemelas, a pesar de su diferencia de edad. La vida de los Pollock parecía normal, y como cualquier otra familia religiosa, los domingos asistían sin falta a misa. Precisamente un domingo 5 de mayo de 1957, la familia estaba alistándose para ir a la iglesia cuando alguien llamó a la puerta. Era Anthony, un amiguito de las niñas, que preguntó si ellos 3 podían adelantarse. Los padres aceptaron y los tres niños partieron hacia la iglesia.

Lamentablemente, en su camino se encontraron con un fatal destino, un coche que andaba a máxima velocidad acabó con sus vidas. La culpable había sido una mujer del pueblo que, recientemente, había perdido a sus hijas. En un ataque irracional, cogió el coche sin premeditar e impactó contra los niños. La familia Pollock quedó completamente destrozada por la noticia, pero con mucha fe, oraron para pedirle a Dios que les concediera más hijos. 

3. La llegada de las gemelas Pollock

Parece que Dios escuchó fielmente a los Pollock, pues en poco tiempo Florence quedó embarazada nuevamente. Los médicos pensaban que tendrían un niño, pero el padre, en contra de los pronósticos, afirmaba que serían gemelas. De hecho, el padre, a pesar de su convicción religiosa, creía en la reencarnación por lo que también creía que sus hijas volverían.

Después de esto, el 4 de octubre de 1958 nacieron Gillian y Jennifer, las gemelas Pollock. De por sí, este hecho fue bastante extraño, ya que en la familia Pollock no había antecedentes de gemelos, pero lo verdaderamente perturbador fue que estas gemelas parecían ser la reencarnación de sus hermanas fallecidas.  Al poco tiempo, cuando las gemelas tenían 9 meses , la familia Pollock decidió irse del pueblo para tener un nuevo comienzo y no pensar demasiado en sus hijas fallecidas.

4. ¿Las gemelas Pollock eran una reencarnación?

El parecido físico de las gemelas Pollock con sus hermanas iba mucho más allá de los genes, pues estas presentaban marcas de nacimiento y heridas que Jaqueline y Joanna se habían hecho en vida. Gillian presentaba las de Joanna y Jennifer las de Jaqueline. Además, parecían replicar la personalidad y los gustos de sus hermanas.

Con tan solo dos años las niñas hablaban detalladamente sobre juguetes que jamás habían visto, pero que les habían pertenecido a sus hermanas. El caso se vuelve aún más misterioso cuando los padres deciden regresar a Hexam, donde ocurrió el accidente. Ya de regreso en el pueblo, las gemelas Pollock reconocían sitios en los que nunca habían estado y hablaban con propiedad sobre sus experiencias y lugares favoritos, tal y como lo habían sido para sus hermanas.

Otro hecho inquietante fue que los padres decidieron bajar del ático un par de muñecas que habían pertenecido a Jaqueline y Joana. Las gemelas pudieron reconocer estas muñecas, y cada uno supo cuál le pertenecía. Gillian tomó la muñeca de Joanna y Jennifer la de Jaqueline. De igual manera, una de ellas tomó el rol de la hermana mayor y a la otra no pareció molestarle.  Algo que sorprendió aún más a todos fue que las gemelas Pollock comenzaron a hablar sobre el trágico accidente. Incluso, reconocían y describían en qué lugares habían sido heridas y de dónde brotaba la sangre. Además, las gemelas entraban en pánico al cruzar la calle. 

5. ¿Qué dijeron los expertos?

Algunos especialistas afirmaron que lo más probable es que que las gemelas Pollock hubieran escuchado a los padres hablar sobre los detalles de las vidas de sus hermanas. Igualmente, las gemelas pudieron encontrar fotografías y comenzaron a a adoptar, de manera inconsciente, la identidad de sus hermanas. Otros afirmaban que eran los mismos padres quienes les enseñaban a las gemelas cómo actuar y qué decir. Esto lo harían como un síntoma del dolor que les causó la pérdida de sus hijas. 

Nunca se supo con exactitud cuál era el misterio de estas gemelas y con el tiempo las gemelas parecían haber olvidado todo. Desde su cumpleaños número 9 cambiaron definitivamente y adoptaron sus propias personalidades. Algunos han dicho que esto confirma aún más que fueran una encarnación de sus hermanas, pues se cree que las vidas pasadas pueden recordarse hasta esta edad, ya que cada vez se está más lejos de aquella vida.

¿Qué opinas tu sobre el caso de las gemelas Pollock? ¿Crees que sí fueron una reencarnación de sus hermanas o que todo fue causado por el terrible dolor de los padres? No dudes en dejarnos tus comentarios, que estaremos encantados de leerte. Por otra parte, si quieres seguir leyendo sobre casos de reencarnación, no dejes de leer: Sam, el niño que dice ser la reencarnación de su propio abuelo.

1 Comentario

  1. Si reencarnaron en sus hermanas gemelas la reencarnación existe lo que no somos capaces de darnos cuenta todo lo sucedido fue cierto pero algo les impidió hacerlo el hombre tiene miedo y mientras que exista el miedo no van a comunicarse .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here